Rendimiento académico- impacto frente a una separación

Rendimiento académico: impacto frente a una separación

Las separaciones cuestan, a nivel emocional y económico, son procesos largos y dolorosos, con diferentes personas implicadas, no tan sólo la pareja que se separa;  y las consecuencias muchas veces se reflejan en el rendimiento académico del menor, un precio alto que pagan y que no todos toman su debida atención.

Precio de la separación: el rendimiento académico

No hablamos tan solo que los hijos sufren una separación, si los hubiera, sino también el resto de la familia y amigos que viven el triste y complicado proceso como si fuera suyo.

Si existen hijos, el problema se extiende, puesto que de una manera u otra los niños van a “sufrir” esta separación, repercutiendo en su actividad escolar, rendimiento académico y en sus rutinas.

Siempre que existe un problema en la familia es aconsejable que se comunique a sus profesores, para que sepan que ocurre si el menor tiene un comportamiento inadecuado o baja su ritmo escolar.

Desde el centro escolar se les va a intentar ayudar y orientar, para que les afecte lo menos posible. No es el primer caso de alumno brillante que estropea su rendimiento académico por un problema familiar.

Cómo ayudar al niño en su rendimiento académico

Lo lógico y razonable sería que existiera una coordinación adecuada entre las partes,  en los casos de custodia compartida es donde más se va a notar el cambio, puesto que pasar de estar tan pronto con la madre, como con el padre hace que el niño este algo descentrado; cada uno de ellos tendrá un horario diferente, por trabajo o por otras obligaciones, a la hora de estudiar o de hacer los deberes es difícil que ambos progenitores puedan ayudarle de la misma manera, teniéndolo que apuntar incluso a clases particulares para que el niño pueda avanzar de manera correcta.

En ocasiones es necesario contar con ayuda profesional, psicólogos y orientadores que darán unas pautas básicas para que el  niño, y para que continúe sus estudios sin más problemas.

Porque tener un nivel socioeconómico más bajo o que la pareja se separe no debería ser motivo de tener malas notas, no con la ayuda necesaria.

Rendimiento académico

Los profesionales de la educación cuentan con los recursos necesarios para hacerlo posible; si los niños son pequeños, en guardería o educación infantil les va a afectar más, o por lo menos repercutirá en su comportamiento, puesto que aún no tienen las herramientas necesarias para hacer frente y gestionar esa situación, motivadas también porque en ocasiones de tendera  a ocultarles información.

No afectará tanto a su rendimiento académico, puesto que aún es un tema que no tiene mucho peso en la vida del niño.

En cambio sí son niños más mayores también afectará a su comportamiento, por supuesto, y a su rendimiento académico, que ya es relativamente importante y con el suficiente peso como para influir de manera negativa.

No existe un patrón diseñado para afrontar el tema, sino que en base a cómo se viva la situación, la experiencia será diferente.

Lo cierto es que todo tiene solución, se tarde más o menos en encontrar.

¿Deben intervenir desde el colegio cuando se observa una separación complicada que afecta al rendimiento escolar del alumno?

¿ Los niños de padres separados tienen más posibilidades de sufrir fracaso escolar?


Una de las formaciones que prepara al profesional para apoyar todo el proceso de una separación enfocándose en la familia y niños es el técnico superior en mediación familiar.

Este curso está dirigido a todos los profesionales o estudiantes que quieren enfocar su trayectoria profesional a la mediación en el ámbito familiar, especialmente a:

– Abogados y procuradores

– Trabajadores sociales

– Psicólogos

– Graduados Sociales

No hay requisito mínimo para el estudio de esta formación.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − Trece =