Consecuencias de una enseñanza poco creativa

Consecuencias de una enseñanza poco creativa

No hay niño sin capacidades, lo que hay es un sistema que excluye y no incluye;  se ha perdido la función principal del profesor que es la de educador.

La creatividad en la enseñanza

El profesor hoy en día ha quedado relegado a ser un trasmisor de conocimientos científicos, enseñando muy poco al alumnado del día a día, de cómo enfrentarse a las situaciones cotidianas, que es donde radican muchos aprendizajes que te acercan al conocimiento.

Hay un currículum muy exhaustivo, poco flexible, se hace una programación a principio de curso, que luego es imposible seguir si los alumnos no acompañan, porque tienen dificultades, o porque se pierden con tanto contenido.

A los profesores les preocupan los alumnos, pero no siempre le pueden prestar toda la atención que necesitarían.

Factores que influyen en la falta de creatividad en la enseñanza

Faltan profesores, no sobran alumnos, eso nunca. Muchos niños se bloquean ante  una asignatura, y no porque tengan un problema cognitivo, sino porque hay un bloqueo emocional y rechazo a lo que venga de ese ámbito. Y habría que encontrar el motivo de tal bloqueo, pero el ritmo que se debe de llevar en la enseñanza no lo permite,  y es que el desconocimiento que hay de la realidad del alumno, aleja al docente de lo que realmente es importante para enseñar.

La creatividad en la enseñanza

Resulta curioso que las asignaturas denominadas como “marías”:  música, manualidades, escritura…no sólo no existen en el currículum sino que no se les da importancia. Son asignaturas con las que se trabajan millones de aspectos de la persona y del entorno: como la estética y  la expresión entre otras.

Y es que los métodos, utilizando libros, donde se lee, se subraya, se estudia y se intenta entender, hace que los niños lleguen a aborrecer los libros, la lectura, la base de toda enseñanza, con lo cual lo que queda es intentar reconducir un sistema ya obsoleto, intentar que los alumnos dejen de lado el aburrimiento y se centren en las aulas, clases masificadas, donde no se puede prestar atención a la diversidad y a la disparidad de criterios.

Es hacer el aprendizaje emocionante y agradable, pero es que no hay aprendizaje real sin disfrute, nunca lo ha habido y nunca lo habrá, porque una cosa no está reñida con la otra. Si trasladamos esto a la vida real nos daremos cuenta de que si no disfrutamos de lo que hacemos no lo estaremos haciendo de manera satisfactoria, se convierte en monotonía, en un sinsentido.

Nunca hay que dejar que los niños pierdan la creatividad, la deben imponer en todo lo que hacen, en lo que dicen y en lo que sienten; es la única manera de no perder el rumbo de  la enseñanza.

¿En los colegios se saca todo el rendimiento de los niños?

¿Se debería dar más importancia a las asignaturas que tratan la creatividad?


Uno de los cursos que se imparten en Aucal es el Máster en Psicopedagogía

Con el estudio del Máster en Orientación Educativa y Psicopedagogía, podrás especializarte en el asesoramiento pedagógico de las diferentes etapas hasta la adolescencia. Serás capaz de realizar planes de intervención, para tratar cualquier anomalía y prevenir situaciones de maltrato o bullying, drogodependencia… A la vez que se fomentan valores esenciales como  la convivencia y la disciplina, además de una orientación educativa y profesional.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + dos =