nutrición en el embarazo

Prevención de las enfermedades desde el vientre materno

El equilibrio de nutrientes en la dieta materna, puede tener efectos importantes a corto y largo plazo sobre su descendencia. Es importante tanto la cantidad como la calidad de los nutrientes.

La prevención de las enfermedades empieza en el vientre materno

El propio peso fetal de la madre y su consumo dietético y su composición corporal, pueden tener efectos importantes sobre el balance de la demanda fetal de nutrientes y la capacidad maternoplacentaria para satisfacer esta demanda.

Estudios de seguimiento, tanto en hombres como mujeres nacidos durante y después de la hambruna holandesa, encontraron que la restricción severa de calorías en la madre, no se asociaba con la elevación de la presión arterial en sus hijos, sí le producía una baja ingesta de proteínas, especialmente animales.

Las alteraciones en la nutrición durante el embarazo y el estatus endocrino del feto, provoca adaptaciones del desarrollo que cambian permanentemente la estructura, la fisiología y el metabolismo, predisponiendo de esta forma a enfermedades en la vida adulta (enfermedades cardiovasculares, metabólicas y endocrinas,…). Especialmente relevante, en el caso de enfermedades como la hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes no insulinodependiente.

La demanda fetal de nutrientes es mayor al final del embarazo, es donde el feto es más vulnerable. La desnutrición materna afecta de forma adversa al desarrollo de los fetos en crecimiento rápido con altos requerimientos, mientras que tiene pocos efectos sobre aquellos que crecen lentamente.  Se observa que el crecimiento normal de la cabeza, se mantiene a costa de interrumpir el crecimiento del cuerpo al final de la gestación.

Durante la vida fetal los tejidos y los órganos atraviesan períodos críticos de desarrollo. Estos pueden coincidir con períodos de rápida división celular. Los seres humanos somos plásticos en nuestra vida temprana y somos moldeados por nuestro entorno. Aunque el crecimiento fetal está influenciado por los “genes”, su carga genética, está limitada por el ambiente, especialmente por los NUTRIENTES y por el oxígeno que recibe de la madre.  No olvidar la importancia del TABACO y CONTAMINACIÓN ATMÓSFERICA de la madre y su entorno.

Importancia de la nutrición materna

Las alteraciones en la nutrición materna incluyen cambios en la estructura y función vascular, la secreción de insulina, el desarrollo renal y el metabolismo de la glucosa y el colesterol.

Aunque algunos efectos de la nutrición materna pueden ser consecuencias directas de las alteraciones en la disponibilidad de sustrato, otros se cree que son mediados por los efectos hormonales.  Los experimentos en animales han demostrado que las alteraciones del estatus hormonal materno y fetal pueden tener consecuencias importantes a largo plazo. La disponibilidad del nutriente y el medio hormonal pueden alterar el desarrollo de tejidos fetales específicos durante los períodos críticos del desarrollo, o pueden conducir a cambios de larga duración en la secreción de hormonas o la sensibilidad de los tejidos a las hormonas.

Se ha demostrado que las personas que nacen más pequeñas como consecuencia de un retraso en el crecimiento, presentan un aumento de riesgo de enfermedades crónicas, frente a los niños que nacen prematuros.

Pero hay que tener en cuenta que el peso del recién nacido sin una medida de su longitud no es lo suficientemente preciso. Al medir la altura al nacer, nos permite distinguir al bebé delgado del bebé gordo de talla corta. Además, es interesante medir la circunferencia de la cabeza, podemos observar los bebés cuyo cuerpo y tronco sean pequeños en relación a su cabeza, así podemos medir su desarrollo cerebral.

Prevención de las enfermedades desde el vientre materno

La delgadez, la talla corta y un tronco pequeño e incluso una placenta de bajo peso, reflejan diferentes adaptaciones de la embarazada y el feto a la desnutrición, la hipoxia y otras influencias, y que tienen consecuencias a largo plazo.

El patrón de proporciones corporales al nacer, que predicen la muerte por ECC (Enfermedad cardiovascular) pueden ser resumidas, por lo tanto, como una circunferencia de la cabeza pequeña, talla corta o delgadez, que reflejan un retraso del crecimiento fetal y bajo peso de la placenta o una relación alterada entre el peso de la placenta y el peso al nacer.

Influencias de la vida adulta en la nutrición

No hay que olvidar las influencias de la vida adulta, éstas se añaden a los efectos del entorno intrauterino.

Por ejemplo, la prevalencia de la intolerancia a la glucosa es mayor en las personas que han tenido bajo peso al nacer, pero que cuando son adultos son obesos y eso ocurre con numerosas enfermedades. Lo más peligroso es una carencia en la etapa fetal acompañado de un exceso posterior.

Para mayor información acerca de Nutrición y Dietética durante el embarazo y después del nacimiento, te invitamos a visitar nuestra página de Aucal Business School. Allí encontrarás cursos relacionados con el tema e información general al respecto.

Al estudiar el Máster en Dietética y Nutrición conocerás el valor nutricional de los distintos alimentos y el alumno adquirirá profundos conocimientos en Anatomía, Fisiología, Fisiopatología y Dietoterapia. Podrás gestionar y promover dietas alimenticias y contribuir con la salud y bienestar de las personas, además, estudiarás acerca de la importancia de la nutrición deportiva, así como participar en el proceso, desarrollo y promoción de nuevos productos en el mercado, formar parte de la producción y distribución de los mismos.

Con el Máster en Nutrición te especializarás en un área profesional en la que se está produciendo un incremento de la demanda de este tipo de profesionales, debido a la actual problemática de la alimentación. Este Máster es título propio de Fundación Aucal y con una carga lectiva de 600 horas (12 ECTS).

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

cinco × cinco =