¿Vacaciones de verano muy largas?

Siempre se dice que en nuestro país nuestros escolares tienen muchas vacaciones, si bien en cantidad de días es proporcional a otros países, pero sí que es cierto que las vacaciones de verano son muchos días seguidos, algo que se ha intentado cambiar en varias ocasiones y no ha sido aún posible.

¿Son perjudiciales para el niño las vacaciones de verano?

Existe el debate, casi de manera persistente, que dice que al ser tanto tiempo el periodo de vacaciones, a los niños les cuesta luego volver a la rutina de las clases en el mes de septiembre; puede que sea cierto, porque las rutinas nos van bien a todos, una vez que se desconecta de manera tan intensa es difícil retomarla. En vacaciones los niños sólo están pensando en jugar, dormir hasta tarde, bañarse y por supuesto, divertirse sin ningún tipo de responsabilidad.

Muchos especialistas sostienen que salirse de la rutina no es algo tan grave para niños más pequeños, sino que es necesario para que no acaben agobiados con demasiadas responsabilidades. Porque quizás ese es otro de los errores mas comunes que se suelen cometer, querer que los niños carguen con problemas que no les corresponden por edad. Y es que la infancia es una etapa única e irrepetible y cometemos un grave error si queremos que dejen de ser niños antes de tiempo.

Responsabilidades en vacaciones

Una buena manera de no salirse tanto de la rutina, y mediante la cual integramos al niño en la vida familiar, es dejar que colaboren con determinadas tareas, siempre acorde a la edad y características del niño. Y es que en el día a día a veces resulta complicado, por la falta de tiempo y las prisas, pero si se van introduciendo estas tareas en épocas como las vacaciones de verano, donde no hay tanta prisa serán costumbres que se mantendrán ya para siempre.

Las vacaciones de verano son un buen momento para que los más pequeños salgan a la calle, sin horario de regreso y con el buen tiempo; pero la mayoría de las ciudades no están preparadas para esto, a veces no se les permite pisar el césped o investigar libremente, queremos niños obedientes y quietos, pero con tanto tiempo libre esto es impensable.

Y es que no queremos niños quietos, con poca curiosidad y sin saber qué hacer con tanto tiempo libre; porque el verano es para disfrutar, del tiempo libre, de los amigos y la familia, ya volverán las rutinas en septiembre, con el comienzo de colegio, pasarán los años y se les pedirá mas responsabilidades, por ello hay que aprovechar la niñez, ellos como niños y sus padres como acompañantes, viendo cómo crecen a la vez que su imaginación y ganas de saber.

Quizás la estructura de las vacaciones nos sea la más adecuada, pero es la que hay y debemos adaptarnos a ella.

¿Las vacaciones de verano son demasiado largas?

¿Como plantearías las vacaciones, menos días y con más frecuencia o tal y como están?

Formación profesional que te puede interesar

El Máster en Educación Social da al alumno una formación teórico-práctica para que pueda realizar planes de intervención social, tanto a nivel individual como a nivel comunitario. Formarás parte de procesos de participación social, ayudando a mejorar las capacidades de colectivos especialmente aquellos que sean más vulnerables o sufran riesgo de exclusión social.

¿Más información?

Haz clic aquí

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =