Víctimas del sistema educativo

Muchos son los docentes que en los últimos tiempo están algo descontentos con el sistema educativo actual y lo intentan cambiara desde dentro, adoptándolo a los nuevos tiempos que vivimos. Profesores que ven la necesidad de una mayor influencia de los niños en los contenidos a aprender, puesto que son ellos hacia dónde van dirigidos los contenidos y los objetivos educativos.

El actual sistema está demasiado estructurado para introducirle la mayoría de cambios que serian necesarios para mejorar la educación, muchos contenidos, muchos deberes y pocos objetivos cumplidos. Los niños se pasan varias horas en la escuela, y cuándo salen deberían poner en práctica lo aprendido, no sentarse de nuevo en una silla a hacer más tareas no necesarias y vacías  de un contenido pedagógico especifico. Sin tiempo para ser niños y sin tiempo para la convivencia familia, puesto que las actividades extraescolares ocupan el resto de tiempo que les queda después de realizar las tareas.

¿Acaso los adultos terminamos nuestra jornada laboral y seguimos trabajando en casa? ¿ Tenemos vacaciones y nos llevamos trabajo que hacer? ¿Entonces porque a los niños si?

Hacer más deberes no hace niños más inteligentes ni más capaces, sino que hace niños más estresados y cansados.

El Gobierno y la oposición tienen el deber de racionalizar los horarios para favorecer la convivencia familiar y los padres tienen el deber de no sobrecargar a sus hijos con un exceso de actividades; esto es lo que debería cambiar. Todos deberíamos entender que un niño no se educa solamente en el colegio y que los resultados académicos son un reflejo de lo que está ocurriendo en un país. Cargar el profesorado el deber de que los niños sean excelentes es injusto.

Muchos docentes justifican los trabajos que mandan a los escolares como una excusa para que los niños pasen más tiempo con sus padres, porque no nos engañemos, son los padres quienes realizan la mayoría de tareas de sus hijos, por la complejidad de estas o por la dificultad que conllevan. Pero deberían dar opción a cada familia a escoger como quieren pasar ese tiempo libre en familia, donde todo tiempo en conjunto es enriquecedor. Quien defiende los deberes alega que es una manera en la cual los niños creen un habito de estudio, sin entender que esto es algo que no se impone, sino que se va haciendo, pero sin necesidad de forzar.

Lo que tenemos que entender también es que sacar buenas notas no es sinónimo de ser mas o menos inteligente. La educación se debe caracterizar por la calidad, no por la cantidad.

¿Es mas inteligente quién mejores notas tiene?

¿Tienen los niños tiempo de ser niños?

Área Social y de Ayuda a la Comunidad de Aucal

MÁS INFORMACIÓN:

El profesor del siglo XXI tiene que enseñar lo que no sabe: https://economia.elpais.com/economia/2017/01/15/actualidad/1484514194_176496.html

Los deberes deben incentivar la curiosidad: https://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/los-deberes-deben-incentivar-curiosidad_1138387.html

 

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 4 =