Miedos que ponen en grave peligro la salud de nuestros menores

Una muerte de un niño es siempre muy dolorosa y difícil de explicar, pero todavía lo es más cuando la causa de muerte es por desnutrición, y son los propios padres los culpables de esa situación al no suministrarle los alimentos y nutrientes que necesitaba. Estas muertes por desnutrición se están produciendo frecuentemente en países europeos y los padres son juzgados y sentenciados a penas de cárcel.

El origen del problema

La leche materna es lo mejor para el bebe, si el niño es amamantado tendrá todos los nutrientes necesarios que son transmitidos por la madre; exceptuando el caso de que ésta siga una dieta muy deficiente, casos de madres veganas estrictas por ejemplo, que no suplementan su dieta o que no van progresivamente añadiendo nuevos alimentos para mejorar la calidad de la leche materna.

 “Los adultos pueden vivir, siempre que cuiden la nutrición, porque su cuerpo está acostumbrado. Pero tanto en el embarazo como en la lactancia, la madre ha podido desarrollar déficits y los niños son muy sensibles a ellos”, señala Mar Garrido, endocrinóloga de la Dirección General de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid.

Muchas embarazadas disminuyen o dejan el tabaco y el alcohol conscientemente durante el embarazo y la lactancia,  por el bienestar de su bebé. Por este mismo motivo, estas madres deberían también cuidar su alimentación.

Una madre cuando va a un especialista de salud y se le  advierte del grave peligro que podría tener su futuro hijo, se le señala como prioridad que debe incluir en su dieta los alimentos o suplementos necesarios para prevenir todo tipo de riesgos. Es ahí cuando el origen del problema puede iniciarse…..

Es importante pensar en la salud del niño, algunas madres entienden finalmente que es más importante pensar en la salud y vida de su futuro hijo más que en su filosofía alimentaria, y acceden a incluir alimentos que les aportan los nutrientes necesarios para superar sus carencias nutricionales. 

¿Es Egoísmo cuando una madre mantiene su dieta estricta durante el embarazo?

Recuerdo el caso de una madre vegana que durante su embarazo y lactancia llegaba a consumir alimentos como el hígado, que aborrecía, porque era consciente de la gravedad que las carencias de su dieta podrían ocasionar a su hijo en el futuro.

“Cuando la madre hace dietas vegetarianas estrictas, hay una probabilidad elevada de que el niño padezca esta anemia“, como bien afirma Javier Massaguer director general del Hospital de Nens de Barcelona.

El problema se acentúa cuando el niño, que no puede ser amamantado por algún problema y los padres no quieren que tome ninguna leche de formula adaptada a su edad (por su filosofía de vida), suministran al menor de leches vegetales para adultos, ocasionando un grave riesgo para el menor en su etapa de desarrollo.

Además con el crecimiento y desarrollo de los niños hay que introducir alimentos nuevos, especialmente los cereales con gluten, que muchos padres retrasan por miedo a los posibles riesgos de éste.

Es increíblemente doloroso que un bebé de 7 meses, hijo de una pareja belga, muera por no ser alimentado con ninguna de estas alternativas señaladas. Al parecer, recibía más de un tipo de bebidas vegetales no adaptadas y pesaba solo 4 kgs, peso que a esa edad resulta incomprensible.

¿Crees que los niños deben seguir la misma dieta de la madre si ella es Vegana o Vegetariana?

¿Qué les dirías a esos padres que creen en ideologías que solo pueden ser usadas en adultos y que las trasladan a su bebé?

Formación relacionada
Con el Máster en Nutrición y Dietética, te especializarás en un área profesional en la que se está produciendo un incremento de la demanda de este tipo de profesionales, debido a la actual problemática de la alimentación, caso que hemos señalado por ejemplo en este articulo. Este Máster es título propio de Fundación Aucal y con una carga lectiva de 600 horas (12 ECTS).

 

Acerca del Autor….
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos, Máster Mujeres y Salud; y Máster Superior Prevención Riesgos Laborales Higiene Industrial, Ergonomía y Seguridad.
Desde hace 17 años desarrolla su carrera profesional como consultor Alimentario y Nutricionista de centros asistenciales, Profesora del Máster de Dietética y Nutrición de Aucal Business School.
LlinkedIn: https://www.linkedin.com/elena-somolinos
Correo: elenasomolinos@aucal.edu

 

2 comentarios

  1. Es tan peligrosa a veces la falta de información como el exceso de ella. Siempre faltan datos, nadie lo sabe todo y, como madre que soy, entiendo que cualquiera en mi situación hace siempre lo que cree mejor para su hijo. Como personas que somos, a veces nos equivocamos, en este caso con consecuencias muy duras. A mi me sirve para pensar que tenemos que confiar más en los profesionales de la salud y en su buen hacer y conocimientos. Ellos, obviamente también se equivocan.

    1. Muchas gracias por tu comentario Gema, y tienes toda la razón en tu opinión. Al ser humanos cometemos errores y por lo mismo siempre es mejor informarse por personas preparadas en la materia, que han invertido tiempo en investigar situaciones por el bienestar de la gente. La intuición de madre es primordial, aunque sabemos que lamentablemente no todas las madres tienen la vocación para ser madres… Un saludo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

catorce + seis =