Necesidades educativas especiales en enseñanza superior: problemáticas y desafíos

Desde hace muchos años que las universidades tienen un porcentaje de alumnos matriculados que presentan alguna necesidad educativa especial (NEE), eso no es nuevo. Pero hoy en día, la sociedad exige más que sólo la aceptación de la asistencia de estos jóvenes a sus aulas.

Los cambios sociales

Durante años las universidades han contado con la asistencia de alumnos con necesidades educativas especiales, pero el enfoque es muy distinto al que se exige hoy. Eran los alumnos “discapacitados” quienes debían adecuarse a las condiciones que ofrecía la institución educativa, siendo ellos y sus familias las que hacían todos los esfuerzos posibles para que lograran estudiar una carrera superior y poder optar por un titulo profesional y así lograr la independencia laboral y económica que anhelan. Las universidades no entregaban apoyos adicionales como en la educación preescolar, escolar (primaria) o media (secundaria) que por la ley de inclusión les corresponde entregar.

Hoy, gracias a movimientos sociales, a las universidades se les exige realizar cambios importantes para dar respuestas, tanto de infraestructura como educativas, a la diversidad que se presenta en sus aulas. Lo que se espera es el logro de una educación inclusiva en todos sus niveles, lo que ha generado, que estas instituciones deban realizar modificaciones significativas que implican desafíos sustanciales de aquí en adelante.

Las problemáticas y los desafíos

Las problemáticas que se han presentado a través de los años, tienen relación con las dificultades de acceso, permanencia, perfeccionamiento del personal docente y administrativo y la promoción de los alumnos con NEE.

En estos ejes se encuentran los desafíos:

  • Adecuación de la infraestructura que ya poseen y construir espacios basados en el diseño universal planteado por la arquitectura, que postula la creación de espacios accesibles para todos.
  • Facilitar el acceso educativo para todos los alumnos con NEE.
  • Realizar una adecuada sensibilización a su población estudiantil.
  • Educar, en todas las áreas de estudio y carreras, en base al respeto por la diversidad con la que se encontrarán en el mundo laboral.
  • Capacitación del personal docente y administrativo para que puedan atender, ayudar, y facilitar la educación a la diversidad de los alumnos. Muchos docentes pueden sentirse desorientados y sin las herramientas para enseñar y adecuar sus métodos a los alumnos con NEE.
  • Generar programas que garanticen y ayuden a la empleabilidad de los egresados con NEE, trabajando en conjunto con entidades estatales y realizando convenios con empresas privadas que cooperen con esta iniciativa.
  • Incorporar metodologías de enseñanza basadas en la diversidad y contar con material pedagógico adaptado.

Embarcarse en un proyecto institucional a nivel de educación superior para formar y atender la diversidad, exige el diseño de programas con diferentes fases de ejecución y con evaluaciones de proceso y de producto. Esto implica la asistencia técnica en la formulación y seguimiento del mismo, el desarrollo de actividades para sensibilizar, la realización de talleres de capacitación, el monitoreo centralizado, asesorías a la coordinación del proyecto y el desarrollo de acciones de evaluación (UNESCO).

Los esfuerzos de muchas instituciones están dando fruto paulatinamente, algunas han generado programas de acompañamiento para alumnos con NEE, uso de TICs (tecnologías de la información y comunicación) y mejorando su infraestructura, pero esto va más allá de la voluntad de una institución de educación superior, tiene que ver con convicciones políticas, cambios sociales y esfuerzos permanentes para mejorar la inclusión y respetar la diversidad.

Esto se debe ver como una oportunidad de equiparar las oportunidades y dar respuesta a una demanda social relacionada con el derecho a la educación de todos y todas en cualquier nivel.


Enlace utilizado en este artículo:

https://www.redalyc.org/pdf/979/97917575005.pdf


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 5 =