ganas de aprender

Razones por las que es positivo impulsar la curiosidad de los niños

Las ganas de aprender son el factor determinante para poder hacerlo. Los niños en edades tempranas se mueven por el impulso de la curiosidad. Este principio, y no el estudio, hace que aprendan más o menos. Además, la motivación por el aprendizaje se reflejará en su futuro adulto.

Ganas de aprender: el factor principal para alcanzar el éxito

Los niños nacen con un deseo innato de conocer el mundo que les rodea. No son esponjas que todo lo absorben y por ello se les deba facilitar una serie de contenidos excesivos e inapropiados. Sino que su propia curiosidad es la que les hace querer saber más y más.

Los niños hasta una determinada edad, los 7-8 años, aprenden contenidos a través de vivencias. No aprenden de manera intelectual, no “estudian” los contenidos. Necesitan ver, tocar y sentir lo que se les está intentando enseñar. El principal problema se plantea cuando se intenta enseñar cosas que, o no corresponden a su edad y nivel madurativo o no les resultan atractivas e interesantes.

Un niño que se aburre en el colegio desde el principio no intentara mejorar su situación en un futuro. Y es que la excesiva importancia que se dan a los contenidos; unido a un exhaustivo control de estos, secuenciando incluso; los tramos de edad donde se deben aprender, “matan “la curiosidad infantil por aprender.

ganas de aprender

Fomentar las ganas de aprender

El gran reto de la educación actual, para evitar el temido fracaso escolar y hacer que los niños avancen es evitar que se pierdan las ganas por aprender. Complicado, en un sistema donde parece que lo que más importa son las calificaciones escolares, basadas en un sistema numérico, siendo la antesala de una futura discriminación entre niños y el modo mediante el cual los padres presionan a los menores.

Y es que no hay nada peor que un niño que piensa que aprender no es divertido. Si trasladamos esta situación al mundo de los adultos sería algo así como perder la motivación para levantarse cada mañana e ir al trabajo. Por esta situación pasan muchas personas en algún momento de sus vidas, por uno u otro motivo. Por ello, ¿por qué hacérselo pasar también en su infancia?

También si nos paramos a analizar situaciones observaremos que un niño desmotivado desde el colegio es complicado que sea un adulto motivado. Deberá hacer grandes esfuerzos para que esto sea así. Influyendo bastante la ayuda que tenga a su alrededor y sus vivencias en diferentes momentos de su vida.

Hoy en día todas las cuestiones tienen respuesta. Nos hemos acostumbrado a buscar las respuestas en Google; pero a veces es divertido hacer más preguntas y tratar de resolver las cosas sin la ayuda de la tecnología. Y así se hacía hasta la aparición de Internet, que nos facilita tanto la vida. Pero que en otras ocasiones nos la complica hasta límites insospechados. Todo avance facilita, pero no siempre de manera completamente positiva.

¿Se está dejando de lado la curiosidad innata de los niños?

¿La educación favorece aprendizajes o fomenta los contenidos de manera forzosa?


Formación relacionada:

Con el estudio del Máster en Orientación Educativa y Psicopedagogía, podrás especializarte en el asesoramiento pedagógico de las diferentes etapas hasta la adolescencia. Serás capaz de realizar planes de intervención para tratar cualquier anomalía y prevenir situaciones de maltrato o bullying, drogodependencia… A la vez que se fomenta valores esenciales como  la convivencia y la disciplina, además de una orientación educativa y profesional.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =