jamón de pavo

¿Es realmente tan saludable esa loncha de jamón de pavo en tu dieta?

¿Sabías que el fiambre de pavo contiene de media un 50% de pavo? Entonces…¿Qué es el resto? 

Hoy repasamos algunas verdades sobre este alimento aparentemente ligero y saludable, para que puedas saber si realmente deberías incluirlo en tu dieta alimenticia. No te lo pierdas.

Desinformación y marketing: una bomba de relojería

Anuncios con personas que al consumir una loncha de pavo parece que alcanzan el nirvana con calificativos como light o saludable. Packaging de pavo con colores pastel, cintas métricas, imágenes de fresas o verduras…Son solo algunas de las imágenes recurrentes con respecto al fiambre de pavo. Unos reclamos visuales con slogans y estrategias de marketing que crean un halo de beneficios con respecto al jamón de pavo.

Pero ¿Qué hay de verdad en todo esto? ¿Es realmente saludable el fiambre de pavo? En medio de tanta confusión donde se mezclan medias verdades nutricionales, mucho desconocimiento y marketing que se aprovecha del mismo, en el post de hoy aclaramos la realidad de un alimento tan extendido como engañoso.

Ligero y saludable…o no

Cuando hablamos de fiambres ligeros y saludables, el de pavo es el más extendido, sin embargo, existen otras variantes como el jamón de york, o cualquier variedad de embutido que incorpora pavo. En este sentido, aunque la forma sea diferente, el envoltorio de marketing y los ingrediente dejan el mismo poso: no se tratan de alimentos saludables.

¿Los motivos? La gran mayoría, en el caso del fiambre de pavo, incorpora tan solo un 50% de media de pavo…entonces ¿qué es el resto? Proteínas de menor calidad, agua y lo que es peor: azúcar y sal en ingentes cantidades. Con estos ingredientes, sobra decir que se trata de un alimento saludable

Saludable, referido a un alimento se trata de aquella cualidad por la que es capaz de restablecer o mantener la salud corporal

Desmontando mitos y realidades sobre el fiambre de pavo

  • De media, tan solo la mitad de sus ingredientes es pavo, el resto son otros ingredientes de relleno menos saludables que variarán según la marca
  • Se trata de carnes procesadas, por lo tanto, siguen las pautas de la OMS en cuanto a efectos negativos sobre la salud
  • La indicación de contenido reducido -azúcar, sal u otros- no significa que sea bajo. Por otro lado, aunque, por ejemplo, tenga contenido reducido en sal, seguramente contenga sal, nitratos…etc.
  • Las indicaciones: sin colorantes, sin lactosa, gluten o fécula…no hacen necesariamente saludable el fiambre y sí pueden contener almidones o sal-azúcar. Es interesante para indicar los alérgenos. Sin embargo, los colorantes pueden ser menos perjudiciales que la sal o el azúcar presente, por ejemplo
  • Abalado por entidad médica| En ocasiones tienen criterios bastante cuestionables, si uno tiene menos sal en comparación con otros se le aplica la etiqueta de contenido reducido en sal, pero no significa que sea saludable, tan solo que contiene menos sal en comparación con otros productos.
  • Natural, artesanal, casero, receta original| Son etiquetas que no avalan ninguna propiedad positiva y solo llevan al engaño. En este sentido, casi cualquier alimento puede llevar la etiqueta de natural…

jamón de pavo

Conclusiones finales y recomendaciones

  • Si necesitas o te gusta consumir proteína con tu bocadillo, el fiambre nunca igualará a una buena pieza de carne magra, no procesada. Puedes optar por filetear una pechuga de pollo o pavo, por ejemplo. Te saciará más y mejor, además de no incluir ingredientes –conservantes, sal, azúcar…- que incidirán de manera negativa en tu dieta.
  •  Si optas por comprar fiambre de pavo, no te olvidar de revisar la etiqueta para conocer el porcentaje de verdadero pavo
  • En cuando a los fiambre ligeros, existen versiones menos perjudiciales, aunque si queremos saludable, lo mejor es fruta o verdura o proteína de buena calidad.

En definitiva, en cuanto a los alimentos procesados que no son materias primas, no es oro todo lo que reluce, y siempre es necesario ver más allá de lo que nos quiere hacer creer la industria alimentaria.

Y quizás te preguntes… ¿entonces veto el consumo de estos productos en mi dieta? Bajo nuestro punto de vista, siempre y cuando se haga de manera moderada, con control y acorde a la salud y actividad física.

Aunque, siempre, siempre te recomendamos optar por materias primas: en este caso proteína magra. O ¿por qué no? Proteína de origen vegetal.

Fuente| https://www.directoalpaladar.com/salud/fiambres-y-embutidos-aptos-en-una-dieta-saludable

Formación frente a la desinformación en nutrición

Aún queda mucho por hacer en el terreno de la nutrición y la dietética, y para ello, es necesario contar con una corriente de profesionales formados en los retos actuales de la nutrición para que informen a las personas sobre la realidad del fiambre aparentemente saludable.

¿Te interesan las nuevas corrientes en dietas saludables? ¿Quieres conocer cómo mejorar la alimentación de las personas?

Si te gustaría participar en el mayor reto de nuestro tiempo: ayudar a las personas a comer una dieta saludable y adaptada a sus necesidades, entonces el máster en Nutrición y Diétetica, es para ti

Una formación que aúna las dos ramas de conocimiento de la ciencia que estudia nuestra relación con los alimentos y que responde a la pregunta qué es la nutrición.

Una doble titulación en colaboración con la Universidad Antonio de Nebrija que te prepara para afrontar los nuevos retos en nutrición y en base a ello, desarrollar una dieta personalizada acorde con los principios científicos de la nutrición, fisiología, anatomía y dietoterapia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

13 + 1 =