El grave error de las oposiciones para carrera docente

El grave error de las oposiciones para carrera docente

El actual sistema de acceso a una plaza pública para ejercer como profesor, ya sea en colegio o en instituto, necesita un cambio; se viene observando desde hace ya algunos años que la carrera docente actual se resume en aprobar la oposición y envejecer en el puesto de trabajo. Y no se trata de exigir más requisitos para poner más trabas a los aspirantes, se trata de hacer un sistema educativo de calidad empezando por los docentes que van a realizar esas tareas.

Oposiciones para la carrera docente

Aparte del componente subjetivo que existe en este tipo de pruebas, se deberían valorar aspectos mas prácticos y menos teóricos, el sacar muy buena nota en un examen no quiere decir que seas capaz de desarrollar un trabajo que requiere de unas determinadas características, de carácter y de liderazgo frente al grupo de alumnos, tan solo quiere decir que han estudiado y memorizado una serie de contenidos teóricos, plasmándolos de manera adecuada en un papel; nada más.

Los profesionales de la educación no tienen por qué saberse los objetivos y los contenidos de los decretos de memoria, sino más bien reconocerlos y saber usarlos; tampoco tienen por qué acordarse de todos los principios metodológicos del mundo, ni siquiera sólo aquellos en los que se basa el sistema actual, sino más bien identificarlos e integrarlos de manera natural en su práctica docente. Son tan sólo dos ejemplos que ilustran lo innecesario de un examen como el teórico en este tipo de oposición, al menos del modo en el que está planteado.

Oposiciones para la carrera docente

Cambio en el enfoque de las oposiciones para carreras docentes

Se habla de varios cambios, algunos inmediatos y otros no tanto, posiciones de tanteo, no soluciones definitivas, porque no se sabe que tal van a resultar al aplicarlos en la práctica, y es que todo cambio para mejorar requiere una cierta práctica de ensayo-error. En tiempos de crisis todo el mundo quiere opositar y tener una estabilidad económica y emocional, tan necesaria para avanzar en la vida en pleno siglo XXI. Y es que las oposiciones no escogen a los docentes mas vocacionales, ni a los más aptos, sino a los que más saben de teoría, quizás porque han estudiado y se han esforzado, de eso no cabe duda, no vamos a menospreciar el esfuerzo de nadie, pero cierto es que no todos los opositores tiene el mismo tiempo para estudiar; en ocasiones las cargas familiares y de trabajo impiden conciliar la vida con el estudio de una oposición, donde se requiere de un mínimo de horas diarias de dedicación para poder enfrentarse a ella.

¿La genes que aprueba una oposición son siempre los más aptos para el puesto?

¿En que deberían modificarse las oposiciones para educación?


Con el estudio del Máster en Orientación Educativa y Psicopedagogía, podrás especializarte en el asesoramiento pedagógico de las diferentes etapas hasta la adolescencia. Serás capaz de realizar planes de intervención para tratar cualquier anomalía y prevenir situaciones de maltrato o bullying, drogodependencia… A la vez que se fomenta valores esenciales como  la convivencia y la disciplina, además de una orientación educativa y profesional.

Un comentario

  1. Estoy completamente de acuerdo con lo arriba escrito. La docencia es algo más que conseguir una plaza por una nota y ya esta. Necesitamos más movimiento. el mundo se mueve muy rápido y no podemos quedarnos con lo que hicimos hace 15 años.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + veinte =