La profesión de Educador Social

Cuando se habla de educación se entiende que va encaminada  a niños o adolescentes, como si las personas en una edad más adulta no tuvieran derecho a aprender y formarse. El educador social es un profesional que ofrece un servicio, puesto que es un derecho de la ciudadanía, integrándose de esta manera en la sociedad y actuando la educación como vinculo.

Educador Social

Los educadores sociales comparten una misma formación específica, adquiriendo un compromiso ético con sus alumnos, y con unos deberes que marcarán el conjunto de educadores sociales. La educación social, además, propicia el encuentro del sujeto con los contenidos o con otros sujetos con sus mismas inquietudes. Como profesionales de la educación deberán darle mucha importancia  a la persona, conocerla, saber cómo piensa, que desea, cuáles son sus inquietudes y preferencias….

Como sujeto social, el ser humano se define a sí mismo a partir del entorno. Así como la sociedad influye sobre el sujeto social, éste influye en la sociedad: la relación que se establece es recíproca.

Muy importante en la educación social es también el lenguaje y la comunicación, la comunicación bidireccional favorece todas las relaciones, ya sean personales o profesionales. Se establece una vinculación social muy fuerte, puesto que los alumnos se abren y cuentan cosas que quizás antes no hayan contado a nadie.

El educador se compromete con su trabajo y con sus alumnos, si nota que ese compromiso no se mantiene tan activo como el primer día es hora de replantearse su futuro profesional. Aun así es normal  y humano que cada cierto tiempo se necesite un descanso, mirar hacia atrás y plantearse porque continua en esa profesión. La educación es muy satisfactoria, pero también agota mucho.

Por no decir que el concepto de compromiso es entendido por cada persona de diferente manera, y curioso resulta también que se interpreta de diferente manera dependiendo el momento en el cual nos ubiquemos, es decir, cada situación es diferente y la manera de pensar de las personas puede verse modificada con los años.

Muchas veces no son dificultades lo que nos encontramos, sino cierta inmadurez en el proceso educativo, las cuales no nos permiten avanzar, y si se trabaja en equipo lo que se consigue es que el resto no avance o pierda la ilusión.

Es fundamental antes de comenzar todo trabajo en equipo, asegurarnos que todos los miembros están comprometidos de la misma manera y tienen una visión más o menos conjunta de la situación. El equipo educativo se debe mantener en todo momento unido, para ello el diálogo y la comunicación es fundamental, para limar asperezas, para saber lo que cada uno espera de sí mismo y de los demás.

El trabajo conjunto se mantiene siempre por la transmisión de la ilusión que unos hacen a otros; cada persona del equipo tiene unas habilidades que destacan, se trata de aprovecharlas para el trabajo, sacar lo mejor de cada uno y mostrarlo en el trabajo.

Las personas nos nutrimos de las experiencias y capacidades  de los demás.

¿ Es importante el trabajo del educador social?

¿ La motivación hacia el trabajo lo es todo, o tan solo una parte?


Te invitamos a participar de nuestro curso Máster en Educación Social, impartido en Aucal Formación

El Máster en Educación Social da al alumno una formación teórico-práctica para que pueda realizar planes de intervención social, tanto a nivel individual como a nivel comunitario. Formará parte de procesos de participación social, ayudando a mejorar las capacidades de colectivos especialmente aquellos que sean más vulnerables o sufran riesgo de exclusión social.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =