¿Es bueno mostrar toda la realidad a los niños?

Ante un hecho triste, como la muerte de alguien cercano, o sucesos como un accidente o un atentado, hay quien opina que a los niños es mejor no hacerlos participes de la tristeza que estos hechos conllevan, pero hay quien piensa que es mejor no ocultárselo y contarles lo que ha ocurrido, adaptando los hechos a su edad y desarrollo evolutivo. Y es que a veces los engaños o las falsas verdades a la larga pueden dar problemas mayores en el futuro.

Lo que tenemos que enseñarles a los niños es que la muerte forma parte de la vida, y como tal hay que vivirla y entenderla, ocultar información es negarle su derecho a crecer y entender el mundo. Las emociones que provocan un fallecimiento suelen ser el miedo y la tristeza, y como emociones humanas que son también es recomendable enseñar al niño a gestionarlas, porque la frustración que le puede producir no saber hacerlo será aun peor que contarle la realidad que está ocurriendo. Los niños se adaptan al medio y las circunstancias mejor de lo que creemos, pero nuestra tendencia es a protegerlos, pensando que ser lo mejor para ellos, sin darnos cuenta que tomar decisiones en su nombre tampoco es sano para su desarrollo.

Y es que cuando alguien se muere nos ponemos muy tristes porque lo perdemos para siempre y es bueno llorar y recordar todos los momentos que hemos compartido y sido felices juntos. También es positivo hablar del miedo que todos tenemos a morirnos porque es un suceso que crea angustia, porque no sabemos cómo va a ocurrir. Como adultos también sufrimos estas emociones y miedos, y es bueno que así se lo trasmitamos al niño, porque vera que no es un miedo infantil, sin fundamento, sino que es algo racional. Porque hacernos los valientes les hará tener esperanzas de no sufrir de mayores, y ese tipo de información es la que a la larga es perjudicial.

Asumimos que la muerte forma parte de la vida, y siempre llega pronto cuando se trata de un ser querido; pero ante un hecho insólito, repentino y sin sentido, los adultos también estamos perdidos.

Los atentados terroristas están a la orden del día y los niños harán preguntas al respecto. Sera una situación difícil, puesto que nosotros tampoco encontraremos ni la razón ni el sentido a ello, pero se lo debemos explicar, con palabras y situaciones adaptadas a su edad, sin trasmitir miedo, sino seguridad, pero contándole la verdad, de manera clara; se van a acabar enterando, y siempre será mejor que sean sus padres o alguien cercano quien se lo explique, puesto que es en quien más confía el niño, y ocultar información lo puede interpretar como falta de confianza en él.

Y es que ante hechos de este tipo nadie está preparado, y si nosotros estamos consternados debemos ponernos en el lugar de los niños que ven todo con sus ojos infantiles carentes de maldad y con su cabeza infantil ideando mil historias.

¿Le explicarías a tu hij@ estos hechos o solo en el caso que preguntara?

¿La media verdad les protege? o al contrario, ¿los daña?

Formación relacionada
Máster en Orientación Educativa y Psicopedagogía, podrás especializarte en el asesoramiento pedagógico de las diferentes etapas hasta la adolescencia. Serás capaz de realizar planes de intervención para tratar cualquier anomalía y prevenir situaciones de maltrato o bullying, drogodependencia… A la vez que se fomenta valores esenciales como  la convivencia y la disciplina, además de una orientación educativa y profesional.

MÁS INFORMACIÓN:

 

Un comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 10 =