interculturalidad

Interculturalidad: así tenemos que educar a las nuevas generaciones

La interculturalidad es el principio educativo que está marcando la diferencia. Hoy en día nos encontramos inmersos en un movimiento social que solo se puede entender si educamos en la tolerancia y mezcolanza de culturas. ¿Está la sociedad preparada?

Entender la interculturalidad: el reto educativo del s. XXI

Los movimientos sociales forman parte de la historia. Porque en cualquier época o lugar la gente se moviliza para protestar o pedir cambios en algo que no gusta. Cada cierto tiempo un país vive una situación de crisis, normalmente suele ser una crisis económica, que arrastra con ella el resto de conceptos sobre los cuales se sostiene una sociedad. Y es que este tipo de acción forma parte de vivir en un estado de bienestar. Convivir en un país desarrollado con ciertos “privilegios”.

En la época moderna hay quien dice que este tipo de protestas nacieron en el mayo francés, porque quizás es donde más conciencia se tomó de la situación. Donde se determinó que no todo era perfecto y se vió la necesidad de pedir una serie de cambios al respecto.

Los niños ven y oyen desde pequeños cosas al respecto, sobre todo en casa. Porque desde la educación se intenta no adoctrinar al respecto, por no inclinar la balanza hacia un lado o hacia otro. Existen algunas épocas más convulsas que otras, donde los movimientos sociales tocan prácticamente todos los estamentos sociales y todos los ámbitos de la vida diaria.

interculturalidad

Educación inclusiva y de pensamiento crítico

Lo que sí que parece que es una opinión compartida es que la educación puede hacer mucho al respecto, una educación inclusiva, en valores; que dé la oportunidad de explicar y dejar que la gente se manifieste. Porque expresar una opinión, si se hace desde el respeto, no es un delito ni nada malo.

No está bien adoctrinar a los niños en unos valores que ellos no logren compartir. Será mucho mejor enseñarles a pensar con un pensamiento crítico, con conciencia social. Donde puedan expresar y razonar sus motivos. Aislarlos del mundo no sirve de nada, puesto que tiene que vivir en él. Se trata de facilitarles las herramientas necesarias para poder combatir aquellos inconvenientes que se encuentren en el camino; que conozcan otras realidades sociales y que formen parte de un movimiento social en un futuro, si quieren y pueden defender su posición.

Un gran principio educativo

Y es que la interculturalidad es un principio educativo. Las diferencias culturales no son un problema, sino el origen para una convivencia en paz. Porque aun existe la posibilidad de construir un mundo en el cual las diferencias sociales se encuentren y complementen. Y no sean excusa para la opresión.

Nos guste o no nuestra sociedad y nuestras ciudades son cada vez mas interculturales. Con personas de diferentes culturas. De nosotros depende ver esto como una ventaja o como algo negativo. En pleno siglo XXI aun existe este debate.

¿ Los movimientos sociales nacen en épocas de crisis?

¿ Debe la educación enseñar valores para entender las diferentes culturas?


Formación relacionada:

Con el estudio del Máster en Orientación Educativa y Psicopedagogía, podrás especializarte en el asesoramiento pedagógico de las diferentes etapas hasta la adolescencia. Serás capaz de realizar planes de intervención para tratar cualquier anomalía y prevenir situaciones de maltrato o bullying, drogodependencia… A la vez que se fomenta valores esenciales como  la convivencia y la disciplina, además de una orientación educativa y profesional.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =