Los Huérfanos olvidados

La cifra de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas aumenta en unos niveles que empiezan a ser preocupantes, si bien preocupantes han sido siempre más incrementa esta preocupación a medida que pasa el tiempo, puesto que la información y la concienciación es mayor. Esta acción deja huérfanos a muchos niños, huérfanos porque su madre ya no está y porque su padre pasara muchos años en prisión. Lo normal es que la custodia de estos niños pase a algún familiar cercano, pero es algo que el familiar deberá solicitar. En ocasiones hay casos complicados, donde los únicos familiares son los abuelos, gente mayor que quizás no sepa gestionar de la manera correcta esa situación, la perdida y la asunción de esa responsabilidad.

Los menores pasan por una serie de estadios, que dependiendo de su edad podrán asumir de la mejor o peor manera. Su núcleo familiar, su mundo se ha desvanecido y ahora deben aprender a vivir otra realidad que no pensaron vivir; existen muchos casos donde el padre, a pesar de estar en prisión por el asesinato de la madre, sigue teniendo la patria potestad, y las familias, sobre todo la de la asesinada, sufren por ello. No es fácil estar ante una situación así, ver como tu hija, tu hermana, ya no está y que sus hijos aun estén en manos del asesino.

Recientemente ha salido en los medios el caso de un señor contando su largo camino para conseguir la custodia de su sobrina, hija de una hermana que fue asesinada por su pareja y padre de la menor, vive con él y su mujer, pero ellos quieren adoptar a la niña y legalizar la situación. Historias duras y tan cotidianas que asustan, porque se están normalizando situaciones que no lo son. Los niños que no tienen la suerte de tener familiares que se hagan cargo irán a un centro, por lo cual el cambio será mayor para ellos. Son los huérfanos olvidados, los grandes perjudicados de la tragedia.

Contra la violencia de género se ha adoptado medidas, de concienciación, de protección, pero se ve que no es suficiente; paro lo que viene después de ese asesinato, que es proteger  a los menores involucrados si es más fácil de hacer, facilitando las cosas y los procesos, y dándoles a esos menores todo el amparo que se pueda, para que dentro de su tragedia puedan vivir una vida lo más normal posible como niños que son. Porque el sistema no facilita las situaciones que se nos presentan a lo largo de nuestra vida. Y esto debemos luchar para que cambie.

¿Consideras normal que en un caso de violencia machista donde la madre es asesinada la custodia siga en manos del asesino por ser el padre?

¿Qué medidas se pueden adoptar para frenar esta lacra social?

MÁS INFORMACIÓN:

  • El calvario de David para adoptar a su sobrina, testigo de cómo su padre asesinó a su madre: https://www.elmundo.es/sociedad/2017/03/07/58be84da268e3e677b8b45e1.html
  • Cuatro huérfanos por violencia de género reciben las becas Soledad Cazorla: https://politica.elpais.com/politica/2016/07/18/actualidad/1468854308_195113.html

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 8 =