sistema inmunológico

Tips efectivos para fortalecer el sistema inmunológico

A través de nuestra vida estamos expuestos a muchos virus, los cuales nos causarán enfermedades si es que nuestro sistema inmunológico está débil. Ahora que lamentablemente el Coronavirus está atacando en nuestra sociedad…¿cómo podemos fortalecer el sistema inmune? ¿qué alimentos ayudan al sistema inmunológico?

Fortalecer el sistema inmunológico

Las defensas de nuestro cuerpo se pueden ver afectadas por múltiples razones, unas dependen de nosotros y otras no. Algunos son factores externos y otros internos.

De nosotros depende si cambiamos algunos hábitos, si cambiamos nuestra rutina, como por ejemplo, si cambiamos los horarios de las comidas y de sueño. Esto afectará a nuestros mecanismos de defensa, comprometiendo nuestro estado de salud.

Otro aspecto es el medio ambiente, el cual es un continuo desafío para nuestras defensas, la contaminación, los químicos tóxicos, bacterias, virus, hongos, todo esto estresa al sistema inmunológico.

Existen factores internos que también alterarán nuestro sistema inmunológico como enfermedades autoinmunes, cambios estacionales y edades extremas de la vida.

Sobre los factores externos sí podemos actuar, ya que depende exclusivamente de nosotros como una alimentación desequilibrada, humo del tabaco, la cafeína, la contaminación ambiental, el estrés, el sedentarismo, el exceso de ejercicio físico, todo esto provoca que nuestro sistema inmunológico se debilite y con esto facilitamos el contagio de infecciones, a pesar de las vacunas.

La alimentación es uno de los principales factores, sino el más importante, para el sistema inmunológico. Si la alimentación es deficiente o inadecuada se produce una caída de las defensas, en cambio, si es equilibrada y saludable, mantiene las defensas en forma o las fortalece.

¿Cuándo sospechar que nos bajan las defensas?

Hay señales evidentes cuándo nos bajan las defensas, como cansancio más de lo habitual, herpes bucal, heridas que demoran en cicatrizar, dolores musculares que no se deben al ejercicio físico y debilidad del cabello.

Si nuestra alimentación es deficiente e inadecuada, nuestras defensas bajarán y tendremos síntomas visibles de aquello, algunos a corto plazo y otros que se presentarán a más largo plazo.

Una forma de ayudar a nuestro sistema inmunológico en forma natural, es a través de la alimentación y el ejercicio físico.

¿Qué hacer para fortalecer el sistema inmunológico?

No es algo tan complicado, con algunos consejos alimentarios sencillos podemos recuperar defensas. Es importante comer de todo (grasas, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales) de esa forma estaremos incluyendo todos los nutrientes necesarios, que nos garantizarán un equilibrio interno y un escudo protector frente a los agentes externos.

sistema inmunológico

Es recomendable no consumir grasas saturadas, ya que reducen la respuesta inmunológica, por lo tanto, las mejores son las monoinsaturadas, que se encuentran en el pescado azul, frutos secos, aceite de oliva, girasol o soja. Si es posible, consumir regularmente productos lácteos fermentados (yogur, kéfir) ayudan a aumentar las defensas.

Otros nutrientes que hay que incluir son, según el portal salud.mapfre.es:

  • Vitamina C: reduce la duración y la severidad de las gripes y resfriados. La encontramos en frutas, verduras y hortalizas, como las fresas, el kiwi, cítricos, melón, pimiento, tomate y col.
  • Vitamina A: contribuye a mantener las barreras naturales contra las infecciones (mucosas). La encontramos en hígado, mantequilla, nata, huevos, lácteos y algunas frutas como el albaricoque, cerezas, melón y melocotón.
  • Vitamina E: aumenta la respuesta inmunológica. Presente en aceite de germen de trigo, de soja, cereales (pan, arroz, pasta integral…), aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos.
  • Otras vitaminas: tienen especial importancia las vitaminas del grupo B; tanto los alimentos de origen vegetal como animal son ricos en ella: carne, vísceras, pescado, marisco, huevos, cereales, legumbres, frutas, verduras de hoja verde…
  • Hierro: hígado, carne (especialmente la de caballo), pescado y huevos.
  • Zinc y Selenio: presentes en casi todos los grupos de alimentos.

Es muy importante, como ya lo dijimos, hacer ejercicio físico, ojalá aeróbico, como andar en bicicleta o hacer natación. Este tipo de ejercicio permite involucrar muchas partes del cuerpo a la vez.

La intensidad del ejercicio físico debe ser moderada, nunca al extremo de quedar sin aliento. Evitar el sobreesfuerzo.

Hay otros factores que también son importantes y mucho, el descanso nocturno, lo ideal es dormir de 6 a 8 horas, ya que durante el descanso también adquirimos defensas. Y no se nos puede olvidar nuestra piel, ya que es la primera defensora de los factores externos que nos pueden atacar.

Para enfrentar con defensas los cambios de temperaturas o la llegada del otoño e invierno, debemos reforzar nuestro sistema inmunológico y prepararnos para los fríos de esas épocas del año.

En el invierno existen factores externos que sí o sí nos afectarán, el frió, los cambios de temperaturas frío-calor, las lluvias, los pies mojados  y nos bajarán las defensas debido al estrés. Para esto nos ayudará una alimentación adecuada y equilibrada y así evitar posibles resfriados.

No es necesario recurrir a los suplementos vitamínicos si podemos adquirir defensas en forma natural.

Ya hemos hablado de los alimentos que necesitamos para subir las defensas o mantenerlas, pero también podemos incluir algunas infusiones de  hierbas y especias en nuestra alimentación, con el fin de aumentar los glóbulos blancos, encargados de reforzar las defensas del organismo.

Algunas hierbas y especias ayudan a subir la temperatura interna, así se estimula la circulación sanguínea y por ende, se acelera el metabolismo, tres factores importantes para el sistema inmunológico.

Algunas especias son: equinacea, cúrcuma, pimienta de Cayena, canela, jengibre, cardamomo y clavo de olor.

Y no debemos olvidar nuestro estado emocional para reforzar nuestras defensas, ya que es parte esencial, para que nuestro sistema inmunológico funcione bien.

Si estamos preparados con buenas defensas en nuestro organismo, podremos evitar el ataque de algunos virus.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.salud.mapfre.es/cuerpo-y-mente/habitos-saludables/como-fortalecer-nuestro-sistema-inmunologico/

https://www.cuerpomente.com/blogs/come-limpio/punto-defensas-forma-natural_888

https://www.tuasaude.com/es/como-subir-las-defensas-del-organismo/


Oferta Formativa

Una buena opción de estudio es el Máster en Nutrición y Dietética, ya que en él podrá formarse en diferentes áreas como, anatomía, fisiología, fisiopatología y dietoterapia.

Con el Máster en Dietética y Nutrición se especializará en un área profesional en la que se está produciendo un incremento de la demanda de este tipo de profesionales, debido a la actual problemática de la alimentación. Este Máster es título propio de Fundación Aucal y con una carga lectiva de 600 horas (12 ECTS).

2 comentarios

  1. Interesante, muchas gracias por los conejos. Tengo una enfermedad auto inmune y buscando en la web os he encontrado, así que habrá que ponerlos en práctica. Un saludo y gracias por el artículo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

3 × tres =