La tecnología en la educación

Las nuevas tecnologías han traído muchas cosas positivas al mundo de la educación, pero también tiene su lado negativo, y por ello es conveniente tenerlo en cuenta siempre. Los menores se inician cada vez más pronto en el complejo mundo de las pantallas: móviles, tablets, ordenadores…lo tiene todo a su alcance y hacen uso de ello, y no siempre de manera responsable, puesto que es el adulto el que debe de poner el límite.

Denegar el uso de estos dispositivos a nuestros menores resulta una tarea complicada, puesto que han nacido en la era digital y están rodeados de dispositivos en todo momento, si bien lo idóneo es establecer unas pautas de uso, así como un horario y tiempo límite para tal. Lo ideal sería que en casa se le diera un uso lúdico y didáctico, acompañados por los padres, y un tiempo adaptado a la edad del niño; pero lo que nos encontramos es que muchos padres utilizan estos dispositivos como solución para que el niño esté quieto, en ocasiones sin saber que están sus hijos viendo o qué contenidos pueden estar buscando en Internet, porque parece que si tu hijo de 6 años no sabe buscar contenidos en Google va a quedar descolgado del resto de niños.

En los colegios también se fomenta el uso de las nuevas tecnologías desde edades tempranas, es raro el centro educativo que no dedica ninguna hora de su currículo escolar a clases de informática; evidentemente los contenidos que se les enseña no tiene nada que ver con el uso particular que se le da en casa, puesto que en los colegios se enseña manejo del ordenador, incidiendo siempre en un uso correcto a la hora de buscar contenidos en Internet, más en edades más cercanas a la adolescencia que en menores de Infantil.

Niñas felices estudiando

Cuando los menores van cumpliendo una determinada edad exigirán tener su propio móvil, usarán las redes sociales y las aplicaciones que puedan para comunicarse con sus iguales y transmitir su día a día al resto. Es ahí cuando realmente la educación debería mostrar todo su apoyo, porque es cuando el uso de las nuevas tecnologías puede traer problemas. Vivimos en un mundo tecnológico, donde relatar lo que estamos haciendo a cada momento entra dentro de lo normal,¿ si lo hacen los adultos, porque no lo van a hacer los niños? Se dan demasiados datos personales en las redes sociales, sin saber quién lo está viendo o qué uso van a hacer de ellos.

Los menores le dan mucha importancia a tener un móvil para poder comunicarse con sus compañeros, pero este dispositivo es un arma de doble filo, que mal utilizado traerá nefastas consecuencias. A los menores les parecerá muy divertido grabar un video de un compañero ante una situación bochornosa y difundirlo, se unirán a una conversación  en la cual se está insultando a un compañero por su condición física, no dudaran en reírse del diferente…situaciones todas ellas que favorecen el acoso ante esa persona más débil. Se ha debatido mucho sobre este tema, hay quien dice que este acoso ha existido siempre en nuestras escuelas, siempre había alguien que se convertía en la mofa de los compañeros, pero con la gran diferencia de que no era visto por miles de personas en el gran escaparate en el que se ha convertido Internet.

Sugerencia Aucal en Formación

Máster en Educación Social entrega las herramientas necesarias para participar de manera activa en el desarrollo de los programas educacionales.

¿Las redes sociales son beneficiosas o predomina más su parte negativa?

¿Sabemos de verdad el uso que hacen nuestros menores de las nuevas tecnologías?

MÁS INFORMACIÓN:

La educación, clave para combatir el ‘grooming’ o acoso sexual hacia los menores en las redes sociales

La enfermedad rara más viral: ausencia de educación en valores sociales

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 5 =