Nutrición y Diabetes – parte II

En ocasiones, se tiende a simplificar la alimentación de los diabéticos, dando una atención exclusiva a los hidratos de carbono, olvidando el resto de nutrientes. A pesar de reconocer la importancia de los hidratos de carbono en la diabetes, es preciso tener en cuenta el resto de nutrientes, claves en la alimentación de cualquier persona.

Un tema controvertido es el tratamiento nutricional de la Diabetes tipo 2

No existe un plan de alimentación que funcione para todas las personas con diabetes, pero sí existen  recursos para controlar la glucosa en sangre y ayudar a mantener un buen estado de salud.

  • El aporte de energía debe cubrir todos los gastos del organismo, sin olvidar los relacionados con la actividad física.
  • Las proteínas no elevan la glucemia y, por tanto, no necesitan un aporte extra de insulina. No obstante, su exceso puede influir sobre el peso corporal y ser la causa de otras muchas alteraciones del organismo. Las proteínas aportarán como máximo el 15% del total de calorías diarias.  En caso de nefropatía clínica se reducirá a 0,6 g/kg/día.
  • El control de los hidratos de carbono (HC) es esencial para mantener las glucemias dentro de la normalidad. Se deben conocer perfectamente aquellos alimentos que contienen hidratos de carbono y qué cantidad aportan las porciones consumidas habitualmente.

No todos los HC elevan el nivel de azúcar con la misma intensidad; la glucosa presente en la sangre a lo largo de la digestión depende del tipo de nutrientes que componen el alimento, de la cantidad de fibra presente e incluso de la forma de preparación o cocción.

La alimentación del diabético, debe ser rica en HC complejos o de absorción lenta (cereales, legumbres y tubérculos), los cuales han de proporcionar el 50-60% de la energía.  Las dietas ricas en HC protegen de la cetosis, contribuyen a estabilizar el control y permiten reducir el contenido de grasas. Cuidado especial en el consumo de fruta será consumida moderadamente y siempre acompañada de otros alimentos. Se evitarán los zumos ya que no aportan fibra ni otros nutrientes que hagan más lenta la absorción del azúcar.

Consejos nutricionales para la Diabetes

  • La fibra retrasa el vaciamiento gástrico y disminuye la absorción de los hidratos de carbono y los lípidos, reduciendo las glucemias postprandiales (nivel de glucosa tras las comidas). Se recomendará el consumo de alimentos ricos en fibra: verduras, legumbres, cereales integrales, etc.
  • Se recomienda controlar el consumo de grasas, solo deben aportar del 25 – 30% de la energía total diaria. Especialmente las saturadas y se aconseja el consumo de grasas insaturadas, especialmente el aceite de oliva y poliinsaturadas como el pescado azul.
  • Las necesidades de vitaminas y minerales son iguales en la diabetes que en la población general.
  • El consumo moderado de alcohol (< 30 g/día) no parece desaconsejable en los diabéticos, exceptuando cuando hay hipertrigliceridemia, neuropatía y en pacientes tratados con dosis altas de sulfonilureas. Debe tenerse en cuenta el aporte calórico del alcohol (7 kcal/g) y el contenido en HC de algunas bebidas (mejor vinos secos, cava brut nature). Hay que evitar su consumo fuera de las comidas.
  • Bebidas y refrescos embotellados pueden permitirse las bebidas tipo light o sin azúcar, algunas gaseosas, sodas e infusiones, pero la bebida más aconsejada es el agua.
  • Edulcorantes

Se aconsejarán edulcorantes no nutritivos, sacarina, ciclamato, aspartamo, acesulfame K y sucralosa , su consumo será moderado,  en exceso pueden ocasionar flatulencias o diarreas.

Además es importante tener en cuenta el reparto de las comidas a lo largo del día, la medicación y la actividad física desarrollada.


Formación profesional relacionada

Con el curso de Técnico en Dietética y Nutrición, el alumno conocerá el valor nutricional de los distintos alimentos y adquirirá conocimientos en anatomía, fisiología, fisiopatología y dietoperapia. Podrá gestionar y promover dietas alimenticias y contribuir con la salud y bienestar de las personas, así como participar en el proceso, desarrollo y promoción de nuevos productos en el mercado, formar parte de la producción y distribución el mismo.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

2 × dos =