moda de los patinetes eléctricos

La moda de los patinetes eléctricos… ¿Un buen regalo para los niños?

Muchos nos estamos preguntando si los patinetes eléctricos son un regalo bueno para los niños. Sobre todo, cuando en época de reyes o navidades suelen hacerse este tipo de regalos, lo que convierte al patinete eléctrico, en la nueva moda para facilitar su movilidad.

No obstante, creemos que el patinete eléctrico puede ser un buen regalo siempre y cuando pueda ser controlado, cumpla todas las condiciones necesarias para su funcionamiento y, atención a la nueva normativa para 2019, donde podría ser necesario tener un seguro para patinetes eléctricos.

¿Qué es el patinete eléctrico?

Un patinete eléctrico, como su nombre lo sugiere, es un tipo de vehículo que funciona gracias a la electricidad. A diferencia de los medios de transporte convencionales que funcionan con gasolina o diésel, los patinetes eléctricos no necesitan combustible.

 

Consisten de un motor y una batería que van juntos. La batería se carga en cualquier enchufe de casa. Una vez cargada, la batería sirve de “combustible” para el motor del patinete, permitiendo que éste se mueva. Dependiendo de la potencia de la batería (medida en Vatios o “W”), el motor tendrá mayor o menor fuerza.

 

Para controlar la velocidad, los patinetes eléctricos tienen un botón en el manillar que funciona como acelerador. Para frenar tiene un freno de manillar similar a los que tienen las bicicletas.

Recomendaciones de uso para los niños del patinete eléctrico

Mientras que las ordenanzas se aprueban y la legislación queda clara, el uso de patinetes eléctricos debe hacerse bajo la responsabilidad de los padres. Por ese motivo conviene tener claras unas recomendaciones para evitar sustos a bordo de estos medios:

 

Edad recomendada: según las Academia Americana de Pediatría (AAP), los niños menores de 10 años no deberían utilizar monopatines.

 

Mantenimiento: es importante cuidar bien el aparato en sí para evitar que sufra desperfectos y pueda sufrir fallos durante su uso.

 

Protección: es vital que los menores siempre disfruten de estos patinetes con casco, rodilleras, coderas y cualquier otro elemento que pueda prevenir cualquier fractura en caso de caída.

 

Velocidad: nunca debería exceder de 20 km/hora por eso lo recomendable para evitar tentaciones es que los aparatos que controlen los menores no puedan pasar de esa velocidad.

 

Tener contratado un buen seguro: los seguros para patinetes eléctricos es más que recomendable porque nunca sabemos lo que puede pasar. Tener controlada la situación para garantizar la salud de los más pequeños de la casa debería ser una obligación y no una opción.

 

Un comentario

  1. Un pequeño inciso al artículo : En España ya tenemos normativa al respecto del uso de patinetes eléctricos por niños. Concretamente, son los Ayuntamientos los encargados de redactarla y de regular la circulación de este tipo de vehículos. Se puede obtener más información en: https://patiele.es/normativa-patinete-electrico-2020/

    Y sí, un patinete eléctrico es un gran regalo para un niño. Fomenta su educación vial, desarrolla su responsabilidad y además es divertido y educativo.

    Saludos.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =