Dieta para diabéticos con problemas de fiebre y vómitos

Este cuadro sintomático es uno de los más acusados durante la llegada de los cambios de temperatura y estacionales. El antibiótico, el analgésico y una “dieta blanda”, suelen ser los tres pilares básicos del tratamiento más prescrito. Pero, ¿y si soy además diabético? ¿Cómo debo actuar? ¿Qué dieta para diabéticos debo seguir para que no tenga bajadas o subidas de azúcar?

Desde Aucal, nuestro equipo de nutricionistas te ayudarán a resolver todos estas preguntas y facilitarte algunos consejos para poder mejorar esta situación y la repercusión en su salud.

Primeramente has de saber que el abordaje terapéutico será prácticamente igual que para aquella persona que no sea diabética. Se deberá tener un mayor control glucémico durante la fase sintomática.

En el caso de una persona diabética que presenta vómitos a causa de un proceso gastroentérico, es necesario asegurar el aporte de hidratos de carbono de absorción rápida para evitar las hipoglucemias y/o cetosis. El mejor consejo nutricional será dar a beber un litro y medio de zumo de fruta durante todo el día, asegurándose de una ingesta de 2 litros de líquido junto con la ingestión de alimento cada 3-4 horas.

En muchos casos, podemos confundir los vómitos con los ocasionados por una cetosis, por lo que se deberá tomar 15 g de hidratos de carbono cada 1-2 horas durante el día y cada 4-5 horas por la noche. Un “nutriconsejo” puede ser rebajar un zumo al 50% e ir tomándolo a pequeños sorbos.

Consejos nutricionales

Las siguientes recomendaciones nutricionales pueden ser de utilidad para tí:

  • Se aconseja tomar papillas, purés, caldos, zumos naturales y yogures – todos ellos bajos en grasa o desgrasados.
  • Lo ideal es que cada 3 horas se ingiera alimento en pequeña cantidad.
  • Evitar las comidas picantes y las frituras. Lo mejor es elegir cocciones que faciliten la digestión como al vapor, al horno o cocido.
  • Evitar los olores “fuertes”, pues estimulan el centro del vómito.
  • No debe acostarse al finalizar de comer.

alimento diabéticos

 

En todo este proceso, también entra en acción la fiebre. La presencia de éste hace que produzca una resistencia a la insulina transitoria por lo que aumentan las necesidades de insulina y pudiendo dar lugar a cetonurias. En estos casos siempre se aconsejaba el “famoso tratamiento”- tomar abundantes líquidos y electrolitos- mediante caldos vegetales, agua, zumos o sueros para restablecer las pérdidas a través del aumento de temperatura corporal. También es necesario ingerir un aporte mínimo diario de 100-150 g en forma de hidratos de carbono y repartirlo cada 2-3 horas.

Conviene incidir en que tanto o más importante es mantener una buena alimentación como ajustar el tratamiento diabetológico a las situaciones anteriores.

Todos estos consejos sólo puede facilitártelos una persona cualificada en la materia, así que si quieres formar parte en la sociedad como educador diabetológico o de salud,  puedes estudiar este abordaje con el máster en Dietética y Nutrición, que imparte Aucal Business School en colaboración con la universidad Antonio de Nebrija, que incluye la titulación de Técnico Superior en Dietética y Nutrición. El objetivo principal es poder diseñar intervenciones nutricionales y evaluaciones en el marco del conocimiento de los alimentos y procesos que conducen a su elaboración.

 

 

 

¿Te resulta difícil controlar la glucemia de tu hijo en un proceso gastroentérico?

¿Qué alimentos y/o líquidos incorporas en su alimentación para una mejor recuperación?

 

Información relacionada

Harvard y el MIT anuncian una cura de la diabetes que acabaría con las inyecciones

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

uno + 18 =