Trabajador Social

Trabajador Social en las escuelas: una importante contribución para la comunidad educativa

Los profesionales del área social siempre han sido un aporte valioso dentro de las escuelas, contribuyen tanto en la prevención como en la intervención de diversas situaciones que detallaremos en este artículo, y así, comprender la importancia de contar con un equipo educativo integral.

La labor del Trabajador Social Escolar en la actualidad

El actual sistema educativo está colmado de desafíos que debe enfrentar a corto y largo plazo, uno de ellos es la contribución al bienestar familiar, para que los estudiantes se desarrollen en un contexto protegido, y así, poder enfrentar su proceso educativo de la manera más favorable posible. Son tantas las situaciones familiares o del contexto cercano que debe afrontar un niño, que es necesario contar con profesionales que posean las herramientas para orientar tanto al equipo docente como a las familias, para poder ayudar a resolver dificultades o apoyar la labor del equipo directivo.

A esto debemos sumar las dificultades por la crisis sanitaria, que trae consigo problemáticas sociales que están afectando a muchas familias, y en varias de ellas han surgido dificultades que necesitan de ayuda profesional para salir adelante.

La escuela es uno de los lugares donde los niños pasan más horas al día, junto con el hogar familiar. Se trata de un entorno fundamental en su desarrollo y un marco de referencia para su socialización. No se trata únicamente de impartir el currículo educativo o planes de estudio, en el centro educativo se están adquiriendo muchas habilidades y capacidades que son necesarias para participar en la sociedad.

El centro educativo es un elemento compensador y equilibrante para muchos niños y niñas que atraviesan situaciones graves fuera de las aulas. Además, para impartir el currículo escolar establecido y que el alumnado pueda aprender, es preciso resolver algunas problemáticas de base que pueden dificultar su aprendizaje y su rendimiento académico. Aquí es donde juega un rol protagónico el Trabajador Social Escolar.

El aporte y las funciones del Trabajador Social en la Educación

El Trabajador Social Escolar puede constituir un apoyo para el centro educativo, contribuyendo a abordar situaciones de vulnerabilidad social, facilitando la integración del alumnado perteneciente a minorías, detectando situaciones de riesgo (maltrato infantil, abuso sexual, problemas emocionales, problemáticas sociofamiliares), y favoreciendo la participación de las familias en la comunidad educativa.

Algunas de las funciones y tareas que puede realizar un profesional del Trabajo Social en colegios son las siguientes:

  • Detectar situaciones de riesgo social y orientar a las familias y al personal de la escuela: por ejemplo, entregar ayudas en casos de dificultades socio-económicas y ayudar a acceder a ayudas estatales.
  • Mediación intercultural: con el alumnado migrante, con sus familias, con niños y niñas que tengan diferentes orígenes culturales, con el alumnado perteneciente a minorías étnicas, favoreciendo el entendimiento y la convivencia.
  • Intervención en casos de bullying o acoso escolar, en coordinación con otros profesionales. Diseñar e implementar programas para la prevención y el abordaje del acoso escolar.
  • Derivar al alumnado a diferentes servicios: sanitario, servicios sociales, psicólogo, comisión de absentismo escolar o a otras instituciones de apoyo, con las cuales debe mantener la coordinación permanente.
  • Enlace con asociaciones del barrio y con recursos públicos de la zona, que puedan ofrecer actividades de interés (prevención del consumo de drogas, de promoción de la salud, educación sexual, actividades de ocio y tiempo libre, apoyo escolar u otros servicios).
  • Trabajar en conjunto con el equipo de inclusión escolar para el desarrollo de actividades que favorezcan la participación de todos los estudiantes. Además, pueden ayudar a las familias de alumnos con necesidades educativas especiales para el acceso a las ayudas sociales.
  • Evaluación de los estudiantes y las evaluaciones de necesidades. Para empezar, determinar qué factores están afectando el éxito académico de un estudiante, y qué se puede hacer para mejorar la situación. Esta información es obtenida a través de la observación, entrevistas y hablar con los profesores y las familias, y luego se usa para crear metas a corto y largo plazo.

En un escenario ideal, todas las escuelas deberían contar con un equipo multidisciplinario, del cual es parte un Trabajador Social, así se podría entregar el apoyo y las herramientas, tanto educativas como sociales, a todos los miembros de la comunidad escolar.


Enlaces sugeridos:

https://www.trabajo-social.es/2013/11/que-es-el-trabajo-social-escolar.html

https://medium.com/@carrmen.alemany/por-qu%C3%A9-necesitamos-trabajadores-as-sociales-en-la-escuela-2dc42e94f5cc


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once + 5 =