Síndrome de Williams

Síndrome de Williams: características y apoyo educativo

Si bien este síndrome no es tan común como otros al ser una afección genética de baja incidencia, es importante conocerlo para diagnosticar tempranamente y para que los niños con este síndrome reciban la atención médica necesaria y una educación integral acorde a sus necesidades y capacidades.

Características del Síndrome de Williams

El Síndrome de Williams es una afección genética que afecta a muchas partes del cuerpo. Es causado por la falta de genes en el cromosoma número 7, que son los responsables de crear elastina, un tejido conectivo que da estructura, soporte y resistencia a los tejidos que se encuentran en los pulmones, la piel, los tendones, los ligamentos y las arterias.

Este síndrome se puede diagnosticar poco después del nacimiento, pero a veces es leve y pasa inadvertido hasta más adelante en el transcurso de la niñez, cuando algún médico detecta un soplo cardíaco.

Los signos físicos y psicológicos que se pueden identificar, tanto en la etapa temprana como aquellos que se van identificando a medida que crecen, son los siguientes:

  • Retraso del crecimiento durante la infancia: los bebés que nacen con síndrome de Williams tienden a crecer lentamente y tienen un peso más bajo al nacer. Muchos experimentan problemas de alimentación debido a un tono muscular deficiente en la boca y la garganta. Pueden tener cólicos prolongados (irritabilidad y llanto frecuente).
  • Problemas cardíacos y arteriales: los vasos sanguíneos a menudo se estrechan significativamente, lo que causa presión arterial alta y ejerce presión sobre el corazón. La aorta puede estrecharse en una afección conocida como SVAS o estenosis aórtica supra valvar, que puede requerir cirugía cardíaca.
  • Tono muscular deficiente y articulaciones laxas.
  • Posibilidad de desarrollar trastornos en los riñones.
  • Características faciales particulares.
  • Extremadamente empáticos: tanto así que inconscientemente buscan complacer al otro, lo que no permite identificar si le disgusta hacerlo o si está angustiado por algún motivo.
  • Dientes pequeños y muy espaciados, que pueden requerir ortodoncia.
  • Hernias
  • Sensibilidad a los sonidos fuertes, los que pueden generar ansiedad.
  • Problemas de aprendizaje o deficiencia mental leve. Generalmente se destacan en lenguaje y se observan dificultades en calculo. Buena capacidad verbal.
  • Pueden presentar dificultades en la atención y concentración, pero no necesariamente acompañado de hiperactividad.
  • Una personalidad sociable.

Actualmente, el 95% de los casos se diagnostica de manera temprana, gracias a técnicas moleculares. Esta detección temprana es fundamental para poder planificar un tratamiento adecuado y realizar un seguimiento periódico.

Del tratamiento del Síndrome de Williams, se encargará un equipo multidisciplinar de profesionales: neurólogos, terapeutas físicos, psicólogos, psicopedagogos, educadores diferenciales y terapeutas ocupacionales.

El perfil educativo

Veamos ahora las características a nivel del aprendizaje que se pueden observar en los niños con este síndrome:

Lectoescritura: con la estimulación adecuada, pueden aprender a leer sobre todo mediante la fonética. Logran un amplio vocabulario, pero tienen dificultades con la pragmática. Escritura deficiente.

Matemáticas: es donde se observan mayores dificultades. Necesitan instrucciones claras para la comprensión de conceptos temporales, cuantitativos, espaciales y en la seriación. Dificultad en el razonamiento abstracto. El apoyo con instrucciones claras y precisas pueden mejorar el rendimiento.

Área social: escasas habilidades sociales para generar y mantener vínculos de amistad. Dificultad parra comprender el sarcasmo, la ironía y la metáfora.

Entonces, ¿cómo pueden aprender mejor? Mantener una rutina estructural con instrucciones claras y precisas ayuda mucho al día a día del niño en la escuela. Horarios visuales, el uso de tecnología que los estimule y el apoyo de especialistas dentro del aula son estrategias que ayudarán en su aprendizaje.


Enlaces sugeridos:

https://www.stanfordchildrens.org/es/service/cardiovascular-connective-tissue/williams-syndrome

https://williams-syndrome.org/spanish

https://neural.es/en-que-consiste-el-sindrome-de-williams/


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

3 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + dieciseis =