padres que matan a sus hijos

Síndrome de Munchausen o por qué un padre mata a su hijo

Aunque no abundan, sí existen casos de padres que matan a sus hijos. De repente la noticia se convierte en viral. Y todo el mundo se pregunta cómo es que un ser humano es capaz de cometer un acto tan horrible. Sin embargo conviene saber que estas personas habitualmente tienen un perfil psicológico complejo. Sufren el Síndrome de Munchausen por poder. Este síndrome es una enfermedad psiquiátrica que representa a su vez una forma de maltrato infantil. Contra ello simplemente hay que estar alerta. El personal sanitario es el primero que suele avisar sobre este problema ya que es también el primero que lo nota. Pero ¿Cómo podemos detectarlo el resto? ¿Cuál es el modus operandi de las personas con este síndrome? 

Padres que matan a sus hijos para recibir reconocimiento

Un asesinato es siempre difícil de explicar. Pero cuando el asesino es un padre que mata a su hijo, no existe una explicación posible. Aun así, ¿qué puede impulsar a un padre o madre a matar a su hijo?

A veces ocurre sin que existan denuncias previas de malos tratos en el hogar. Ni nada que haga sospechar ese final. Es decir, que no se trata de un caso de violencia de género, donde el hombre mata a sus hijos en venganza hacia su expareja.

No son casos habituales que se vean cada poco en los informativos. Sin embargo, por la gravedad de los hechos, la incomprensión de los mismos y justo porque no son muy habituales, cuando sucede un caso de este tipo se convierte rápidamente en mediático.

Muchas veces al hacernos eco de noticias de padres que matan a sus hijos acabamos pensando: ¿estarán enfermos? ¿Quién es capaz de hacer eso?

Efectivamente, detrás de algunos de estos crímenes suele haber una persona que sufre Síndrome de Munchausen por poder. Se trata de una enfermedad psiquiátrica y una forma de maltrato infantil por el cual se dan los casos de padres que matan a sus hijos.

Las causas del Síndrome de inventar enfermedades

No se sabe con certeza qué causa el síndrome de Munchausen por poderes.  En ocasiones la persona fue víctima de abusos de niño. O tiene el síndrome de Munchausen, es decir, finge tener enfermedades. De hecho este síndrome también se conoce como el trastorno de inventar enfermedades.

En las mujeres, el síndrome es menos frecuente que en los hombres (de un 10 a un 25 %). Sin embargo, cuando se presenta lo hace en su mayoría en madres que manipulan a sus hijos inventándoles enfermedades que no existen, para luego solicitar ayuda. El cuidador del menor es habitualmente la madre. Esta simula síntomas falsos o provoca síntomas reales para que parezca que el niño está enfermo. Con ello se pretende buscar atención, comprensión y admiración.

Esta persona intenta buscar un reconocimiento. Normalmente busca que la sociedad le perciba como un “padre o madre coraje”. Alguien que tiene que lidiar con el sufrimiento que supone la enfermedad de un hijo, y la muerte en caso de que suceda.

Expuesto así suena un poco fuerte. Se trata de padres a los cuales no les importa no dar de comer al niño o administrarle medicamentos sin preinscripción médica para provocar diversos síntomas. También son capaces de infectarles heridas o incumplir deliberadamente los tratamientos médicos.

Cómo acabar con estos casos

El caso de padres que matan a sus hijos es difícil de detectar puesto que la persona que le inflige ese dolor está preocupada y profundamente entregada al cuidado del menor enfermo. Al no ser un maltrato patente, por no existir moratones o marcas, pasa desapercibido durante mucho tiempo.

padres que matan a sus hijos

La realidad es que muchos de estos casos se destapan por el fallecimiento del menor. Este fallecimiento suele desembocar en la puesta en marcha de una investigación profunda al respecto.

El personal sanitario es quién primero debería detectar estos casos ya que son niños que mejoran considerablemente en un tiempo récord. Lo cual pone en duda que estuvieran tan enfermos. Sin embargo al regresar a su hogar es cuando la situación empeora.

La evolución del paciente desata la desconfianza del médico

Este detalle resulta curioso puesto que una vez solventados los problemas médicos que aconsejaron la hospitalización, los pacientes experimentan una notable mejoría al regresar a su casa y estar en su ambiente, no teniendo que volver a  ser ingresados, salvo casos específicos.

Y es que el afán de protagonismo de algunos padres es tal, que no les importa arrastrar a sus propios hijos, incluso hasta la muerte. Detectarlo es vital ya que puede evitar el maltrato continuado y los exámenes médicos innecesarios, costosos y posiblemente peligrosos.

¿Crees que este tipo de maltrato infantil es difícil de detectar?

¿Deberían existir más mecanismos de control para poder detectar este tipo de casos?


El Máster en Trabajo Social otorga al alumno una Doble Titulación. Por un lado el Máster en Trabajo Social otorgado por Fundación Aucal y por otro lado el Título de la Universidad Antonio de Nebrija de Técnico Superior en Servicios Sociocomunitarios, te prepara para especializarte en la evaluación de las necesidades sociales.

Podrás establecer un plan de intervención y llevar a cabo las acciones planteadas para resolver una problemática y para mejorar la convivencia como sociedad, analizando las necesidades de las personas y los distintos colectivos.

Este Máster en Trabajo Social profundiza en la adquisición de métodos y conocimientos para establecer dinámicas sociales y desarrollar competencias que permitan planificar, evaluar y asesorar para poder afrontar las problemáticas y situaciones adversas a las que nos enfrentamos como sociedad.

Un comentario

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =