omofagia

Omofagia: el hábito de comer carne cruda

La Omofagia significa “crudo” y se refiere al consumo de carne cruda. Si nos remontamos en la historia, al principio de la humanidad, antes de la invención del fuego la carne se comía cruda, los cazadores debían conseguir la comida para alimentar a la familia y no podían cocinarla. Por lo tanto, practicaban la Omofagia.

Carne cruda: ¿un hábito saludable?

No debemos extrañarnos que existan personas que les gusta la carne cruda, práctica llamada Omofagia, ya sea por costumbre, por sabor, por hábito, etc. Es una preferencia más, para algunos una forma más natural y sabrosa.

Independientemente de las proteínas que desee consumir, la carne magra es considerada uno de los alimentos más nutritivos dentro de su grupo alimenticio. Hay que tener cuidado en la forma de cocinarla, ya que podría resultar contraproducente, convirtiéndola en un riesgo para la salud.

Muchas personas se la comen a medio cocer o bien cocida, incluso cruda. No es recomendable comerla cruda, ya que es muy peligrosa, dependiendo del tipo de carne.

A los que les gusta la carne roja, prefieren comerla a término crudo, que en el interior esté roja y por fuera una costra café. Es más seguro para la salud consumir la carne con un término de cocción cocida.

¿Cuáles son los riesgos de consumir carne cruda?

Las carnes crudas o a medio cocer,  son la principal fuente de intoxicaciones alimentarias, debido a la presencia de bacterias.

Las bacterias que pueden estar presentes en la carne cruda o a medio cocer son: E.Coli, Salmonella y Listeria

La intoxicación alimentaria se produce por la unión entre una cepa de E. coli y un ácido que absorbe el organismo a través de este alimento.

La carne molida cruda o a medio cocer puede ser tóxica, ya que depende del proceso que se lleva a cabo para molerla.

Según los expertos, “Los agentes patógenos se encuentran en la superficie del tejido muscular, por lo que una vez que comience a moler la carne, estará dispersando los patógenos a través de más carne más allá de la superficie”, señaló Ted Siegel, chef e instructor en el Instituto de Educación Culinaria.

Es recomendable para evitar enfermedades, que la temperatura de cocción alcance una temperatura de 145º F.

La Academia de Nutrición y Dietética recomienda usar un termómetro para comprobar la temperatura y que así sea segura para el consumo.

De acuerdo al tipo de carne, las reglas son más estrictas, se puede disfrutar de un bistec ligeramente crudo, pero no de carne molida cruda.

Como no hay forma de garantizar la seguridad de la carne cruda, hay que tener en cuenta el consumo especialmente en  mujeres embarazadas, niños, adultos mayores y personas con sistemas inmunológicos débiles. Siempre es bueno consultar con un especialista en salud.

omofagia

La carne cruda es uno de los alimentos que mayor control requiere, ya que los animales de donde procede, como vacas y corderos, sufren enfermedades que pueden transmitirse a las personas.

La bacteria que está más presente en estos animales es la E. coli, al igual que en las personas, pero se sabe que las bacterias que habitan en nuestro organismo ayudan a absorber los nutrientes en algunos casos y en otros ponen en peligro la salud, como es el caso al consumir carne cruda.

Una forma de eliminar los microorganismos de riesgo, es cociendo o friendo en forma adecuada la carne.

Uno de los platillos más comunes es la carne tártara, que se cocina solamente con limón, pero en realidad es carne cruda.

Un estudio reciente, descubrió que el consumo de carne cruda, hace al ser humano más susceptible de contraer la bacteria E. coli. Si se adquiere la enfermedad, puede provocar anemia, una baja en las plaquetas y fallo renal agudo.

Algo importante a tener en cuenta es que esta bacteria sólo se puede adquirir a través de la dieta, ya que no hay otro modo para su biosíntesis, según aclara dicho informe. Por eso se recomienda cocer muy bien los alimentos  crudos, especialmente las carnes rojas.

Según una experta en nutrición, “además de contraer enfermedades, la carne es muy indigesta y puede provocar  malestar estomacal y en algunas personas estreñimiento”.

Por el consumo de carne de cerdo cruda o parcialmente cocida, se puede contraer la enfermedad llamada triquinosis, que es un gusano intestinal cuyas larvas viajan por el cuerpo y dejan quistes en los músculos del cuerpo.

¿Cómo prevenir estas enfermedades?

  • La manera más efectiva, es lavarse las manos con agua y jabón antes de cocinar los alimentos.
  • Cocinar todos los asados, filetes y chuletas hasta una temperatura interna mínima de 63 º centígrados.
  • Cocer muy bien la carne de pollo, ya que es una de las más peligrosas para consumirla en crudo, ya que muchos están contaminados con salmonella.
  • Evitar la contaminación cruzada. No usar el mismo cuchillo para cortar carne de vacuno, pollo y verduras u otros alimentos, incluso no usar la misma tabla de picar.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones y adquiriendo una alimentación saludable, podemos evitar pasar malos ratos y peor aún adquirir una enfermedad.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/riesgos-asociados-al-consumo-de-carne-cruda.html

https://www.eluniversal.com.mx/menu/los-riesgos-de-comer-carne-cruda

https://www.clikisalud.net/comer-carne-cruda-riesgos-salud/


Oferta Formativa

Una buena opción de estudio es el Máster en Nutrición y Dietética, ya que en él podrá formarse en diferentes áreas como, anatomía, fisiología, fisiopatología y dietoterapia.

Con el Máster en Dietética y Nutrición se especializará en un área profesional en la que se está produciendo un incremento de la demanda de este tipo de profesionales, debido a la actual problemática de la alimentación. Este Máster es título propio de Fundación Aucal y con una carga lectiva de 600 horas (12 ECTS).

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

2 × 1 =