Niños muy inteligentes- detectando fallas en el sistema de educación

Niños muy inteligentes: detectando fallas en el sistema de educación

Test, pruebas, evaluaciones….son muchas las herramientas que pueden llegar a diagnosticar si alguien tiene realmente normales capacidades o son niños muy inteligentes.

¿Pero son realmente efectivas? Es decir ¿son todos los casos diagnosticados con éxito?

El Diagnóstico del niño muy inteligente

Puede que el tema esté mejor que hace unos años, puede que seamos más sensibles hacia este tema, la sociedad en general y la educación en particular.

Pero aún queda mucho que hacer. Después de diagnosticados los niños muy inteligentes, no siempre se tiene un plan de acción, no todos los centros educativos saben qué hacer con ellos, y es que quizás lo mas importante es que estén con gente que les entiende, tenga o no su misma edad.

Y es aquí donde puede llegar a fallar el sistema, porque en ocasiones se centra en el alumno, dejando un poco de lado a la familia y su entorno más cercano, que no entienden al niño ni pueden mantener una conversación mas o menos coherente.

Educar es una tarea compleja, y ante cualquier imprevisto que pueda surgir puede que no siempre se sepa reaccionar de manera adecuada; la ansiedad y el estrés generada por la situación no son buenos compañeros de viaje, la manera en que eduquemos a nuestros hijos va a determinar en gran medida en qué tipo de ser humano se convertirán en el futuro.

Cuando sumamos una diferencia, la que sea, por defecto, por exceso, por trastorno o por enfermedad… la dificultad obviamente se eleva, la falta de comprensión social, el no entender determinados comportamientos o comentarios….

Etiquetas en los niños muy inteligentes o superdotados

Todavía hay un estigma, una mirada entre condescendiente e irónica hacia los padres con hijos superdotados y una sociedad que no sólo los ignora, sino que hace apología de su ignorancia relegándoles o peor aún etiquetándoles con diagnósticos psiquiátricos. Al que destaca o se le idolatra o se le ignora, no llegamos a encontrar el punto intermedio.

Los diagnósticos precoces de los niños superdotados, así como en otros muchos, no siempre son efectivos al 100%, por ello siempre se pide precaución hacia este aspecto, puesto que un diagnóstico erróneo o mal interpretado puede llevar a resultados fatales.

niños muy inteligentes
Imagen: Webconsultas.com

Normalmente se suele esperar a los 10 o incluso 12 años para poder decir que son niños muy inteligentes o tiene altas capacidades o que tiene un coeficiente por encima de la media.

Antes de esta edad puede destacar, necesitar más estimulación que el resto de niños de sus edad, ser más demandante, saber cosas que por edad no debería memorizar tan rápidamente….simple coincidencia o realmente sean signos de ello, pero no conviene precipitarse.

Puede que en el colegio opten por mantenerlo en su clase pero con una adaptación curricular, esto será algo que deban debatir el colegio y los padres, buscando siempre lo mejor para el menor.

Lo más importante es tenerlos siempre en cuenta y no hacerlos sentir mal con las decisiones que tomemos al respecto.

¿Los niños con altas capacidades deberían estar en colegios especializados?

¿Está la educación actual preparada para tratar estos casos?


La formación relacionada con este tema, y que influye mucho en la orientación del menor desde su infancia es el Máster en Psicopedagogía de Aucal Business School. Solicita información gratuita.

Un comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =