Migraña y alimentación

Migraña y alimentación

 

Mantener el dormitorio fresco y aireado, estar tumbado en la cama durante todo el día, un silencio abrumador, persianas bajadas, ojos cerrados, altas dosis de paracetamol, un paño frío en la frente y en la nuca,… Pero todo resulta inútil. A más de uno nos ha pasado algo parecido: la temible migraña. El problema está en cuando esta se vuelve crónica, disminuyendo así la calidad de vida. ¿Alguna vez te has parado a pensar que la alimentación puede aliviar o mejorar sus síntomas?

Las causas más frecuentes de las migrañas son el estrés, un proceso inflamatorio provocado por una reacción alérgica, factores hormonales como la menstruación, el consumo de ciertos fármacos, dormir poco, estar demasiadas horas sin comer o un déficit de una enzima llamada DiAminoOxidasa (DAO).

En una persona sana, la histamina procedente de los alimentos se metaboliza en el intestino y es eliminada a través de la orina. Las personas con un déficit de la enzima DAO no tienen capacidad para metabolizarla correctamente y, en lugar de eliminarla, se les acumula en la sangre y los tejidos. La histamina es una sustancia que se encuentra en todos los alimentos, con lo cual es difícil de eliminar por completo de nuestra alimentación. La migraña aparece cuando la histamina se ha acumulado con el tiempo, no así por el consumo ocasional de un alimento.

La deficiencia de la enzima DAO puede deberse a la genética -es la causa más común- o bien a otras circunstancias como pueden ser enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn; el consumo de fármacos como diuréticos, antihistamínicos, antidepresivos, antihipertensivos, tranquilizantes, neurolépticos, analgésicos, mucolíticos o antibióticos, entre otros.

 

Es difícil averiguar por uno mismo qué alimentos provocan la migraña, pues no existe una relación causa-efecto. Pero eso sí hay que evitar los alimentos ricos en histamina, como los siguientes:

  • Cava , champagne y vino.
  • Quesos grasos.
  • Conservas de pescado como el atún o las sardinas.
  • Embutidos.
  • Salsas, aliños, alimentos ahumados.
  • Mariscos.
  • Berenjena y espinacas.
  • Vinagre.
  • Bollería industrial.
  • Glutamato monosódico (potenciador del sabor): comida china.
  • Aspartame (edulcorante): golosinas, chicles, caramelos.
  • Productos precocinados: pizza, canelones,…
  • Alimentos vegetales fermentados como el chucrut o los derivados de la soja.

 

Otros alimentos como la naranja, el chocolate, el aguacate, los frutos secos, la cerveza, el tomate o la salsa de tomate contienen histamina, aunque en menor cantidad, pero sí tienen otras aminas que utilizan también la misma enzima para ser metabolizados, pudiendo provocar la acumulación de histamina. El alcohol es un inhibidor de la enzima DAO, por lo tanto, se debe evitar su consumo. Las bebidas estimulantes con base de cafeína o taurina tampoco son aconsejables.

Es mejor consumir los pescados muy frescos ya que, durante su conservación, aumenta la acumulación de histamina. La pauta dietética más adecuada es incluir alimentos ricos en los siguientes nutrientes:

  • Vitamina C: presente en kiwis, mandarinas, fresas, guayabas. Actúa como analgésico natural y puede inhibir la síntesis de prostaglandinas, que son responsables del dolor.
  • Ácidos grasos insaturados: reducen la agregación plaquetaria y la inflamación, mecanismos de inicio de la migraña como los aceites de semillas de girasol, maíz, o soja, frutos secos -en especial, nueces y almendras-, pescados azules.
  • Vitamina B  presente en la leche y sus derivados (con bajo porcentaje en grasa), carnes y cereales integrales.

 

Hipócrates tiene la solución: “Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina”.

 

*Aucal Business School oferta el máster en Dietética y Nutrición, en colaboración con la universidad Antonio de Nebrija, el cual incluye la titulación de Técnico Superior en Dietética y Nutrición y proporciona al alumno un estudio completo de dietética y nutrición para poder diseñar intervenciones nutricionales y evaluaciones en el marco del conocimiento de los alimentos y procesos que conducen a su elaboración. Esta formación tiene una carga lectiva de 12 ECTS y la modalidad en la que se imparte es online. Si deseas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

¿Sufres migraña crónica u ocasional?

¿Qué remedios utilizas para combatirla?

 

Más información

Dieta baja en histamina

Sociedad Internacional del déficit de DAO

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Ocho − siete =