¿Qué pasa si tengo malos hábitos alimenticios?

La alimentación es un tema que suscita polémicas y que se encuentra en boca de todos. Los  avances que han experimentado las ciencias de la alimentación y de la nutrición revelan la importancia que tiene llevar a cabo una alimentación adecuada como una de las mejores vías de promoción de la salud y del bienestar físico y emocional. Pero lejos de dejarnos llevar por impulsos y modas pasajeras es importante tener un conocimiento y estudio adecuado de esta materia.

La OMS alerta de que 6 de los 10 riesgos actuales de mayor perjuicio para la salud están relacionados de forma directa con la alimentación.

Los organismos y sociedades científicas no dudan en atribuir a los hábitos alimenticios un importante peso específico en los condicionantes o determinantes de la salud.

En las culturas y civilizaciones más antiguas quedó plasmada en frases de contundente significado como “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento”, atribuida Hipócrates, el maestro o “padre de la Medicina.

La alimentación está muy relacionada con la salud, la esperanza de vida y especialmente con la calidad de esta esperanza de vida. De las causas patológicas que suponen pérdida de años de vida sana con respecto a las expectativas, el 41% responde a enfermedades que tienen un componente nutricional muy importante, como enfermedades cardiovasculares (61%) o diabetes mellitus (5%), junto con algunos cánceres y tumores (32%) y deficiencias nutricionales (2%).

El estudio sobre los alimentos y los nutrientes que los componen, nos permite conocer más sobre las funciones que desempeñan dentro de nuestro organismo y descubrir nuevas propiedades de los alimentos.

Cuando hablamos de alimentación no hay que olvidar la relación que los hábitos alimentarios mantienen con la salud. Cada estudio, cada investigación,  reafirma la idea de que la dieta más adecuada es aquella que tiene en cuenta todas las condiciones que nos caracterizan como personas educadas en una cultura determinada, con hábitos alimenticios concretos, gustos, estado de salud, costumbres e ideales, actividad física y estilos de vida diferentes. 

No existe una dieta ideal que sirva para todo el mundo, pero sí un criterio universal en cuanto al tipo de alimentos que deben consumirse dentro de la dieta cotidiana, lo que por un lado garantiza que se cubren las necesidades energéticas y nutritivas de la totalidad de las personas que componen una población sana, y por otro, colabora en la prevención de ciertas alteraciones y enfermedades relacionadas con desequilibrios alimentarios. 

Reflexión final

No es lo mismo adquirir patrones para seguir una alimentación equilibrada que pensar que una dieta de adelgazamiento agresiva es lo más saludable porque vemos que bajamos de peso.

¿Tienes conciencia de la importancia de la alimentación?

¿Consideras que estás haciendo una buena tarea con respecto a este tema?

Formación relacionada
Con el curso de Técnico en Dietética y Nutrición, el alumno conocerá el valor nutricional de los distintos alimentos y adquirirá conocimientos en anatomía, fisiología, fisiopatología y dietoperapia. Podrá gestionar y promover dietas alimenticias y contribuir con la salud y bienestar de las personas, así como participar en el proceso, desarrollo y promoción de nuevos productos en el mercado, formar parte de la producción y distribución el mismo.
Acerca del Autor….
Licenciada en Ciencia y Tecnología de los alimentos, Máster Mujeres y Salud; y Máster Superior Prevención Riesgos Laborales Higiene Industrial, Ergonomía y Seguridad.
Desde hace 17 años desarrolla su carrera profesional como consultor Alimentario y Nutricionista de centros asistenciales, Profesora del Máster de Dietética y Nutrición de Aucal Business School.
LlinkedIn: https://www.linkedin.com/elena-somolinos

5 comentarios

    1. Gracias Raquel por tu comentario, nos motiva mucho más para seguir adelante con nuestro proyecto e informar a la gente los detalles más importantes del área de Nutrición. Saludos, estamos a tu disposición.

  1. Se ha puesto demasiado de moda el hacer determinados tipos de dietas, cuando lo único que funciona en el largo plazo es el mantener un estilo de vida y de alimentación sana en nuestro día a día y no para determinadas fechas del año como por ejemplo el verano, hay que cuidar nuestro cuerpo porque no vamos a vivir en ningún otro!!

    1. ¡Que buen comentario! Tienes toda la razón y ojalá toda la gente pudiese pensar así. A tener una vida sana de mente y cuerpo es nuestra invitación diaria desde nuestro blog y formaciones que están pensadas en esa base. Te enviamos un abrazo.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

catorce + Ocho =