8 tips que mejorarán tu manera de comer en las cenas de fin de año

Llegando fin de año, son infaltables las comidas o cenas de empresas. Es una ocasión para compartir con los compañeros de trabajo, sociabilizar y pasarlo bien. Pero no debemos olvidar algo muy importante, la comida. Es un factor que no debemos dejar de lado, menos en estas ocasiones. Aquí te entregamos unos tips para que tengas en cuenta.

Recomendaciones para las cena de empresas de fin de año

En estos días abundan las comidas y cenas de empresa,  por ello es importante seguir los siguientes consejos nutricionales para evitar arrepentirnos al día siguiente, ya que las consecuencias de comer desordenadamente o en gran cantidad pueden afectar fuertemente a tus órganos, y no podrás disfrutar “el día después”:

  1. No saltarse las comidas y mantener las 5 comidas al día. Por un lado tendremos menos hambre y por otro, el cuerpo pasa menos horas en ayunas y por tanto acumula después menos “reservas”, así protegemos al hígado que se ve muy afectado, tanto por los atracones, como por el ayuno y la ingesta de alcohol.
  2. Empieza desde los aperitivos, eligiendo los más saludables y limitando o eliminando los desaconsejados para ti. Si tienes delante de ti una tabla de embutidos, el jamón y el lomo ibérico son mucho más saludables que el chorizo y el salchichón.
  3. Si nada te lo impide se puede probar de todo, pero con moderación, controlando las cantidades, especialmente, los ricos en grasas saturadas, azúcares, los que tienen digestiones más pesadas.
  4. Intenta beber agua, especialmente si no estás muy acostumbrado. Cada vez que la tomes, beberás menos alcohol o refrescos azucarados y te saciarás más. Cuánto más líquido (agua, zumos, …) bebamos, mejor diluiremos el alcohol y menores serán las concentraciones de acetaldehído en nuestro hígado.  En cambio, evitar las bebidas carbonatadas,  pues  el carbonato que forma el gas ayuda a la absorción del alcohol. 
  5. No empieces muy pronto con las copas: es mejor empezar con bebidas de menor graduación (la cerveza, el vino, la sidra) hasta finalizar con el brindis  y los licores.  El volumen total de alcohol será elevado y no habrás aportado más que calorías inútiles. El alcohol abre el apetito, por lo que comiendo con vino a cerveza comeremos más.
  6. Si nos permiten elegir el plato principal, se consciente de lo que comes y elige con cabeza. Hay platos más fáciles de comer en público, al menos de forma educada. Elige algo que te guste, disfrutes, pero que no te haga sentir incomodo.
  7. Aprovecha para relacionarte con tus compañeros, diviértete, socializa y no dediques todo el tiempo a comer y beber.
  8. Es importante saber detalles como que tu pan es el de la izquierda y el agua la de la derecha, conocer qué cubiertos utilizar en cada plato, y una vez que terminemos el plato dejar los cubiertos encima.

Cómo evitar los malestares al día siguiente de la Cena de fin de año

Sobre las consecuencias, dependerá de lo que se haga con el alcohol y los excesos de alimentación, puede ocurrir desde la típica resaca, problemas digestivos (vómitos, diarreas, …) hasta la ganancia de peso.

Cómo combatir la resaca: evitando las grasas y los alimentos de digestión pesada y consumiendo verduras ricas en agua o zumos naturales de las mismas, sobre todo de alcachofa, tomate, zanahoria o apio entre otros. También nos vendrán bien los arroces o la pasta, que nos aportarán carbohidratos para reducir el malestar.

Incluso no estaría mal hacer un poco de ejercicio al día siguiente.

¿Te descontrolas comiendo en las Cenas de fin de año?

¿Qué tienes pensado hacer para estas fechas en cuanto a comida?

 


Ingresa al mundo de la nutrición con nuestros programas profesionales. Solicita información sin compromiso.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

tres − uno =