reeducación en la escritura

Reeducación de las dificultades en la escritura: medidas correctivas para eliminarlas

Existen sugerencias de gran valor pedagógico respecto a cómo reeducar algunos errores frecuentes en la escritura como consecuencia de una disgrafía, y es importante conocerlas para ayudar a los estudiantes en el logro de una grafía correcta, legible y de calidad.

Errores frecuentes en la escritura

1. Presión o prensión

La presión es la fuerza o firmeza aplicada para efectuar los trazos de escritura. Es común encontrar trazos tenues o muy cargados en niños con disgrafía.

Para poder detectar alguna dificultad, necesitamos conocer el desarrollo normal de la prensión, y desde ahí observamos si se aleja de lo esperado:

-1 a 1.5 años: prensión palmar ejerciendo la fuerza desde el hombro.

-2 a 3 años: prensión con la fuerza puesta en la muñeca, tipo pincel.

-3 a 4 años: prensión estática con la fuerza puesta en 4 dedos.

-4 a 6 años: prensión con la fuerza puesta en la pinza digital o trípode dinámico.

Algunas causas de esta dificultad son:

– Líneas demasiado finas.

– Curvas sombreadas por escribir con el lápiz girado 90 grados.

– Trazos gruesos hacia abajo por excesiva presión del dedo índice.

– Escritura gruesa por tomar el lápiz muy cerca de la punta, sin dejar espacio para los dedos pequeños, impidiendo el desplazamiento fluido de la mano.

Un trazo de grosor correcto puede obtenerse formando un ángulo recto con el pulgar y sin tomar el lápiz tan cerca de la punta, permitiendo la movilidad de la mano. Para reeducar, es importante enseñar las posiciones adecuadas en relación a su propio cuerpo, una correcta postura y la forma de tomar el lápiz y la hoja.

2. Tamaño

Las letras tienen dimensiones definidas, la irregularidad del tamaño de las letras es el resultado de movimientos inseguros y de un agarre incorrecto del lápiz. Debido a esto surgen:

  • Letras demasiado grandes: ocurre por el empleo excesivo del movimiento del brazo y por poner la mano en el lápiz más arriba de lo esperado.
  • Letras muy pequeñas: surge por escribir con movimientos sólo de los dedos y por tomar el lápiz muy cerca de la punta.

El tamaño adecuado se conseguirá combinando los movimientos de brazo, mano y dedos. La reeducación se basa en la ejercitación, para esto es importante realizar los trazos sobre una hoja cuadriculada, en donde el niño debe respetar el espacio y las líneas predeterminadas.

3. Inclinación

Es una irregularidad entre letras y palabras en relación a la línea o renglón base y a las separaciones entre renglones. Pueden ocurrir como causa del descuido del niño o por la incorrecta dirección del movimiento gráfico.

La inclinación desproporcionada de la letra suele ser consecuencia de una excesiva desviación del papel y de mantenerlo perpendicular al cuerpo.

Para conseguir una inclinación correcta, es importante la posición del papel.

4. Espaciado de las letras

El espaciado irregular es efecto de la irregularidad en la inclinación. Una excesiva inclinación hace que las letras se junten demasiado y la escasa inclinación contribuye a aumentar la separación entre las letras. Mejorando ese aspecto, se logrará un espaciado correcto.

5. Espaciado de las palabras

La distancia anómala entre las palabras, es consecuencia de la irregularidad de los trazos iniciales y finales. Cuando estos trazos son muy largos, las palabras quedan muy próximas, y al ser muy cortos, aumenta la separación entre estas. Ejercicios en pautas cuadriculadas ayudan a mejorar esta dificultad.

6. Alineación

Las dificultades en este aspecto resultan por no inclinar el papel correctamente para mantener la escritura dentro de la línea o renglón que corresponde.

La desviación hacia abajo, se debe a la excesiva inclinación del papel, y hacia arriba es por escasa inclinación.

7. Forma de las letras

La forma correcta de la escritura de cada letra es importante para lograr su legibilidad y todos los aspectos mencionados anteriormente influyen en la calidad de la grafía.

Sugerencias para la reeducación

El tratamiento individual y personalizado estará enfocado a reforzar las siguientes áreas:

1. Percepción

Las dificultades perceptivas (espaciales, temporales, visoperceptivas, atencionales, etc.) son causantes de muchos errores de escritura (fluidez, inclinación, orientación, etc.) se deberá trabajar la orientación rítmico temporal, atención, confusión figura-fondo, reproducción de modelos visuales.

2. Visomotricidad

La coordinación visomotriz es fundamental para lograr una escritura satisfactoria. El objetivo de la rehabilitación visomotriz es mejorar los procesos óculomotrices que facilitarán el acto de escritura. Para la recuperación visomotriz se pueden realizar las siguientes actividades: perforado con punzón, recortado con tijera, rasgado con los dedos, ensartado, modelado con plastilina o plasticina y rellenado o coloreado de modelos.

3. Grafomotricidad

La reeducación grafomotora tiene por finalidad educar y corregir la ejecución de los movimientos básicos que intervienen en la escritura. Los ejercicios de reeducación consisten en estimular los movimientos básicos de las letras (rectilíneos, ondulados), así como tener en cuenta conceptos tales como: presión, frenado, fluidez, etc. Los ejercicios pueden ser: movimientos rectilíneos, movimientos de bucles y ondas, movimientos curvilíneos de tipo circular, grecas sobre papel pautado, completar simetría en papel pautado y repasar dibujos punteados.

4Grafoescritura

Este punto de la reeducación pretende mejorar la ejecución de cada una de las letras del alfabeto. La ejercitación consiste en la caligrafía. Se pueden enseñar por grupos de letras según el parecido en el trazado, por ejemplo, las onduladas, las que suben (del renglón hacia arriba), las que bajan (del renglón), las altas, etc.

5. Perfeccionamiento escritor

La ejercitación consiste en mejorar la fluidez escritora, corrigiendo los errores. Las actividades que se pueden realizar son: unión de letras y palabras, inclinación de letras y renglones, trabajar con cuadrículas. Tomar el tiempo e ir comparando su velocidad para escribir.

También y no menos importante es enseñarles estrategias de relajación para cuando se les “cansa la mano”. Por ejemplo: tocar las yemas de los dedos con el dedo pulgar, primero se hace despacio y luego a mayor velocidad. También se puede hacer con los ojos cerrados. Unir los dedos de ambas manos, pulgar con pulgar, índice con índice. Primero despacio y luego a mayor velocidad. También se puede hacer con los ojos cerrados. Apretar los puños con fuerza, mantenerlos apretados, contando hasta diez y luego abrirlos.


Fuentes utilizadas en este artículo:

http://blog.jel-aprendizaje.com/disgrafia-una-dificultad-especifica-del-aprendizaje/

Bibliografía: material complementario al Diplomado en Dificultades de Aprendizaje


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.html

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 9 =