Importancia de la formación profesional en una empresa

Parece que el educador tan solo funciona dentro del ámbito educativo, no pudiendo existir en mas ámbitos fuera de esta, pero esto está cambiando y cada vez mas se ve necesaria la figura del educador en las empresas. Y es que un trabajador debería formarse durante toda su vida profesional, porque los tiempos van avanzando y lo que antes se hacía de una manera puede que ahora tenga mas opciones, y se deben conocer todas las posibilidades.

¿Qué beneficios tiene estudiar mientras trabajo?

El mayor activo de una empresa es el grupo de profesionales que la forman, y hay que conservarlos, que tengan ganas de quedarse porque ven que se escucha sus peticiones y aprenden día tras día. Y es que el mundo empresarial es dinámico, hay cambios constantes que implican nuevas formas de actuar y comportarse.

El principal objetivo de los programas formativos en las empresas no es tan solo ayudar a los profesionales a adquirir nuevos conocimientos, sino a desarrollar y potenciar sus capacidades, para que no queden en desuso y se pierdan. Para el empleado hacer un curso relacionado con su trabajo es una forma de crecimiento personal y profesional que le permite mejorar y orientar su trayectoria laboral hacia nuevos retos. Muchos trabajadores lo verán como algo negativo, teniendo la sensación de que algo se “escapa a su control”, pero la realidad es lo muy beneficioso que resulta  para ambas partes.

Hemos vivido una época muy buena en cuanto a cursos se refiere, había cursos de todo tipo, para todos los sectores y adaptándose a las necesidades reales de los empleados que se convertían en alumnos por unos días. Y es que si el trabajador está motivado y atendido responderá de mejor manera, es por ello que al equipo multidisciplinar que organiza e imparte los cursos se le debe dar la importancia que tiene, ni más ni menos. Y se trata de acercar el punto de vista de estos profesionales al mundo del trabajador, que el empleado vea que no está solo, y que en cualquier momento puede reunirse con ellos y planteándole sus problemas o dudas podrán elaborar  cursos a medida, basado en la demanda real de conocimientos.

Porque las empresas también tienen dificultades a la hora de definir por sí mismas y correctamente las áreas de formación continua a las que atender, así como el contenido apropiado de la enseñanza a impartir a su personal.

Si hacemos caso a las estadísticas veremos que los grupos con mayor probabilidad de recibir formación son los de mayor nivel de estudios, esto no es nada negativo, pero la formación debería ir a todos los estratos de la empresa, y no tan solo a los que quizás necesiten menos de esta formación.

¿Te apuntarías a un curso de formación aunque tu empresa no te obligara?

¿Es tan necesaria la renovación de conocimientos por parte del trabajador?


Formación profesional destacada de este artículo

  • Máster en Educación Social: modalidad online, 60 ects, duración 9 meses, título propio, págalo desde 73,33€ mensual
  • Máster en Trabajo Social: modalidad online, 12 ects, duración 9 meses, título propio, págalo desde 107,6€ mensual
  • Mediación Familiar: modalidad online, 12 ects, duración 6 meses, título Universidad Antonio de Nebrija, págalo desde 115,47€ mensual

Benefíciate de la bonificación bonificada para las empresas. Consúltanos si tu empresa puede tener este beneficio y estudia gratis la formación profesional que quieras, en Aucal hacemos todo el trámite que necesitas

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 13 =