Pensando en el futuro

Si se quiere tener mejores oportunidades de empleo, la educación es importante. O lo era hasta hace bien poco, porque la crisis ha destruido futuros empleos y ha apagado ilusiones. Tenemos la generación mas preparada, como nunca la ha habido, pero estamos dejando que esa ilusión con la cual comienzan sus estudios se vaya desinflando, porque la realidad es que a día de hoy tener más o menos estudios no garantiza un puesto de trabajo; sí que es cierto que si se tienen estos estudios se consigue un mejor empleo, hablando en términos de condiciones laborales y económicas, pero no todo los universitarios acaban trabajando a corto plazo. Es por ello que a día de hoy muchos jóvenes se plantean su futuro sin pasar por la Universidad o sin tener estudios superiores, puesto que lo que más interesa es la  inmediatez laboral, el conseguir un empleo que de una estabilidad, sin salir del país, que es otra de las cosas que nos ha dejado esta crisis: jóvenes muy preparados que se ven obligados a exiliarse.

Hace años tan solo accedían a los estudios superiores la gente con dinero, y hoy en día no, cualquiera puede, gracias a los avances sociales, y al dinero que le Gobierno ha invertido en ello; ya no se discrimina por genero ni por origen social, quien tenga aptitudes para ello podrá estudiar, pero sin garantías de futuro.

La crisis económica ha traído graves consecuencias a nivel laboral, y a los primeros que ha afectado es a la gente con mas preparación y estudios, esos que estudiaron y se esforzaron porque les dijeron que era lo mejor, sus padrea y abuelos no habían tenido la oportunidad pero ellos si la tenían y tenían que hacer uso de esa oportunidad que les daba la época que vivían.

Formamos a nuestros jóvenes para que al final se vayan a otro país a demostrar su valía, cuando se habla de “fuga de cerebros” se refieren a esto, estamos regalando nuestro bien más preciado, el talento juvenil y desenfadado que desprende aquel que acaba sus estudios con la mayor de las ilusiones. Y el que se va puede que no vuelva, su vida continuara en otro país, ¿qué sentido tiene formarlos y luego dejarlos marchar? Les resulta más atractivo lo que otros países ofrecen, oportunidades frescas y apetecibles, algo que en su propio país nadie le da. Porque se les ha vendido que deben estudiar para trabajar y no siempre es así, no en nuestro momento actual. Deben cambiar muchas cosas y no depende tan solo de dejar atrás esta terrible crisis económica.

¿ Tener más nivel de estudios garantiza un mejor futuro laboral?

¿Qué tiene que cambiar en el actual sistema laboral?

 

 

 

 

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 14 =