habilidades parentales

Habilidades parentales en tiempos de crisis: ¿cómo apoyar a los niños en circunstancias complejas?

Actualmente, las familias están pasando por momentos estresantes, en donde el hogar se ha transformado en oficina de trabajo, sala de clases y en escenario de interacciones familiares complejas debido al cansancio y al contexto sanitario. Por esto, destacaremos algunos consejos prácticos para los padres.

Las habilidades parentales

Cuando hablamos de “habilidades parentales” nos referimos a las capacidades prácticas que poseen las madres, padres o personas adultas significativas de un niño, niña, y/o adolescente para cuidar, proteger y educar a sus hijos, asegurándoles un ambiente sano para su desarrollo integral.

Estas habilidades pueden entenderse además como una serie de modelos que permiten ofrecer respuestas adecuadas a las necesidades de los hijos a lo largo de su desarrollo como persona.

La importancia de estas habilidades radica en que son los padres los agentes influyentes en el desarrollo de los comportamientos de sus hijos; tanto positivos como negativos. La forma en que se cría a un hijo es determinante durante los primeros años y afecta directamente a tres factores: a su potencial cognitivo, a su conducta y a su habilidad social. Además, la familia es la referencia que posee el niño, por lo que su relación con el entorno emocional más próximo, propiciará el desarrollo de las competencias emocionales, así como la manera de afrontar la sociabilidad.

En la actual crisis sanitaria y social, los padres y sus habilidades toman un rol protagónico en la contención emocional y en el apoyo tanto educativo como psicológico. Entonces ¿qué pueden hacer los adultos en estas circunstancias? Como es un tema de suma importancia, lo mejor es recurrir a consejos y recomendaciones de un especialista que puede orientar a quienes necesitan apoyo adicional.

Por esto, le pedí al psicólogo clínico Matías Sepúlveda Carrasco, ejecutor del programa “Habilidades para la vida” del Departamento de Educación de la Municipalidad de Tomé, comuna de la Región del Bio Bio en Chile, que describiera algunos consejos prácticos para los padres, relacionados a las habilidades parentales y al apoyo que pueden entregar a sus hijos en el hogar durante el escenario actual. A continuación, presento sus sugerencias.

Consejos prácticos de un especialista

La humanidad ha enfrentado, a lo largo de su historia, diferentes crisis que han empujado cambios en la educación y en la vida familiar. La pandemia provocada por el Covid-19, supone un cambio a nivel de interacción entre personas, educación y en gestión familiar.

Algunos consejos para padres respecto a la educación y salud mental de sus hijos:

  • Ayudar a los hijos a gestionar sus emociones; tal como los adultos muchas veces no comprenden sus estados anímicos y emociones, en los niños esto ocurre con mayor frecuencia debido al desarrollo de su personalidad. Por lo que el rol de un adulto es guiar la comprensión de cada uno de sus estados, por ejemplo: frente a las clases online, entender que ciertas tareas pueden ocasionarles frustración, entender que lo que sienten no es enojo, ni tristeza, sino “frustración”, que para enfrentarla deben buscar un nuevo método o forma de resolver la tarea que ocasiona esta sensación.
  • Acompañar el aprendizaje; en la modalidad presencial el estudiante contaba con la guía de un profesor, quien ahora canaliza y expresa el conocimiento de forma práctica es el cuidador, quien debe desarrollar de forma adecuada tareas que lo ayuden a realizar un aprendizaje emocional. Ejemplo acompañar la materia a aprender con canciones o trabalenguas.
  • Crear rutinas y espacios junto a la familia; el trabajo y la educación se han apoderado del hogar, por lo que es necesario tener pautas para estar frente a la pantalla. Crear puntos de encuentro y libres de pantallas, es una forma de fortalecer el vínculo familiar y mejorar la convivencia en el hogar. Por ejemplo: distribuir los espacios en el hogar para estudiar y trabajar, generando pautas para destinar horas a comer en conjunto sin aparatos tecnológicos.
  • La salud física siempre acompaña la salud mental, por lo tanto, se deben establecer hábitos de alimentación saludable y potenciar la actividad física en conjunto, con actividades como saltar la cuerda en familia o si cuenta con un patio realizar carreras o partidos de fútbol.

De los periodos difíciles siempre se puede obtener algo bueno, potenciar el vínculo familiar por medio de las actividades antes mencionadas, proporcionará, espacio de seguridad y tranquilidad, que contribuirán a la salud mental, de cada miembro de la familia.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://habilidades.top/habilidades-parentales/

https://www.senda.gob.cl/habilidades-parentales-un-cuidado-para-nuestros-ninos-y-ninas/


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =