Jubilación con calidad de vida

Jubilación se define como el cese de la situación de trabajo remunerado dentro del mercado laboral, para pasar a una fase de descanso también remunerado; es el momento de descansar y de hacer cosas que antes no se han podido hacer: viajar, disfrutar de la familia e incluso estudiar. Se trata de seguir teniendo calidad de vida, a pesar del cambio tan importante que supone en la vida de una persona. Si se enfoca como que ya no se tiene nada que hacer es un enfoque muy negativo y se debe cambiar de manera de pensar. Porque la jubilación es una etapa, otra más en la vida de las personas, no supone una última etapa, sino el comienzo de algo nuevo.

En un país cada vez más envejecido la oferta para jubilados es extensa, también porque estos demandan no tan solo viajes y ocio, sino actividades que han podido hacer con 30 años, pero que también pueden hacer con 70. Con el paso de los años ha mejorado de manera espectacular las condiciones de vida, las condiciones laborales y la atención sanitaria, teniendo como consecuencia inmediata un gran aumento de población mayor de 65 años, pero que presenta una salud y situación psicosocial buena, y esto hay que aprovecharlo.

Todos tenemos una idea de lo que puede ser la calidad de vida, cada uno la nuestra, para unos puede ser viajar de manera continua, y para otros será descansar y vivir el día a día, sin hacer nada más. Todos sabemos cómo nos gustaría vivir, qué nos gustaría tener, qué salud tener. Evidentemente son solo pensamientos y deseos, que a veces se cumplen y otras veces no; hay quien piensa que la actitud hacia las situaciones condiciona el que se cumplan de la manera deseada o no. Y puede ser cierto, puesto que si una situación la afrontamos con miedo desde el principio nunca la acabaremos de disfrutar.

Y es que la clave para conseguir calidad de vida tras la jubilación es disfrutar, el momento, el lugar… Mucha gente se centra tan solo en el aspecto económico, porque como bien sabemos la retribución económica que se tiene al jubilarse varia de una persona a otra, y en ocasiones esta variación es bastante significativa. Pero no debemos nunca dejarnos llevar por este aspecto, puesto que lo principal es tener ganas de tener esta calidad; evidentemente el dinero es importante, pero la actitud es de las pocas cosas que no se puede comprar: o se tiene o no se tiene.

Y es que los conceptos varían mucho de darle una interpretación o darle otra.

¿Crees que los jubilados tienen calidad de vida?

¿Qué cosas harías para que este aspecto mejorara?

Formación relacionada
Máster en Trabajo Social profundiza en la adquisición de métodos y conocimientos para establecer dinámicas sociales y desarrollar competencias que permitan planificar, evaluar y asesorar para poder afrontar las problemáticas y situaciones adversas a las que nos enfrentamos como sociedad.
MÁS INFORMACIÓN:
Hay vida después de la jubilación: https://www.lavozdealmeria.es/Noticias/129571/2/Hay-vida-despu%C3%A9s-de-la-jubilaci%C3%B3n

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − catorce =