Cómo planificar una dieta saludable este verano

Muchas veces de cara al verano llegan a las consultas personas que han fracasado en sus dietas, para ello muchas veces es necesario el asesoramiento de un profesional experto, que escucha y conozca al paciente.

Si queremos tener éxito en cómo planificar una dieta, debemos seguir los siguientes consejos, ya que sabemos que comer es un placer, especialmente para los pacientes con obesidad o sobrepeso.

  • Cocinar es un arte. La gastronomía no está reñida con unas buenas normas dietéticas, es necesario ofrecer una variedad y sabor a los platos para evitar la monotonía en los alimentos y en los sabores o modos de elaboración de los platos.
  • Hay que comer de todos los grupos de alimentos, pero en la cantidad necesaria, esta dependerá de las necesidades individuales de cada paciente, por lo que es importante un conocimiento adecuado de cada uno de los casos.
  • Se debe comer despacio y masticando bien. Siempre es preferible la distribución en 2 platos al plato único, comer con pausa favorece que no necesitemos comer tanto para saciarnos.
  • No picar entre horas. Esos picoteos muchas veces provocan que se ingieran alimentos especialmente desaconsejados.
  • Las comidas deben realizarse respetando los horarios y sin eliminar ninguna toma.
  • Comer alimentos con hidratos de carbono complejos (pan, pasta, legumbres, etc.) Evitar los alimentos con alta concentración de azúcares simples: azúcar, miel, mermelada (50-70% de su contenido es azúcar), pasteles y bollería, refrescos y todo tipo de dulces. La leche y las frutas ya contienen estos azúcares en su composición. Cuidado con el consumo de zumos de frutas  ricos en azúcares y sin la fibra que acompaña a las frutas.

  • Evitar los alimentos ricos en grasa animal, como carnes grasas (cerdo, cordero), embutidos muy grasos (puede tomar fiambre de pavo y jamón york, al jamón serrano o ibérico), mantequillas, margarinas y quesos grasos muy curados. Es importante fijarse en el etiquetado nutricional del alimento, concretamente en la cantidad de grasa total y su grasa saturada. Tomar en su lugar, aceites vegetales, especialmente el aceite de oliva.
  • Por su contenido en azúcares, conviene moderar el consumo de todos aquellos refrescos carbonatados azucarados (refrescos de naranja, limón o cola). El agua con o sin gas, las infusiones, el café y los zumos naturales o comerciales no azucarados, son una elección acertada. Si se ingiere alcohol se debe hacer con moderación.

¿Puedes seguir esta pauta básica de alimentación?

¿Eres de las que se preocupa de hacer dieta al llegar el verano?

 

Formación relacionada
Con el curso de Técnico en Dietética y Nutrición, el alumno conocerá el valor nutricional de los distintos alimentos y adquirirá conocimientos en anatomía, fisiología, fisiopatología y dietoperapia. Podrá gestionar y promover dietas alimenticias y contribuir con la salud y bienestar de las personas, así como participar en el proceso, desarrollo y promoción de nuevos productos en el mercado, formar parte de la producción y distribución el mismo.
Acerca del Autor….
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos, Máster Mujeres y Salud; y Máster Superior Prevención Riesgos Laborales Higiene Industrial, Ergonomía y Seguridad.
Desde hace 17 años desarrolla su carrera profesional como consultor Alimentario y Nutricionista de centros asistenciales, Profesora del Máster de Dietética y Nutrición de Aucal Business School.
LlinkedIn: https://www.linkedin.com/elena-somolinos

4 comentarios

    1. Gracias Gabriela por tu comentario….sabemos que esa es la parte más difícil y hay que tener una fuerza de voluntad muy grande para cumplirlo siempre. No es malo si caemos en la tentación algunas veces, lo que hay que hacer es no transformarlo en hábito y necesidad diaria…a veces es bueno darse gustos. Te deseamos mucha fuerza y suerte por si quieres iniciar un cambio de hábito en tu vida. Te enviamos un abrazo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

dos × uno =