Tratamiento conductual de la encopresis o enuresis

Los trastornos de eliminación en los niños es algo normal si no se prolonga mucho en el tiempo; el control de esfínteres lleva un proceso, que en ocasiones puede resultar difícil y costoso.  Los niños se distraen jugando y a veces tiene escapes, que no son preocupantes si son casos aislados, no repitiéndose continuamente, es por ello que la enuresis y encopresis solo se diagnosticaría a partir de los 5-6 años de edad, hacerlo antes seria equivocarse.

La diferencia entre enuresis y encopresis es que el primero es el trastorno de eliminación de orina, mientras que el segundo es el trastorno de eliminación involuntaria de heces.

Los niños que la sufren suelen sentirse avergonzados, afectando a la autoestima del niño, es por ello que los padres o cuidadores deben mantener la calma y no regañar al menor, que ya bastante avergonzado se encontrara. Si el niño aun esta en pleno proceso o no ha llegado a adquirir del todo el control cualquier situación desencadenara un retroceso: la llegada de un hermanito, una mudanza, una separación…

Debemos recordar siempre que cada niño/a tiene su propio ritmo y avanza de forma diferente en su desarrollo, es por ello que lo mejor es estimularlo de manera positiva, nunca no exigirle. Cada progreso que el hijo vaya haciendo los padres han de ir reforzado a través de elogios, de muestras de aprobación y de satisfacción. Esto hará que el niño se sienta cómodo con su esfuerzo y que siga trabajando en ello. Si el niño se encuentra con amenazas o castigos no se vera capacitado para realizarlo, puesto que el apoyo será fundamental para superar esa etapa.

Quizás creamos que si le quitamos su juguete favorito o le dejamos sin ver los dibujos el niño se esforzara mas, pero no es una cuestión de esfuerzo, sino de tener un desarrollo  motor pleno, si el niño no está preparado no lo estará por mucho que lo forcemos, sino que conseguiremos el efecto contrario, con el añadido de que el niño sentirá una frustración que podrá tener durante toda la vida.

Existen también unos factores de riesgo que predisponen a sufrir los trastornos de eliminación, por ejemplo, estadísticamente los varones son más propensos que las niñas a padecer encopresis; de igual modo los menores con situación familiar o social complicada son más propensos a sufrir trastornos emocionales diversos, entre ellos  la encopresis.

El tratamiento que se utilizara en estos casos será un tratamiento psicoterapéutico, siendo uno de los componentes más importantes del tratamiento será la educación del niño y de sus padres. Debe hacerse especial hincapié en que el niño no desea la situación que está viviendo y seguramente se siente muy angustiado por lo que le sucede. También es recomendable  explicarles a los padres y a los niños, que este problema es más frecuente de lo que creen. El niño no se sentirá tan solo y los padres reafirman la idea de que es un problema, y no un capricho de sus hijos.

Aucal Business School

¿Qué medidas tomarías al respecto ante un niño con problemas de eliminación?

¿Que tratamiento seria el mas adecuado?

Formación relacionada

Máster en intervención social con menores en riesgo de exclusión

 

MÁS INFORMACION

– No se alarme por retrocesos en el comportamiento de los niños: https://www.guiainfantil.com/enuresis/consejos-padres-ninos-enuresis.htm

– Encopresis en niños tendría motivos psicológicos: https://www.informador.com.mx/suplementos/2015/589282/6/encopresis-en-ninos-tendria-motivos-psicologicos.htm

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + dieciocho =