Aprendizaje

Aprender en pandemia: Desafío docente y familiar en un contexto vulnerable

La actual crisis sanitaria ha generado una transformación forzosa en todos quienes forman parte de una comunidad educativa y el proceso ha sido desafiante, agotador y con escaso apoyo central.

Los primeros obstáculos para la educación online

Las condiciones educativas actuales han provocado la necesidad de que, tanto docentes como alumnos y sus familias; se adecúen rápidamente a una realidad ajena al contexto habitual. Los puntos más relevantes y que requieren acciones inmediatas son: la capacitación docente, el acceso a redes digitales, adecuación y orientación familiar y recursos económicos adicionales.

Al inicio de este proceso, se generó el primer obstáculo; la mayoría de los docentes que llevan años en un aula no manejaban herramientas digitales, siendo necesario, en un breve periodo de tiempo, capacitarlos en esta área. Sin embargo, esto debió realizarlo cada comunidad a su manera, ya que los lineamientos gubernamentales no identificaban esto como un problema real y urgente.

A la vez, el acceso a redes digitales no es igualitario, lo que provoca un doble caos; por una parte, trabajos online y, por otro lado, guías impresas o escritas en el cuaderno. Con esta presión, los docentes debieron auto formarse en la utilización de plataformas digitales y, en paralelo, orientar a los alumnos y familias en el uso de las mismas, generando retraso escolar y brechas significativas en la supuesta “educación igualitaria y de calidad”.

Finalmente, los recursos económicos adicionales no existen y cada escuela está presionada a generar un espacio seguro para retornar a clases presenciales. La mayoría de las familias no están dispuestas a esto y es comprensible dado el riesgo que esto conlleva, pero a la vez, en una sociedad escasamente digitalizada, las clases presenciales son el pilar de la educación.

Un ejemplo de Educación desigual

En Chile, según el sondeo realizado por el Colegio de profesores, cerca del 50% de los niños no tuvo acceso a educación online, siendo necesario que los profesores asistieran al hogar para entregar la información, explicar la materia a las familias y a los niños, escribir tareas en sus cuadernos y volver a revisarlos, usando recursos propios. Si esta situación sucede en un país en “vías de desarrollo o subdesarrollado”, no se debe analizar mucho la situación precaria de países con menos recursos.

Uno de los modelos planteados para mejorar la situación educativa actual es el semi presencial, es decir, clases presenciales y online, dividiendo al curso y turnando su asistencia al establecimiento, si es así de todos modos requieren infraestructura digital y otros recursos de acceso.

Las últimas encuestas y los testimonios de diversos alumnos de escuelas públicas y subvencionadas, dan a conocer un dato preocupante: la mayoría de los alumnos afirma no haber aprendido nada desde el inicio de la pandemia, situación que genera un retraso escolar revelador y perjudicial, sobre todo para aquellos que inician su proceso lecto escritor. Situación distinta en establecimientos particulares pagados, donde la tecnología y los recursos permiten desarrollar un modelo educativo online y se debe destacar que estos estudiantes son desde pequeños iniciados en el mundo tecnológico.

Aprendizaje

Salud mental v/s Educación presencial

El papel fundamental que han desempeñado los docentes y especialistas de cada escuela, es la contención emocional, siendo necesario priorizar la salud mental, ya que muchas familias sufrieron repercusiones a nivel económico, por perdida de trabajo, cierre de empresas y suspensión de contratos laborales, pasando a un segundo plano el aprendizaje de sus hijos, situación que debe ser comprendida y trabajada desde la escuela, ya que puede provocar como consecuencia la deserción escolar, sobre todo en el alumnado de educación secundaria o media, por la necesidad de trabajar para sus familias. Imagínense toda la carga emocional y laboral de una escuela.

El escenario chileno se repite en varios países. Los gobiernos que viven ésta situación deben adecuarse a su realidad. Si no existe la infraestructura y recursos adicionales para implementar un retorno a clases, estos deben generar lineamientos comunes para todas las escuelas, reforzar la educación a distancia y los directivos deben verificar que se cumplan los objetivos institucionales en el aprendizaje. Sin estos puntos relevantes, la brecha educacional será enorme y difícil de superar.

La Educación en España frente al Covid-19

Al igual que en muchos países, España no ha estado ajeno a las dificultades de enseñar y aprender en este escenario incierto. Gracias a un estudio de la OCDE (organización para la cooperación y el desarrollo económico), se han detectado aspectos fundamentales a mejorar para fortalecer el sistema educativo: destinar más recursos públicos, reducir ratios en las escuelas, mejorar la formación digital en los docentes, contratar y formar nuevos docentes, reducir el déficit de estudiantes en bachillerato, reforzar el aprendizaje basado en el trabajo, reinventar y digitalizar los centros educativos, universitarios y de formación. Por lo expuesto, la realidad no difiere de otros países, siendo lo principal la inyección de recursos y el perfeccionamiento docente.

Espero que la experiencia del 2020 impacte positivamente en las medidas que se implementarán este año, para subsanar, en parte, los errores identificados.


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado (c) en Educación Inclusiva.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://www.educaweb.com/noticia/2020/09/09/educacion-espana-covid-19-aspectos-mejorar-segun-ocde-19295/

https://interferencia.cl/articulos/volver-clases-la-dificil-tarea-de-las-escuelas-vulnerables


Oferta formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas en la cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.html

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + diecisiete =