Estudiantes motivados

Estudiantes motivados son estudiantes que aprenden

Lograr la motivación del estudiante durante las clases no es una tarea fácil, ya que debe ser un proceso continuo, lo que significa un desafío mayor para los docentes y para la forma de plantear la educación por parte de una escuela.

La motivación del docente

Actualmente ya es sabido por la mayoría, que el mayor aporte sobre este tema lo ha realizado el campo de la Neurociencia. La información que entrega es crucial para comprender tanto el funcionamiento cerebral durante el aprendizaje, como la importancia de activar aspectos emocionales para que este sea significativo.

En un articulo anterior, mencioné la importancia de la motivación para lograr el aprendizaje significativo y que al ser un proceso emocional que realiza el estudiante, se encuentra totalmente relacionado con la emoción que demuestre el docente durante la clase. No es una tarea fácil para los profesionales de la educación, ya que implica realizar modificaciones en sus estrategias y en la forma de desenvolverse en el aula.

El aprendizaje real en la clase depende de la habilidad del profesor para mantener y mejorar la motivación que traían los estudiantes al comienzo del curso (Ericksen, 1978). Sea cual sea el nivel de motivación que traen los estudiantes, será cambiado, a mejor o a peor, por lo que ocurra en el aula.

La mayoría de los estudiantes responden de una manera positiva a una asignatura bien organizada, enseñada por un profesor entusiasta que tiene un interés destacado en los estudiantes y en lo que aprenden.

Es necesario recordar que motivar una clase no es, simplemente, utilizar la motivación inicial, sino que más bien, es un trabajo de acción continua durante su desarrollo y junto a cada alumno; de ahí la importancia que tiene el conocimiento de las aptitudes y aspiraciones de cada uno de ellos, a fin de proporcionarles, en la medida de las posibilidades, trabajos que correspondan a sus posibilidades, necesidades y preferencias.

Estrategias motivadoras

Lo primero a tener en cuenta es la importancia de conocer a los alumnos y sus contextos cercanos, descifrar sus gustos e intereses, las dificultades que deben enfrentar y aquellos elementos que los desmotivan. No hay nada peor que un docente distante, trasmisor de información y que ni siquiera conoce los nombres de sus estudiantes o que recalca lo negativo del grupo curso.

Es fundamental reconocer la diversidad en el aula, no todos aprenden igual, por lo que es importante realizar dinámicas para identificar este aspecto. Entender a los alumnos, ayudará a encontrar la mejor forma de motivarlos.

Veamos algunas estrategias o acciones que pueden ayudar a motivar a los estudiantes durante el desarrollo de la clase:

  1. Que los alumnos noten el entusiasmo del docente con la asignatura. Las expresiones faciales, el tono de voz y los gestos transmiten emociones.
  2. A medida de lo posible, la enseñanza personalizada y dedicar tiempo al estudiante, es un plus especial, ya que el niño se sentirá apoyado y escuchado, además, en esta instancia se pueden entregar mensajes alentadores a quienes les cuesta un poco más aprender.
  3. Desarrollar un ambiente de confianza y respeto es fundamental para que los estudiantes sientan que pueden expresar sus dudas. Dedicar tiempo a saber lo que sienten, no es tiempo perdido.
  4. Mantener altas las expectativas de los niños. Mencionar constantemente que todos pueden aprender, que quizás hay diferentes ritmos, pero que lo pueden lograr, hará la diferencia con los niveles de frustración que puede sentir un niño.
  5. Variar los métodos de enseñanza. Probar nuevas metodologías, hacer las clases más diversas.
  6. Implicar a los estudiantes en su aprendizaje. Dejar que elijan las actividades, diversificar la forma de evaluar, que analicen sus progresos y dificultades.
  7. Fomentar la participación de los alumnos en las clases. Las estrategias activas de enseñanza, los juegos, actividades con movimiento, trabajos en grupo, etc.

Es importante mencionar, que el equipo escolar debe buscar las estrategias y hacer los cambios que estimen pertinentes para el logro de los objetivos de aprendizaje, el docente es el ejecutor de estas estrategias, pero no debe ser el único como agente aislado, en encontrar la manera de mejorar la enseñanza en el aula.


Enlace sugerido:

https://educrea.cl/tecnicas-de-ensenanza-para-mejorar-la-motivacion-de-los-estudiantes/


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + dieciocho =