¿Por qué es importante la hidratación?

¿Por qué es importante la hidratación?

 

Beber agua es un hábito saludable que debe estar presente a lo largo del día y en cualquier época del año, más acusado en época de calor. No hay que esperar a tener sed para tomarla. Una deficiente hidratación es la responsable de numerosos ingresos hospitalarios e, incluso, de fallecimientos.

La mayoría de la población tiene grabado a fuego que, por norma general, “hay que beber entre 1,5-2 litros de agua al día”. Pues bien, cada persona es diferente y tendrá unas necesidades u otras.  Para saber si la cantidad de agua que se bebe es suficiente, hay que considerar ciertas señales físicas y tener en cuenta la actividad que se realiza y el entorno en el que se vive.

 

El agua es el mayor ‘nutriente‘ universal y por eso es importante en:

-Todas las reacciones químicas que tienen lugar en el organismo. Es importante para el buen funcionamiento de todas las células.

– El transporte de nutrientes y sustancias en el sistema circulatorio.

– Ayudar a excretar los productos de desecho y a eliminar toxinas a través del sistema cardiovascular, el sistema renal y el sistema hepático.

– Lubricar y proporcionar soporte estructural a tejidos y articulaciones.

– La piel: la mejor crema puede ser una buena hidratación a base de agua día a día.

– Prevención del estreñimiento.

– Termorregulación para mantener la temperatura corporal constante.

 

No sólo el agua nos aporta hidratación, sino también las infusiones, los caldos, los zumos naturales o la leche. Las frutas, hortalizas y verduras la tienen en su mayor composición por lo que se tendrá que ver aumentada su ingesta. El metabolismo de los macronutrientes en el organismo también genera una pequeña cantidad agua, en torno a los 300 ml diarios.

Por otro parte, debe existir un balance hídrico entre el agua ingerida y las pérdidas del mismo ya que cualquier alteración puede poner en riesgo la salud de la persona. A través de las heces, de la orina, por el sudor, la respiración, situaciones de fiebre, presencia de diarrea, procesos infecciosos o por alteraciones renales,  las células se ven desprovistas de agua pudiendo conllevar una pérdida de entre 1 -3 litros.

Conviene prestar atención a ciertos grupos poblacionales como pueden ser las personas ancianas, que tienen disminuida la sensación de sed, bien sea por una incapacidad física o por enfermedades crónicas o demencia, entre otras. La solución dietética sería ofrecerles aguas gelificadas, manteniendo una temperatura óptima y agradable. Las personas en la etapa infantil, el embarazo, la lactancia y los deportistas son también susceptibles de padecer riesgo por deshidratación.

Existe una práctica muy común entre jóvenes adolescentes, personas adultas y personas de edad avanzada, que es la ingesta de grandes cantidades de alcohol. Pues bien, el alcohol ocasiona deshidratación celular, además de otros efectos adversos ya conocidos.

Para poder estimular el consumo de agua entre la población, se puede optar por ingerir agua con unas gotitas de limón o de naranja, aportando así sabor y mayor sensación de ingesta de líquidos. La época de verano da más pie a incluir preparaciones con alto contenido en agua como pueden ser sopas frías, batidos de frutas, sopas de fruta, granizados, compotas, macedonias caseras o gazpacho recién hecho y servido bien fresco.

Existen estudios que señalan que el consumo de medio litro de agua carbonatada tomada en las comidas resulta beneficiosa, pudiendo reducir hasta un 15% uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. Gracias a la presencia de anhídrido carbónico, sodio, cloruro, litio y otros electrolitos, produce un pequeño aumento del pH durante la digestión, haciendo que la vesícula biliar vierta menos bilis en el intestino y, por tanto, se absorbe una menor cantidad de triglicéridos y colesterol.

Como ‘nutriconsejo’ semanal, es recomendable empezar el día bebiendo un gran vaso de agua e ingiriendo una pieza de fruta. Se aconseja adquirir el hábito de llevar siempre consigo un botellín de agua y beberlo durante la jornada. Es necesario incluir verduras y hortalizas tanto crudas como cocinadas. Las infusiones también pueden ayudar a mejorar la digestibilidad.

 

*Aucal Business School oferta el curso de Técnico Superior en Dietética y Nutrición, en colaboración con la universidad Antonio de Nebrija. El objetivo principal de esta formación es otorgar al alumno las bases para poder diseñar intervenciones nutricionales y concienciarlo acerca del carácter preventivo que una nutrición óptima tiene sobre la salud. El curso tiene una carga lectiva de 12 ECTS y la modalidad en la que se imparte es online. Si deseas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

¿Eres de los que espera a tener sed para beber agua?

Después de hacer ejercicio físico, ¿con qué tipo de bebidas te hidratas?

 

Más información

Autotest de hidratación

¿Cuánta agua tienen que tomar los bebés y niños pequeños?

 

5 comentarios

  1. Si, lo expuesto aquí es cierto pero no solo se requiere una cantidad adecuada de agua en nuestro organismo sinó también otros componentes naturales, algo mas elaborados, como el aceite de almendras u otros frutos.

    1. Gracias Brendaia por tu comentario, sin duda lo que dices es muy cierto y siempre el cuerpo debe estar en equilibrio. Te mandamos un fuerte abrazo.

  2. Sin olvidarnos de que podemos hidratarnos con diferentes tipos de bebidas muy ricos, como:
    Infusiones, tes, café, zumos ricos en vitaminas y muchos más… Buen post Sandra

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

14 + Nueve =