Cómo comprender las rabietas en 1 solo paso

¿Son normales las rabietas?

Los niños hasta cierta edad tienen rabietas, esto es inevitable y es una fase por la cual deben pasar, sí o sí, porque cuanto más tarde pasen por ella será mucho peor. Para cada cosa hay una edad, y esta es una de ellas. Lo mejor es saber gestionarlas de la manera correcta, pero no siempre se cuentan con los recursos necesarios, o se tiene pero no se saben aplicar bien. Y es que la serenidad es fundamental ante este tipo de problemas, cuanto más agobiados nos mostremos peor ser la situación, no remitirá ni mejorara, al contrario, irá a peor y tardará mas en desaparecer.

Muchos padres interpretan las rabietas como una manera de desafiar los limites paternos, pero nada más lejos de la realidad; un niño al nacer esta vacío de emociones, de frustraciones y experiencias. Deberán llenar su mente, con experiencias positivas y otras no tanto, pero de vivencias al fin y al cabo. Y es que un niño con rabieta no razona, ni entiende ni quiere entender, y es que hasta por la cosa mas insignificante saltaran y harán el día a día de los padres inestable y con tantos vaivenes como un montaña rusa.

Muchos padres temen las rabietas en lugares públicos, pero nunca se debe dejar que este comportamiento tan propio de la edad nos avergüence y deseemos que nunca más se repita, porque no podemos dejar que nuestro hijo sienta esta preocupación ante un escándalo público. Porque sentirá que nos está fallando, y una rabieta al fin y al cabo es algo natural, que se pasa, tarde mas o menos, pero no se queda para siempre. Evidentemente juega un papel el carácter de cada unos, y pasada la edad de rabietas algunos niños seguirán con su carácter; no pasa nada. De adulto será una persona con carácter, ni mejor ni peor, no se trata de eso.

A medida que el niño crezca podrá manejar mejor las situaciones. Significa que tendrá menos frustración en su vida diaria, o tendrá la misma, pero con mejores herramientas para manejarlo. También podrá conocer y comprender más, y su vida tendrá menos novedades que lo asustan.

Y es que los adultos también tenemos rabietas, de otra manera y con otros modos, porque realmente una rabieta expresa ira o enfado ante una situación, lo único que la madurez psicológica y los años de experiencia aportan un grado ante estas situaciones.

El diálogo en estas situaciones es fundamental, aunque no conseguiremos nada hasta que el niño se haya calmado un poco y nos pueda escuchar, punto fundamental para un reflexión conjunta de la situación.

¿ Como reaccionas ante una rabieta en público?

¿Consideras que las rabietas hace madurar de manera positiva  los niños?

 

Formación profesional de interés

Con el estudio del Máster en Orientación Educativa y Psicopedagogía, podrás especializarte en el asesoramiento pedagógico de las diferentes etapas hasta la adolescencia. Serás capaz de realizar planes de intervención para tratar cualquier anomalía y prevenir situaciones de maltrato o bullying, drogodependencia o comportamiento de berrinches de nuestros niños… A la vez que se fomenta valores esenciales como  la convivencia y la disciplina, además de una orientación educativa y profesional…¿quieres saber más?

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − tres =