Nutrición y Diabetes – parte I

¿Qué es la Diabetes mellitus (DM)?

Alteración metabólica caracterizada por la presencia de hiperglucemia crónica que se acompaña, en mayor o menor medida, de modificaciones en el metabolismo de los hidratos de carbono, de las proteínas y de los lípidos. El origen y la etiología de la Diabetes pueden ser muy diversos, pero conllevan inexorablemente la existencia de alteraciones en la secreción de insulina, en la sensibilidad a la acción de la hormona o bien en ambas en algún momento de su historia natural.

La Diabetes no es un proceso inerte sino que constituye una entidad en continua evolución. Su severidad puede mantenerse, mejorar o empeorar, y el grado de control metabólico estar íntimamente ligado a la propia historia natural de la enfermedad o al tratamiento considerado como idóneo en cada momento.

¿Qué es la Diabetes mellitus tipo 2 o DM2?

Esta forma de DM corresponde a lo que anteriormente se denominaba diabetes mellitus no insulinodependiente o del adulto, entendiéndose adulto, por encima de los 30 años. Cada vez son más frecuentes los casos de DM2 diagnosticados en jóvenes, adolescentes y niños. La DM2 supone el 80-90% de todos los casos de DM, afecta a un 6-10% de la población española.

Existe una serie de premisas que caracterizan la patogenia de la DM2:

– Una entidad con una fisiopatología y traducción clínicas heterogéneas.

– Se encuentra determinada por componentes genéticos y ambientales.

– Su herencia es poligénica (varios genes contribuyen a su expresión y está abarca un gran rango).

-Existen determinantes genéticos diabetogénicos: esenciales, específicos de diabetes pero no suficientes por sí solos para generar la enfermedad (genes que determinan defectos en la sensibilidad a la insulina y genes que determinan defectos en la secreción de insulina) y aquellos determinantes genéticos relacionados con la diabetes: no esenciales, no específicos de diabetes pero relacionados con ella y no suficientes por sí solos para producir la enfermedad (obesidad, distribución de la adiposidad, longevidad, estrés, etc.).

– Los defectos en la sensibilidad y en la secreción de insulina suelen coexistir, ambos son fenómenos importantes en la fisiopatología de la enfermedad y se encuentran determinados genéticamente de forma directa y modulados por factores adquiridos.

– Una gran proporción de los pacientes con DM2 son obesos (80%) y la obesidad, especialmente la abdominal, genera per se resistencia a la insulina y está bajo control genético. Sin embargo, la DM2 también puede diagnosticarse en sujetos no obesos, especialmente en ancianos.

Para conseguir un buen control de la diabetes, es muy importante conocer las características nutricionales de los alimentos.

Cuanto mayor sea el conocimiento sobre los alimentos, su contenido en hidratos de carbono y su relación con la insulina, mejor podrá ser el control de la diabetes. Además permitirá conseguir una mayor libertad en la alimentación de cada paciente.

En la siguiente entrada profundizaremos sobre el tratamiento nutricional para diabéticos.


Formación profesional relacionada

Conoce el valor nutricional de los distintos alimentos y adquiere profundos conocimientos en anatomía, fisiología, fisiopatología y dietoperapia con el Máster en Nutrición, de doble titulación. Podrás gestionar y promover dietas alimenticias y contribuir con la salud y bienestar de las personas, además estudiarás acerca de la importancia de la nutrición deportiva, así como participar en el proceso, desarrollo y promoción de nuevos productos en el mercado, formar parte de la producción y distribución de los mismos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

tres × cinco =