Cuando las redes sociales se convierten en enemigos de mis hijos

Las redes sociales son un buen amigo y un feroz enemigo si la ocasión lo requiere, y es que como todo tiene su parte positiva y su parte negativa. No vienen con un manual de instrucciones pero se trata de tener un poco de sentido común y saber hasta dónde podemos llegar.

Esto en un adulto es lo más razonable, pero cuando hablamos de chavales de 12-14 años la cosa se complica; niños vulnerables, que quieren caer bien al resto de compañeros y que no les importa llegar hasta donde sea necesario. Recientemente nos hemos enterado de que circula por la redes un juego donde los participantes tienen que pasar una serie de pruebas, algunas peligrosas, no son las típicas pruebas de niños sin malicia que resultaban hasta graciosas. Y es que hemos evolucionado, la sociedad y las personas, y parte de esta evolución son las redes sociales y todo lo que conllevan.

Resulta muy complicado decirle a un adolescente que no siga la corriente a sus amigos, haciendo lo que ellos hacen, pues en su grupo de iguales tendrá un fiel aliado, dejando de ser sus padres la figura de referencia.

Tampoco debemos llevar un control exhaustivo de los pasos que dan nuestros hijos, puesto que esto tampoco es sano, ni para nosotros ni para ellos, pero inevitablemente algo se debe hacer, más cuando circulan por las redes juegos tan peligrosos, que comprometen la integridad física de los menores. Se debe intentar inculcar un uso responsable de Internet, y digo intentar porque no siempre es fácil luchar contracorriente; cuando todos los niños de su clase disponen de un móvil con Internet y hay uno que no, este niño sentirá que sus padres son lo peor del mundo por no darle esa opción, sin pararse a comprender los motivos reales de porque le están negando esto.

Y es que en estos momentos el peligro del acoso virtual que puedan sufrir nuestros menores en redes sociales por parte de adultos, también se une el peligro de estas nuevas modas de juegos con una serie de reglas y pruebas a superar. Un juego que alguien ha puesto de moda y que ha circulado por Internet como la pólvora, sin que los menores vean su parte negativa, tan solo la positiva, pues para ellos será una manera de integrarse en el grupo, porque los que mandan en este juego son gente “guay”, aceptados socialmente y un espejo en el que mirarse. Y da igual si nuestro hijo tiene o no móvil, si tiene o no cuenta en esta o aquella red social, porque lo inquietante del tema es que si quiere participar siempre existirá una mano amiga que le brindará la oportunidad de hacerlo.

¿Crees que las redes sociales favorecen el desarrollo de un adolescente?

¿Como evitarías que un menor participara en este tipo de juegos?

Formación relacionada
Máster en Orientación Educativa y Psicopedagogía, al terminar este curso serás capaz de realizar planes de intervención para tratar cualquier anomalía y prevenir situaciones de maltrato, acoso virtual o bullying, drogodependencia… A la vez que se fomenta valores esenciales como  la convivencia y la disciplina, además de una orientación educativa y profesional.
                                             
MÁS INFORMACIÓN:
– ‘Ballena Rosa’: un nuevo reto para contrarrestar el efecto negativo de ‘Ballena Azul’ en los jóvenes: https://www.elespanol.com/social/20170510/214978598_0.html
– No hay una sino varias “ballenas” en las redes sociales: https://www.lagacetasalta.com.ar/nota/80005/actualidad/no-hay-sino-varias-ballenas-redes-sociales.html

 

2 comentarios

    1. Gracias por tu apoyo. Este tema es muy sensible actualmente dado que muchos defienden el uso de las redes sociales sin ver las consecuencias. Su uso es positivo en la medida que no pasa los límites de la privacidad o intimidad de cada uno, y que no represente algún peligro para nuestros hijos. Esperamos verte pronto por aquí. Saludos

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =