aditivos antimicrobianos

Protección antibacteria, la mejor solución para la limpieza de tu coche

¿Sabías que, de media, pasamos alrededor de 10 horas a la semana metidos en el coche? Conociendo este dato, te lanzamos otra pregunta: ¿con qué frecuencia limpias el interior de tu coche?

La realidad es que, buena parte de la sociedad, tardamos bastante en limpiar el interior del coche, ya que supone una tarea más ardua que acudir a los famosos túneles de lavado.

Pues bien, según una investigación de la Universidad Aston en Birmingham, el interior de los vehículos está más sucio que un cuarto de baño. De hecho, el maletero y el asiento del conductor son las zonas con más contaminación bacteriana. Ante esto, empresas como BactiBlock han lanzado al mercado additifs plastiques antimicrobiens.

En el artículo de hoy, os contamos en qué consisten estos additifs antimicrobiens o aditivos antimicrobianos, así como su funcionamiento contra las bacterias del vehículo. ¡Descúbrelo a continuación!

¿En qué consisten la protección antibacteriana?

Como adelantábamos en la introducción, el interior del coche es uno de los lugares con más bacterias de nuestro entorno. Por este motivo, si queremos contar con un espacio higiénico y protegido es fundamental contar con agents antimicrobiens o agentes antimicrobianos.

Estos agentes son los que llevan a cabo la protección contra las bacterias y, teniendo en cuenta lo difícil que es acceder a muchos de los rincones de nuestro vehículo para limpiarnos, hacer uso de esta protección es una gran decisión. Pero, ¿en qué consisten?

Los aditivos antimicrobianos se pueden definir como aquellos compuestos que son capaces de evitar el crecimiento de bacterias. En este sentido, se convierten en una vía para prevenir la contaminación bacteriana de ciertos lugares de nuestro entorno, como el coche.

No debes olvidar que estamos en una exposición constante a las bacterias, pero la buena noticia es que podemos controlarlo. Los avances tecnológicos han permitido también avances en investigación y desarrollo, por lo que hoy en día podemos prevenir de mejor manera los gérmenes gracias a los productos de protección bacteriana.

Entre las soluciones antimicrobianas más populares de BactiBlockse encuentran aquellos productos compuestos por aditivos antimicrobianos. Se trata de una opción muy versátil y existen dos tipos. ¡Vamos a verlo!

Los tipos de aditivos antimicrobianos

Los aditivos antimicrobianos se pueden clasificar en dos categorías en función a la acción que ejercen contra las bacterias. Así, hablamos por un lado de los bacteriostáticos; y, por otro lado, los bactericidas.

Los bacteriostáticos funcionan de forma que impiden el desarrollo de las bacterias, mientras que los bactericidas se centran en la eliminación de las bacterias en su totalidad.

En este aspecto, los aditivos antimicrobianos pueden estar compuestos por una fórmula o por otra. ¡Aunque ambas cuentan con una amplia efectividad! Además, su composición también puede ser orgánica o inorgánica.

En este caso, las sustancias activas inorgánicas se componen de cobre o plata, lo que da lugar a propiedades más duraderas en el tiempo. Las sustancias orgánicas, sin embargo, tiene una protección a corto plazo, como puede ser el alcohol o los blanqueadores.

Y, si hablamos de su forma de actuar, debes que los activos antimicrobianos pueden actuar, por un parte, sobre la pared celular de la bacteria, lo que impide su desarrollo, y sobre el ADN. Este último caso da lugar a un daño en la estructura y dará lugar a la muerte de la bacteria, ya que será incapaz de sintetizar las proteínas que mantienen vivo ese organismo.

Para terminar, cabe destacar que los productos de BactiBlock cuentan con una investigación previa donde se ha demostrado como el uso de activos antimicrobianos da lugar a una reducción considerable de bacterias en nuestro entorno. ¡Ideal para la limpieza de nuestros vehículos!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

15 + 11 =