Afasia

Afasia: una compleja disfunción del habla y del lenguaje

Las funciones cerebrales superiores, como el lenguaje, dependen del trabajo concertado de todo un grupo de zonas corticales y estructuras subcorticales, cada una de las cuales aporta su propia función al resultado final. La lesión de uno de los componentes del sistema funcional complejo alterará todo el sistema de forma específica. La afasia es provocada por esta lesión, por eso, es importante el diagnóstico claro y una terapia integral.

 Significado y características

La afasia es un problema médico causado por un daño en las partes del cerebro responsables del lenguaje. En la mayoría de las personas, estas áreas están del lado izquierdo del cerebro. Por lo general, la afasia ocurre de repente. A menudo es resultado de una lesión en la cabeza o un ataque al cerebro. También puede desarrollarse poco a poco, como en el caso de un tumor en el cerebro o una enfermedad neurológica progresiva. El trastorno afecta la comprensión de lo que dicen los demás, así como el habla. También afecta la lectura y escritura. La afasia puede aparecer junto con algunos trastornos del habla tales como la disartria o la apraxia del habla. Estos también son resultado de un daño en el cerebro.

Se debe a un problema en los centros del lenguaje de la corteza cerebral y los ganglios basales, o en las vías de la sustancia blanca que los conectan. Su diagnóstico es clínico, muchas veces mediante las pruebas neuropsicológicas, con imágenes del cerebro (TC, RM) para identificar la causa. El pronóstico depende de la causa, la extensión del daño y la edad del paciente. No existe un tratamiento específico, aunque la terapia fonoaudiológica puede favorecer la recuperación.

Las áreas corticales responsables de la función del lenguaje incluyen:

  • El lóbulo temporal posterosuperior (que contiene el área de Wernicke).
  • El lóbulo parietal inferior adyacente.
  • La porción posteroinferior del lóbulo frontal inmediatamente por delante de la corteza motora (área de Broca).
  • Las conexiones subcorticales entre esas regiones.

La lesión de cualquier parte de esta región más o menos triangular (p. ej., por un infarto, un tumor, un traumatismo o una degeneración) interfiere con algunos aspectos de la función del lenguaje.

Tipos de afasia

Afasia de recepción (sensitiva, fluente o de Wernicke)

Los pacientes no pueden comprender las palabras ni reconocer los símbolos auditivos, visuales ni táctiles. Es causada por un trastorno del giro temporal posterosuperior del hemisferio dominante para el lenguaje (área de Wernicke). Muchas veces se presenta también una alexia (pérdida de la capacidad para leer las palabras).

Los pacientes con afasia de Wernicke pronuncian palabras con fluidez, muchas veces incluyendo fonemas sin sentido, pero no conocen su significado ni sus relaciones. El resultado es un revoltijo de palabras o “ensalada de palabras”. Los pacientes suelen ser conscientes de que su discurso es incomprensible para los demás.

La comprensión auditiva y escrita está deteriorada. Los pacientes cometen errores en la lectura (alexia). La escritura es fluida, pero tiene muchos errores y tiende a carecer de palabras sustantivas (agrafia fluida).

La afasia de Wernicke está acompañada por un corte en el campo visual derecho porque la vía visual está cerca del área afectada.

Afasia de expresión (motora, no fluente o de Broca)

Se altera la capacidad para producir palabras, pero la comprensión y la capacidad para conceptualizar están relativamente preservadas. Se debe a un trastorno que afecta el área frontal o frontoparietal izquierda dominante, que incluye el área de Broca. A menudo produce agrafia (pérdida de la capacidad para escribir) y deterioro de la lectura oral.

Los pacientes con afasia de Broca pueden comprender y conceptualizar relativamente bien, pero su capacidad para formar palabras está alterada. En general, el deterioro afecta la producción del habla y la escritura (agrafia no fluente, disgrafia), lo que va a frustrar seriamente todo intento del paciente por comunicarse. Sin embargo, la comunicación oral y escrita tiene sentido para el paciente.

La afasia de Broca puede incluir un deterioro de la prosodia y la repetición, además de anomia. La escritura está deteriorada.

¿Cómo se diagnostica la afasia?

Lo más común es que el médico que trata a la persona por la lesión en el cerebro sea quien primero reconozca que tiene afasia. A la mayoría de las personas les harán una resonancia magnética o tomografía computarizada para confirmar la lesión en el cerebro y conocer su ubicación exacta. Por lo general, el médico también evalúa la capacidad de comprender y producir el lenguaje, haciendo pruebas para ver cómo la persona sigue órdenes, contesta preguntas, nombra objetos y mantiene una conversación.

Si el médico sospecha la afasia, generalmente recomienda que el paciente vaya a un patólogo del habla-lenguaje o fonoaudiólogo. El patólogo hace un examen integral de las capacidades de comunicación de la persona. El examen incluye una evaluación detallada de la capacidad de la persona para hablar, expresar ideas, llevar una conversación social, entender el idioma, leer y escribir.

La terapia de la afasia tiene como objetivo mejorar la capacidad de la persona para comunicarse, ayudándola a usar las habilidades del lenguaje que le quedan, recuperar la capacidad para hablar lo más posible, y aprender otras formas de comunicación, tales como gestos, imágenes o el uso de dispositivos electrónicos.

La terapia individual se centra en las necesidades específicas de la persona, mientras que la terapia de grupo, da la oportunidad de utilizar las nuevas habilidades de comunicación con un grupo pequeño de personas.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.nidcd.nih.gov/es/espanol/afasia

https://www.msdmanuals.com/es-mx/professional/trastornos-neurol%C3%B3gicos/funci%C3%B3n-y-disfunci%C3%B3n-de-los-l%C3%B3bulos-cerebrales/afasia


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.html

 

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 4 =