Aprendizaje basado en la investigación: estrategia educativa para el desarrollo de competencias

Las estrategias educativas se han trasformado o actualizado en estos tiempos de constantes cambios, en donde el desarrollo de competencias y habilidades es el centro de la enseñanza. El aprendizaje basado en la investigación (ABI) es una buena alternativa si se quiere fomentar la curiosidad y hacer del alumno, el eje de su propio aprendizaje.

¿Qué es el aprendizaje basado en la investigación?

El ABI es una técnica didáctica que tiene el objetivo de relacionar las enseñanzas que se brindan en el aula, con técnicas y metodologías de investigación, que permiten que los estudiantes puedan, a la par de su formación, desarrollar competencias y habilidades de análisis, reflexión y argumentación. Esta herramienta de aprendizaje vincula los contenidos de las unidades de formación con información teórica y práctica recabada directamente por los estudiantes, permitiéndoles ser partícipes de la construcción del conocimiento.

Es un enfoque didáctico que permite hacer uso de la aplicación de estrategias de enseñanza y aprendizaje que tiene como propósito conectar la investigación con la enseñanza bajo la supervisión del profesor. Puede ser utilizada como complemento de otras técnicas didácticas tales como: aprendizaje basado en problemas, aprendizaje orientado a proyectos, aprendizaje colaborativo, estudio de casos, entre otras; y como estrategia didáctica es aplicable a cualquier disciplina.

La aplicación de ABI en ambientes de aprendizaje permite la incorporación parcial o total del estudiante en una investigación basada en métodos científicos, apoyada en metodología disciplinaria o interdisciplinaria para investigar una hipótesis, problema o pregunta de investigación.

El ABI fomenta múltiples aprendizajes como, por ejemplo:

▪ Colaboración en equipos interdisciplinares.

▪ Pensamiento crítico.

▪ Capacidad de investigación.

▪ Aprendizaje autodirigido.

▪ Sensibilidad y capacidad perceptiva de los fenómenos científicos, humanísticos y socioculturales.

Además, fomenta el desarrollo de competencias trasversales como: el emprendimiento innovador, inteligencia social, compromiso ético y ciudadano, razonamiento para la complejidad y la comunicación.

Implementación del ABI en el aula

Para obtener los beneficios de esta estrategia, es importante ir adecuando las etapas de este a la realidad o contexto de los estudiantes y a sus gustos e intereses, manteniendo el equilibrio con los objetivos de enseñanza que se plantee el docente. Las etapas son las siguientes:

  1. Identificar problemas o situaciones problemáticas que requieren investigación. Son los propios estudiantes los encargados de buscar problemáticas que quieran solucionar o investigar, siendo el docente un facilitador y orientador de ellos para que obtengan los resultados esperados.
  2. Estructurar el problema. Como es una estrategia basada en la investigación, la metodología científica debe utilizarse para estructurar el tema o el problema que quieren investigar.
  3. Teorizar acerca de posibles soluciones. Es importante que los estudiantes, utilizando la creatividad y su ingenio, sean capaces de teorizar las conclusiones o soluciones que pueden encontrar en el camino de la investigación.
  4. Escoger una metodología para investigar alternativas de solución. En este punto, el rol del profesor es importante para que los estudiantes conozcan las diversas metodologías que existen para investigar y para que puedan escoger la mas adecuada para su trabajo.
  5. Generar evidencias con base en la investigación. Esto le entregará peso y validez al trabajo que realicen.
  6. Analizar información o datos. Es importante que los alumnos puedan analizar, comparar, diferenciar y generar conclusiones en base a los datos encontrados en su investigación.
  7. Utilizar pensamiento inductivo e hipotético-deductivo.
  8. Formular inferencias y conclusiones mediante un proceso de investigación con rigor científico. Este punto y el anterior hace la diferencia con otras estrategias actuales, como el aprendizaje basado en proyectos o basado en problemas, ya que el ABI requiere la utilización del rigor de la metodología científica, los otros tipos de aprendizajes no lo utilizan necesariamente.

Los roles del profesor y del estudiante

El profesor debe:

  • Retroalimentar el trabajo del alumno constantemente.
  • Motivar, guiar y establecer las metas y estrategias.
  • Facilitar los contenidos.
  • Supervisar las actividades y el procedimiento del alumno.
  • Proponer la temática de investigación, se encarga de asegurar que exista una relación clara entre los objetivos de aprendizaje.

El alumno debe:

  • Formular preguntas relevantes y analizar información o datos, a través del pensamiento inductivo y deductivo.
  • Identificar problemas o situaciones que requieren investigación.
  • Realizar tareas prácticas de organización, colaboración, transporte, reparto, vigilancia.

¿Cómo es la evaluación del ABI?

-Modalidad: Individual.

-Instrumentos: Rúbrica y lista de cotejo, autoevaluación y coevaluación.

-Criterios:

  • Conocimientos (conocimiento disciplinar, metodologías, diseño de instrumentos para la recolección de información).
  • Habilidades (aplicación de métodos de investigación, análisis crítico para la interpretación de los resultados).
  • Actitudes (compromiso, honestidad en los resultados y fuentes consultadas).

Esta estrategia educativa puede ser utilizada en muchas asignaturas y con diversos temas, es importante que el profesor utilice a favor los intereses de los alumnos, que fomente la curiosidad, motivar a los estudiantes y felicitar sus avances y logros. Así mismo, los equipos directivos y los encargados de establecimientos deben fomentar la capacitación docente en estrategias innovadoras para que la clase expositiva del profesor no sea el eje de la enseñanza en estos tiempos de cambios.


Fuentes utilizadas en este artículo:

https://innovacioneducativa.tec.mx/wp-content/uploads/PDF/aprendizaje_activo4-0/Formato_Definicionycaracteristicas_Abi.pdf

https://observatorio.tec.mx/edu-bits-blog/aprendizaje-basado-en-investigacion


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado en Educación Inclusiva.


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.html

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + catorce =