orientación escolar

Orientación escolar: ¿cómo ayuda a los estudiantes?

El área o departamento de orientación ha existido desde hace mucho tiempo en las escuelas y surgió por la necesidad de guiar a los estudiantes en los procesos personales de aprendizaje y en el aspecto vocacional, para así, ayudarlos a enfrentar el proceso de aprendizaje y de crecimiento personal.

¿En qué consiste?

Al inicio, la orientación escolar se entendía en un sentido clínico o asistencial, es decir, como una ayuda que se prestaba a los estudiantes con problemas emocionales y/o de rendimiento escolar. Otra función que asumía, consistía en orientar a los alumnos en ciertos momentos críticos y también guiarlos en la elección de estudios y profesiones más acordes con sus aptitudes, habilidades y rasgos personales.

Pero este modo de comprender la orientación educativa era muy restringido; la orientación sigue teniendo como tarea importante el prestar apoyo a los estudiantes que presentan problemas emocionales o que encuentran dificultades en sus aprendizajes, pero la tarea primordial consiste en que el orientador centre su preocupación en todos los alumnos con el objetivo de conseguir la mayor eficacia en los objetivos del centro, generando así una educación integral. El objetivo de la orientación, pues, consiste en la prevención de dificultades en diversos aspectos y en el asesoramiento para conseguir la mayor eficacia en las tareas educativas con visión de futuro.

La orientación es un proceso integrado al currículo, con énfasis en los principios de prevención, desarrollo y atención a la diversidad y en las áreas afectiva-emocional, escolar y vocacional del educando, con el objeto de que perciba sus reales y potenciales aptitudes para una mejor comprensión de su situación socio-educativa y toma de decisiones pertinentes, en aras de su desarrollo personal, social y profesional.

El concepto actual de orientación educativa puede ser entendido como un proceso de asesoramiento o ayuda, integrado en el proceso educativo, que se ofrece a los alumnos para alcanzar sus objetivos educativos, para resolver los problemas que se encuentran en su entorno y para conseguir su desarrollo personal y su integración en su vida comunitaria, y en la que tienen lugar 3 áreas:

  1. Orientación escolar: tiene como objetivo asesorar a los alumnos para actuar de modo responsable en su proceso educativo, autorregular sus aprendizajes y asesorar y colaborar con los padres y profesores para conseguir mayor eficacia y calidad en el proceso enseñanza–aprendizaje.
  2. Orientación vocacional y profesional: su objetivo es ayudar a los alumnos en el desarrollo progresivo de sus capacidades e intereses, en el conocimiento de las demandas laborales y en la toma de decisiones sobre los estudios y profesiones.
  3. Orientación personal: tiene como objetivo ayudar a los alumnos en su desarrollo personal y de modo más específico ayudarles a conseguir un conocimiento real de sí mismos con sus posibilidades y limitaciones, que les permita desarrollar estrategias para la prevención de problemas y, junto a ello, una atención individualizada cuando se presentan alumnos con problemas emocionales o con necesidades educativas especiales.

¿Qué beneficios aporta?

El papel de la orientación educativa implica que el simple hecho de acudir a clases no es en sí un evento suficiente para garantizar un buen nivel de educación y de aculturación: no tiene sentido asumir que todo se limita a la interiorización de información que es impartida por el personal docente. También hay que tener en cuenta el contexto en el que se produce el proceso educativo, y adoptar medidas para asegurarse de que lo que se ofrece a los alumnos se ajusta a sus necesidades e intereses.

En este sentido, estas son las ventajas de la orientación educativa:

  1. Mayor conocimiento personal. Esta ventaja, les brinda a los jóvenes la posibilidad de tener una mayor y mejor comprensión de sus aptitudes y habilidades, reconocer fortalezas y debilidades, lo cual resulta beneficioso para todos los aspectos de la vida de los estudiantes. Crecerán para ser adultos sin estar tan expuestos a frustraciones innecesarias que afecten su autoestima y sus posibilidades de superación.
  2. Mejor capacidad de adaptación. La inteligencia es un concepto bastante abstracto, pero que se basa principalmente en la capacidad de adaptación de los individuos. Una cosa es la preparación académica y otra es la capacidad de adaptarse a las distintas situaciones de la vida. La orientación educativa ayuda a encontrar espacios de trabajo que se correspondan con las propias capacidades cognitivas, dependiendo de si se destaca en creatividad, razonamiento lógico, inteligencia verbal, etc.
  3. Mejor selección de prioridades. Los jóvenes que han pasado por un proceso de orientación académica, por lo general, tienen una mejor capacidad para discriminar entre las cosas relevantes de las que no lo son tanto en cuanto a sus objetivos vitales. Es decir, aprenden a clasificar por orden de importancia y dan prioridad a lo que es más determinante para ellos.
  4. Integración familiar. La orientación educativa trasciende las aulas y abarca temas referentes a la vida personal de cada uno de los estudiantes. La vida en familia es un área que se trabaja constantemente dentro de esta forma de enseñanza, y tiene buenos resultados a la hora de crear redes de colaboración entre la escuela y los familiares.
  5. Mejor disposición ante el cambio. Una vez que el joven ha pasado por un proceso correcto de orientación educativa, se le hace mucho más fácil procesar y afrontar los cambios a los cuales deberá verse expuesto cuando finalice su etapa como estudiante de secundaria y deba iniciar nuevos retos como estudiante de educación superior universitaria.
  6. Mejores estilos de resolución de problemas. Las herramientas adaptativas y de convivencia que obtienen los estudiantes cuando pasan por un proceso de orientación educativa repercuten significativamente en sus estilos de resolución de problemas en momentos de incertidumbre. Los jóvenes resultan fortalecidos en cuanto a su capacidad de evaluación y toma de decisiones.
  7. Favorece la integración entre alumno y docente. Esta manera de educar tiene como una ventaja intrínseca el hecho de que los estudiantes ven la figura del docente un consejero, y no únicamente como una figura de autoridad rígida.

Un orientador (o equipo de orientación escolar), debe ser alguien capacitado en las áreas que involucran la intervención en las necesidades del estudiantado. Puede ser un docente con capacitación, un psicólogo, trabajador social o un profesional especializado en aspectos de infancia y adolescencia. Dentro del establecimiento juega un rol principal al momento de apoyar a los estudiantes, por esto, debe poseer habilidades sociales, tener la capacidad de generar confianza y seguridad en los niños y jóvenes y, además, debe ser organizado para realizar un seguimiento acorde a las necesidades y dificultades que se detecten.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://psicocode.com/psicologia/orientacion-educativa/

https://psicologiaymente.com/desarrollo/orientacion-educativa

“Concepto de orientación educativa: diversidad y aproximación”, Denyz Luz Molina Contreras, Universidad Nacional Experimental de los Llanos Occidentales Ezequiel Zamora, Venezuela.


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.html

 

 

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + cinco =