La esperanza de los emprendedores

La esperanza de los emprendedores

 

Los microcréditos nacieron para los más desfavorecidos, para ayudarlos en su crecimiento profesional, facilitándoles la economía que les faltaba para completar su sueño empresarial. Se estudiaba cada petición, cada historia particular, viendo hasta dónde llegaban las posibilidades de cada uno. La idea era que nadie dejara de cumplir su sueño empresarial por falta de medios económicos.

¿Pero se ha conseguido esto realmente? La respuesta es sí, pero no de un modo completo. Los microcréditos surgieron para ayudar a los países más desfavorecidos y luego este modelo se exportó a los países desarrollados. En nuestro país es el colectivo de los inmigrantes es el que solicita, en mayor medida, este tipo de financiación.

La Comisión Europea ya señaló la importancia del papel de los microcréditos al considerar que se han convertido en “una herramienta válida para luchar contra la pobreza en Europa y sacar del sistema de prestaciones sociales a las personas en paro mediante la promoción de la autoocupación”.

En nuestro país, los microcréditos los conceden y supervisan algunas fundaciones y cajas. Los candidatos deberán cumplir unos requisitos marcados por los patrocinadores, al igual que el importe máximo concedido, así como el tiempo de devolución.

Al emprendedor que se le concede un microcrédito se le hará un seguimiento personalizado, con su correspondiente apoyo ante dudas o problemas que le puedan surgir. Este apoyo es más bien moral y psicológico. Cuando los sueños se cumplen, no siempre sabemos canalizar esas emociones que sentimos.

El creador de esta figura, Muhammad Yunus, recibió el premio Nobel de la Paz por esta iniciativa y ha sido considerado en su país de origen, La India, todo un salvador y un icono, el banquero de los pobres. Pero, ¿es esto realidad o ficción? ¿Es todo tal y como nos lo cuentan?

En los últimos años han surgido una serie de estudios independientes. El más popular ha sido llevado a cabo por el investigador norteamericano David Roodman, autor del libro Due Diligence, donde pone de manifiesto que, salvo en contadas ocasiones, los microcréditos han sido un estrepitoso fracaso.

Los beneficiarios de estos microcréditos se encuentran con serios problemas para devolverlos. Si esto no se cumple, es que el proyecto ha fracasado estrepitosamente. Se habla de cobradores que actúan con auténtica usura, de desviación de fondos a paraísos fiscales, de presión que acaba con el suicidio de los deudores, de falsificar datos para hacer creer que todo es perfecto y se han cumplido con las expectativas marcadas en este proyecto…

Está claro que algo tiene que cambiar, que los ricos y los bancos no se pueden enriquecer a costa de las ilusiones de los más desfavorecidos, cobrando intereses desorbitados que los deudores no pueden afrontar. Se pensó que todo esto se iba a solucionar con los microcréditos, pero está claro que no ha sido así.

 

*Aucal Business School oferta el máster en Trabajo Social, en colaboración con la universidad Antonio de Nebrija, que incluye el título de Técnico Superior en Servicios Sociocomunitarios. Esta formación tiene una duración de 9 meses en modalidad online, en la que el alumno adquirirá una preparación de carácter técnico e interdisciplinar que le cualifique para prestar servicios a la comunidad y a colectivos independientes.

 

¿Cómo se podrían solucionar los problemas de financiación de los más pobres?

¿Los requisitos que se exigen para afrontar un microcrédito son demasiado elevados?

 

 

Más información

Mujeres artesanas en busca de una vida mejor

El competitivo mercado de prestar a los pobres

3 comentarios

  1. Hace unos meses cerraron la sucursal bancaria donde trabajaba y me quedé en paro, así que decidí emprender por mi cuenta y montar una mini negocio basado en el asesoramiento financiero para pequeños emprendedores que necesitan empezar su negocio pero no disponen ni del conocimiento financiero para calcular la rentabilidad de sus negocios ni de los medios económicos necesarios para empezar.

    Una de las cosas que más recomendamos y que nosotros gestionamos son estos microcréditos, con ellos el pequeño emprendedor tiene una ayuda extra para financiar el comienzo de su negocio. La verdad es que están muy bien y es una excelente iniciativa para los que no disponen de tanto capital para empezar. Habría que fomentar y potenciar más estas cosas porque por lo menos aquí en España cuando quieres emprender por tu cuenta son todo trabas y problemas. Mucho ánimo a todos los que se la quieren jugar y apostar por un negocio propio. Por cierto, excelente artículo!

    Un Saludo.

  2. El emprendimiento es una victoria siempre, sea cual su resultado siempre se sacará algo positivo.

    Los emprendedores son el futuro, en EEUU los ratios de emprendimiento son mucho mayores que en Europa y ese es el camino a seguir, la generación de autoempleos es vital para la fortaleza de la sociedad.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 8 =