trastornos mentales en espa;a

La cruda realidad del poco seguimiento a los enfermos mentales en España

La atención insuficiente y seguimiento terapéutico de los enfermos mentales es una realidad en nuestro país.

Es una realidad de la que no se habla, por el estigma que todavía tienen las enfermedades mentales en España y porque las grandes carencias que tienen estos enfermos recaen sobre las familias, quienes con gran sacrificio y constancia, asumen como pueden la falta de recursos y de medios.

Una realidad en España

En España, la atención a los enfermos mentales hace aguas desde hace años -y de una manera dramática- a pesar del aumento de estas patologías, con escasez de profesionales y recursos, inexistencia de dispositivos terapéuticos y falta de centros especializados.

La mitad de los trastornos mentales comienzan a una edad temprana, concretamente en la adolescencia, aunque en ocasiones no se empiezan a manifestar síntomas hasta pasados unos años, lo cual provoca que en muchos casos se empiece a intervenir demasiado tarde.

La demora en el diagnóstico y el tratamiento empeora la evolución del trastorno; las personas con algún trastorno mental necesitan ser escuchadas y además atendidas de manera adecuada.

Un estigma social fruto del desconocimiento

Existe la creencia de que las personas que los padecen son difíciles, poco inteligentes, o incapaces de tomar decisiones, existe un estigma social muy grande sobre estas enfermedades aun a día de hoy, siendo uno de los campos donde menos se ha evolucionado actualmente.

No existen suficientes recursos, pero sí buenos profesionales, y quizás sería uno de los aspectos a tener en cuenta como recursos preventivo, siempre y cuando se les deje actuar de una manera más libre, sin tanto protocolo de por medio.

Tratar la enfermedad mental con perspectiva

Tratar el tema de las enfermedades mentales de una manera distendida, sin hacer dramas ni intentar ocultar la realidad ,es quizás el primer paso que se debería dar; tapar, camuflar o ponerle sinónimos no sirve de mucho.

Cuando ocurre algún caso donde una persona con alguna enfermedad mental esté implicada, y este caso se convierte en mediático, se habla de fallo en los protocolos de actuación y en las medidas de protección.

Así,  los trabajadores sociales sienten que han fallado como profesionales, puesto que dentro de sus funciones están las de actuar cuidando y salvaguardando a los más desfavorecidos.

Por otro lado, los trámites tan complejos y la falta de coordinación entre profesionales y cuerpos de seguridad son las demandas más escuchadas entre los trabajadores sociales.

trastornos mentales en espa;a

Esto, unido a que en la mayoría de ocasiones se necesita una denuncia para poder intervenir, hace el trabajo muy difícil, porque no siempre existen estas denuncias, y no se puede hacer mucho, a pesar de saber que la situación es crítica.

Los trabajadores sociales han demandado siempre más libertad para poder trabajar, no excederse con el papeleo mas de lo necesario, porque cuando se quiera intervenir quizás ya sea demasiado tarde.

¿ Crees que se podrían evitar algunos casos de maltrato o asesinato si los protocolos de intervención contaran con más personal?

¿ Se debería de implantar la figura del trabajador social en mas ámbitos?

Formación relacionada

La realidad del sector social requiere profesionales preparados y concienciados con las necesidades de los individuales. Por ello, Aucal ha decidido lanzar una serie de cursos para abordar las lagunas en el ámbito y reforzar los puntos clave de un sector necesario para el avance de la sociedad.

Psicopedagogía escolar es una formación en modalidad online y que entrega al alumno las herramientas para poder atender las necesidades de educación de los niños en sus diferentes etapas.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 8 =