La Cochinilla y sus beneficios en la alimentación

Desde tiempos muy lejanos, las antiguas civilizaciones utilizaban una serie de tintes naturales para la confección de sus prendas, para cocinar o conservar los alimentos o incluso para la cosmética natural que fabricaban. Aun cuando el hombre y la ciencia avanzan, seguimos manteniendo algunos métodos y estilos de conservación de alimentos. En Aucal, queremos informarte de este tema tan curioso y a la vez presente en nuestra alimentación.

¿Qué es la cochinilla?

La cochinilla es considerada uno de los mejores aditivos como colorante natural (E-120). Se trata de un parásito de aspecto blanquecino que anidan en los nopales o tunas (cactus), que genera un ácido llamado ácido carmínico. Esto les sirve como defensa natural contra sus depredadores.

La inteligencia del ser humano, ha hecho de este parásito extraer lo más valioso que este ácido colorante mediante un agente quelante de tipo aluminio, calcio o amoniaco. Así pues, es considerado como el colorante natural con mejores características tecnológicas. El único inconveniente es su alto precio debido a una producción costosa y es por ello que se utiliza cada vez menos.

Resulta extraño decir que existen cultivos de estos parásitos. Podemos observarlos en el cactus con una apariencia de pelusa blanca. Uno de los mayores productores a nivel local es Lanzarote, disponiendo de grandes hectáreas de cactus, ya que la cochinilla se alimenta de la savia de estas plantas. La recolección termina con un secado al sol de dichos parásitos.

¿Y su ingesta resulta peligroso?

No, obviamente moderando su consumo. Lo ideal es que nuestro plan de alimentación diario resulte lo más natural posible, evitando los productos manufacturados con la incorporación de diferentes aditivos. Uno de los mayores problemas de la sociedad, es que se está inculcando la cultura del:” no tengo tiempo para cocinar”, “alimentarse sano cuesta muy caro”, “me paso todo el día trabajando y tengo que realizar la compra semanal y se me estropean las verduras y las frutas”; y hace que usemos productos elaborados. Tal y como hemos comentado, la cochinilla se utiliza cada vez menos, debido a su alto coste. Por lo que es sustituido por otro parecido en apariencia. Se trata del colorante sintético E-124, llamado Rojo Cochinilla A o Ponceau 4R, derivado de la industria del carbón o petróleo, que no debe confundirse con la cochinilla auténtica. Ambos son para uso alimentario y están regulados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y otras entidades que trabajan conjuntamente.

 

 

Como consejo nutricional, los dietistas-nutricionistas recomendamos un consumo responsable y no abusivo de estos productos.

¿En qué alimentos está presente?

Se emplea como ingrediente alimentario en yogures, gelatinas, postres, caramelos y golosinas, snacks, dulces de fruta, bebidas, refrescos, sopas, salsas, ketchup, mermeladas, embutidos, pasteles y los colorantes alimentarios en polvo. El objetivo de estos aditivos es llamar la atención del consumidor y contribuir a aceptar el producto. De ahí la frase “la comida tiene que entrar por los ojos”, pues ya lo creo. Colores intensos y de apariencia impoluta.

Ahora has de preguntarte y analizar si alguno de esos alimentos forma parte de tu dieta. La respuesta será que sí.

¿Qué niño actualmente no ha comido gusanitos rojos o ha merendado un preparado de frutas o unas golosinas los domingos? Existen ciertos estudios en lo que relacionan el consumo de este aditivo sintético con la posible hiperactividad en niños, además de otras complicaciones. Así que padres, abuelos, tíos, profesores, personal sanitario y población en general, alimentad a vuestros hijos correctamente y educarlos en conseguir una alimentación saludable, en el que las materias primas conformen su dieta.

Éste y otros temas de actualidad, puedes aprenderlo con el máster en Dietética y Nutrición, que imparte Aucal Business School en colaboración con la universidad Antonio de Nebrija, que incluye la titulación de Técnico Superior en Dietética y Nutrición. El objetivo principal es poder diseñar intervenciones nutricionales y evaluaciones en el marco del conocimiento de los alimentos y procesos que conducen a su elaboración.

De los alimentos que consumes en tu día a día, ¿cuáles crees que puedan tener este aditivo?

 

¿Crees que la industria alimentaria hace un buen uso de los aditivos?

 

 

Información relacionada

Obtención de colorante E-120 a partir de cochinillas.

Algunos aditivos alimentarios podrían determinar comportamientos hiperactivos en niños preescolares (3 años) y escolares (8-9 años).

 

Un comentario

  1. Me gustaría comentar que si la cochinilla es un insecto o un crustáceo, soy alérgica al crustáceo, además habiendo otros colorantes no entiendo pk tienen que echar este espero vuestra contestación.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

veinte − Once =