ayuno

Ayuno en Ramadán: alimentos recomendables y complicaciones habituales

Si en el Post anterior hablamos sobre qué era el Ramadán, en qué consistía su ayuno y como podía impactar en nuestro cuerpo; hoy explicamos los alimentos beneficiosos durante el Ramadán así como los perjudiciales. También ahondamos en las complicaciones que acarrea un ayuno tan prolongado y qué tipo de soluciones podemos aportar.

Alimentos beneficiosos y perjudiciales durante el Ramadán

Para prevenir la pérdida de masa muscular deben aportarse comidas ricas en hidratos de carbono y suficientes grasas. Es necesaria una dieta equilibrada, con cantidad adecuada de nutrientes, agua y sales minerales.

El factor más decisivo son los alimentos que se ingieren cuando se deja el ayuno. Una dieta con menos cantidad de comida de lo necesario mantendrá a la persona saludable durante el Ramadán solo si está bien equilibrada.

La dieta en el Ramadán debe ser simple y contener alimentos de todos los grupos: frutas y verduras, pan, cereales, patatas, carnes, pescados y otros, leche y lácteos.

  • Los hidratos de carbono complejos ayudan a liberar la energía lentamente durante el ayuno. Se encuentran en cereales y legumbres como trigo, avena, maíz, lentejas, alubias, arroz, etc.
  • Las comidas ricas en fibra además se digieren además lentamente. Incluyen salvado, cereales integrales, semillas, patatas con la piel, vegetales como judías verdes y casi todas las frutas, incluyendo albaricoques, higos y ciruelas.
  • Se deben evitar comidas procesadas en general. Alimentos ricos en azúcares sencillos y en grasas: tartas, chocolates, dulces, etc.
  • También es aconsejable evitar la cafeína, sea del té, café o bebidas de cola, ya que la cafeína tiene efecto diurético y estimula una pérdida de agua mayor.
  • La comida antes del amanecer o Suhoor debe ser una comida moderada saludable que proporcione energía para varias horas. Es especialmente importante incluir alimentos que sean de digestión más lenta.
  • Iftar es la comida que siguiendo las tradiciones puede incluir dátiles que proporcionan una fuente de energía potente. Esta comida no debe ser un festín.

Complicaciones del ayuno y posibles soluciones

Deshidratación

La deshidratación es frecuente durante el ayuno. El cuerpo continúa perdiendo agua a través del sudor, orina y respiración. La cantidad varía dependiendo del clima, el agua ingerida antes del ayuno o de la capacidad renal.

La mejor cura es la prevención. Si no hay una rehidratación antes del ayuno, el riesgo de deshidratarse es muy elevado, y mayor en ancianos o personas que toman diuréticos. Dependiendo de la gravedad de la deshidratación, pueden sufrirse malestar general, calambres musculares, desorientación e incluso desmayo.

Si no puedes mantenerte de pie o si estás desorientado/a, siéntese con las piernas por encima de la cabeza, rehidrátese urgentemente con pequeñas cantidades de agua ingeridas de forma regular, idealmente con sal y azúcar.

Reducir la indigestión y acidez gástrica

Una excesiva producción de ácido o si las válvulas digestivas funcionan incorrectamente, pueden producir acidez. El ayuno normalmente reduce la cantidad de ácido en el estómago, pero simples pensamientos sobre la comida u olores pueden producir un aumento involuntario de ácido estomacal.

A quienes toman de forma habitual antiácidos, antihistamínicos o inhibidores de la bomba de hidrógeno se les aconseja continuar tomándolos por ejemplo en la comida antes del amanecer. El control de la acidez puede mantenerse evitando comidas muy especiadas y muy grasas. Se aconseja eliminar la cafeína y no fumar, o dormir con la cabeza elevada con varias almohadas, ya que también ayuda a reducir y prevenir la acidez.

ayuno

Control de la diabetes

Quienes deben inyectarse insulina no deben hacer ayuno, es muy peligroso. Los diabéticos que toman antidiabéticos orales deben acudir a su médico antes de iniciar el Ramadán. Para valorar si es necesario una modificación en el tratamiento. Algunos fármacos, aumentan el riesgo de padecer hipoglucemia y deben ser sustituidos por otros antes de comenzar el ayuno.

De no ser así, los pacientes estarán en riesgo de descontrolar su diabetes. Se aconseja controlar regularmente los niveles de glucosa sanguínea. Los niveles bajos de glucosa son muy peligrosos.

Sentirse mareado/a, sudoroso/a o desorientado/a puede ser síntoma de hipoglucemia. Si esto ocurriera, debe ingerir inmediatamente una bebida azucarada, azucarillos, caramelos. Si padece o ha padecido otras enfermedades como infarto, retinopatía, nefropatía o neuropatía deben buscar consejo médico antes de empezar el ayuno del Ramadán.

Dolor de cabeza

Es un problema común porque tiene muchas causas: pueden deberse a deshidratación, hambre, falta de descanso, o incluso la ausencia de cafeína o tabaco.

Debe evitarse la exposición directa al sol, conviene realizar comidas equilibradas  y no saltarse la comida del amanecer, consumir suficientes líquidos o tomar analgésicos. Si el dolor de cabeza persiste debe abandonar el ayuno y/o visitar al médico.

El estreñimiento

Bebe agua y líquidos en cantidad importante. Consume abundante cantidad de frutas y vegetales  y manténgase activo/a para mantener los movimientos intestinales.

Otras complicaciones

Enfermedades como la hipertensión arterial o el asma son controladas por la medicación que debe tomarse a diario.

Si tiene dudas, visite a su médico para comprobar las opciones para poder ayunar de forma segura.

No tome fármacos por su cuenta, acuda a su médico quien le recomendará el tratamiento más eficaz para su caso.

Elena Somolinos


Formación Relacionada:

El Máster de Nutrición es una formación ideal para quien quiere especializarse en el mundo de la salud, frenar las excusas para no llevar una alimentación sana y entregar pautas alimentarias a personas que lo necesiten. Podrás gestionar y promover dietas alimenticias y contribuir con la salud y bienestar de las personas, además estudiarás acerca de la importancia de la nutrición deportiva, así como participar en el proceso, desarrollo y promoción de nuevos productos en el mercado, formar parte de la producción y distribución de los mismos. Se trata de una doble titulación. Solicita información aquí.

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Once − Nueve =