trabajo en equipo

Trabajo en equipo del profesorado: elemento crucial en las escuelas

Un equipo docente coordinado y cohesionado con una misión en común, es fundamental para el logro de los objetivos, pero en muchas comunidades las dificultades que enfrentan bloquean el trabajo en equipo. Veamos las ventajas de la colaboración entre docentes y cómo fomentarla.

¿Qué es el trabajo en equipo?

El trabajo colaborativo o en equipo, es una metodología fundamental de los enfoques actuales de desarrollo profesional docente y su esencia es que profesoras y profesores “estudien, compartan experiencias, analicen e investiguen juntos acerca de sus prácticas pedagógicas, en un contexto institucional y social determinado” (Vaillant, 2016, p. 11).

En experiencias de carácter colaborativo, los docentes tienen la oportunidad de dialogar y reflexionar entre ellos y/o con otros miembros de la comunidad educativa, detectando necesidades, pensando la mejor manera de abordarlas, compartiendo experiencias y tomando decisiones con el fin último de apoyar el aprendizaje de los estudiantes.

La efectividad del trabajo en equipo no se reduce a la cantidad de reuniones que se realicen o a la duración de estas, sino, a la profundidad de las relaciones que se crean y la forma en que la cooperación se extiende a toda la escuela facilitando su mejora continua.

Existen elementos claves para trabajar colaborativamente:

  • Definir un objetivo común en el grupo, que responda a necesidades y desafíos de sus prácticas pedagógicas.
  • Asumir la responsabilidad individual y compartida para alcanzar ese objetivo.
  • Asegurar la participación activa y comprometida de todos los miembros.
  • Promover relaciones simétricas y recíprocas en el grupo.
  • Desarrollar interacciones basadas en el diálogo y la reflexión pedagógica.
  • Llevar a cabo encuentros frecuentes y continuos en el tiempo.

Algunas ventajas de promover el trabajo docente en equipo

  1. Aumenta las probabilidades de encontrar soluciones frente a los desafíos del aula

Las experiencias de aula son complejas y están marcadas por contingencias que muchas veces los docentes intentan resolver de manera individual. Sin embargo, cuando estas situaciones se abordan de forma colaborativa, aumentan las probabilidades de encontrar más y mejores soluciones para favorecer los aprendizajes de los estudiantes (Valliant, 2016).

2. Genera cohesión y sinergia en el equipo docente

El trabajo colaborativo fomenta que profesoras y profesores reflexionen, debatan y contrasten sus puntos de vistas de forma continua, llegando a acuerdos que les permiten extender y unificar criterios pedagógicos.

3. Optimiza el uso del tiempo y de los recursos

Se puede compartir la cantidad y la presión de trabajo, y al mismo tiempo, sacar más provecho de los recursos y saberes que existen en la escuela, siempre y cuando se haga correctamente, para que los docentes no sientan que significaría más trabajo.

Además, se observarán repercusiones positivas en distintos grupos:

Estudiantes: Con el trabajo coordinado de los docentes, los estudiantes percibirían una coherencia en los métodos que se aplican y en los criterios que se emplean para evaluar sus aprendizajes.

Familia:  La preocupación de las familias en cada cambio de curso acerca de “quién les tocará este año” es un síntoma de que queda mucho por hacer en un centro en cuanto al trabajo en equipo del profesorado. Cuando existe una buena coordinación entre docentes y un proyecto compartido, esta inquietud de las familias simplemente carece de sentido.

Equipos directivos y docentes:  los equipos directivos deben facilitar espacios y tiempos a los docentes para que, respetando sus convenios laborales, puedan reunirse de manera regular. Con una buena organización, son incontables las tareas que se pueden ahorrar los docentes. La reflexión compartida permitirá detectar buenas prácticas y ayudar a desaprender otras obsoletas o ineficaces en el contexto actual.

 

Las dificultades del profesorado

Ciertamente, un equipo docente y una comunidad educativa tienen objetivos comunes, pero muchas veces lograr la coordinación necesaria para realizar las acciones en conjunto es difícil, ya que la labor docente no sólo contempla este fin, sino que también deben realizar su trabajo individual que requiere la ocupación de mucho tiempo.

En general, los profesores manifiestan trabajar en equipo mucho menos de lo que consideran necesario y suelen aducir diversos motivos que les impiden o dificultan la realización de esta tarea, por ejemplo, la confección de planificaciones y de material pedagógico, largas horas de trabajo en aula, horario limitado para trabajo colaborativo, realización de informes y revisión de pruebas o exámenes, actividades que además deben realizarlas fuera de su horario laboral, entre otras.

Para enfrentar estas dificultades, la comunidad educativa debe realizar cambios significativos para favorecer el trabajo en equipo que beneficiará a los estudiantes, pero a la vez es necesario que las autoridades permitan la flexibilización y que cada comunidad tome sus decisiones en forma autónoma en cuanto a la organización y distribución del tiempo.


Enlaces sugeridos:

https://www.cpeip.cl/wp-content/uploads/2019/03/trabajo-colaborativo_marzo2019.pdf

https://practicareflexiva.pro/trabajo-equipo-del-profesorado/

Colección “Ideas clave”, Serie Formación y desarrollo profesional del profesorado: “14 ideas clave: el trabajo en equipo del profesorado”, Ana López Hernández. Editorial Graó, Barcelona, España.


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =