desarrollo afectivo

Desarrollo afectivo en la infancia: aspecto clave para el manejo de emociones

El desarrollo cognitivo está profundamente relacionado con el desarrollo afectivo, estos se influyen mutuamente y, hoy más que nunca, debemos hacer hincapié en lograr el equilibrio entre ambos procesos para formar niños integrales y con las herramientas necesarias para desenvolverse adecuadamente.

 Las influencias más significativas

Sabemos que durante la infancia, los modelos a seguir son muy importantes para el desarrollo afectivo y conductual, afectando directamente en el desarrollo cognitivo, ya que se va moldeando la forma de percibir el mundo y el cómo aprendemos de lo que nos rodea.

En la mayoría de los casos, la familia es el primer influyente significativo en los niños, claramente no para todos, ya que muchos crecen fuera de un núcleo familiar que pueda entregar un soporte afectivo positivo.

La familia debe entregar ejemplos de afectividad y de modelos conductuales, que logren desarrollar en el niño un andamiaje sólido y coherente, para que éste perciba que su contexto es seguro, para seguir adquiriendo conocimientos que fortalezcan su desarrollo cognoscitivo. Los aspectos a los que la familia le tome importancia serán igual de importantes para el niño. Por ejemplo, si los padres demuestran con argumentos y con conductas claras que estudiar es importante y necesario para surgir en la vida, el niño aprenderá a valorar la escuela y las oportunidades que ofrece.

 

Otra influencia importante es la de sus pares. Como forma de adaptación, el niño quiere pertenecer a un grupo y las características de éste serán importantes en su forma de percibir, aprender y en la manera de reaccionar frente a acontecimientos y conocimientos nuevos. Durante todo su crecimiento esta influencia será relevante, sobre todo en la adolescencia, ya que es una etapa en donde buscan su propia personalidad, quieren desmarcarse de su familia y desean indagar en las opciones que tienen a su alcance. La afectividad que entreguen sus pares influencia en las habilidades sociales, la seguridad en sí mismo y en la inteligencia o comprensión intra e interpersonal.

La escuela también es un agente influenciador, y uno importante, ya que es el contexto que entrega mayor información y muy diversa, mezclando relaciones sociales, el desarrollo de habilidades, la transmisión de conocimiento general y especifico, todo esto utilizando la afectividad y motivación como motor para aprender. Sin este motor, el aprendizaje no tendrá significado e impacto real en los estudiantes.

La calidad de las interacciones influirá directamente en la forma de percibir el contexto, de interpretar las relaciones humanas, en la capacidad de reconocer y expresar adecuadamente las emociones y en el aprendizaje efectivo.

Las teorías del desarrollo afectivo

Las teorías más conocidas sobre el desarrollo infantil pertenecen a: Freud, Erikson, Piaget, Vygotsky y Bandura. Aunque hoy en día no son todas tan aceptadas y tienen críticas en varios aspectos, debemos valorar que iniciaron el camino para comprender el progreso del ser humano.

Teoría psicoanalítica del desarrollo infantil de Freud. El padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, se centra en el inconsciente y la formación del ego, y también, en que las experiencias de la infancia influyen en el desarrollo del niño. Describe 5 etapas psicosexuales: oral, anal, fálica, latencia y genital. Las edades de cada etapa pueden estar desfasadas hoy en día, pero cada una de ellas explica el impacto positivo o negativo de las vivencias durante la niñez. Es una teoría considerada muy básica hoy en día, pero aquella base puede ser, para algunos, importante de conocer.

Teoría del desarrollo psicosocial de Erikson. Está teoría es aceptada por la psicología del desarrollo y propone 8 estadios psicosociales: confianza v/s desconfianza; autonomía v/s vergüenza y duda; iniciativa v/s culpa; laboriosidad v/s inferioridad, exploración de la identidad v/s difusión de la identidad; intimidad v/s aislamiento; generatividad v/s estancamiento; integridad del yo v/s desesperación. La resolución de los diferentes estadios da pie a la adquisición de una serie de competencias, que ayudan a resolver las metas que se presentarán durante la siguiente etapa vital. De esta manera se produce el crecimiento psicológico. Si el niño, joven o adulto consigue superar las etapas adecuadamente, sufrirá una afectación positiva en su funcionamiento general.

Teoría del aprendizaje de Piaget. El padre del constructivismo, propone 4 etapas: sensorio-motora, preoperacional, operaciones concretas y operaciones formales. También se considera una teoría desfasada, ya que hoy entendemos que la influencia del medio y otras personas del entorno, afectan directamente en el desarrollo de las etapas del ser humano y no se puede ser rígido en las definiciones. Aun así, es una teoría importante dentro del campo psicológico.

Teoría sociocultural de Vygostky. Es una de las más importantes dentro del campo educativo en relación al aprendizaje. Vygotsky concluye que el aprendizaje se plantea mediante las interacciones sociales, con el apoyo de alguien más experto. Esta teoría es importante para poder entender el aprendizaje colaborativo y para saber más sobre la influencia del entorno sociocultural en el desarrollo cognoscitivo de los niños. Además, un concepto importante que plantea esta teoría es el de “zona de desarrollo próximo”, en el cual se basan las actuales metodologías de enseñanza efectivas.

Teoría del aprendizaje social de Albert Bandura. Además de resaltar la importancia de las expectativas y los refuerzos intrínsecos, como un sentimiento de orgullo, satisfacción y logro, en la motivación de los seres humanos, en su teoría destaca que los niños aprenden nuevas conductas a partir de la observación de otras personas. Mediante la observación de las acciones de los demás, incluidos los padres y los compañeros, los niños desarrollan nuevas habilidades y adquieren nueva información.

Como vemos, las teorías han ido evolucionando y adaptándose a los cambios sociales, por los nuevos conocimientos que existen en el área neurológica y psicológica. Gracias a estas presunciones, se ha logrado crear diferentes y variados métodos de enseñanza. Pero, hay que tener en cuenta que todo parte por casa. Una niñez sólida en aprendizaje social, contención emocional, influencias positivas y un adecuado manejo de emociones, permitirá desarrollar un individuo afectivamente competente, con las habilidades necesarias para lograr un equilibrio personal y así aprender adecuadamente.


Acerca de la Autora

 

 

 

 

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado (c) en Educación Inclusiva.


Fuentes utilizadas para este artículo:

https://psicologiaymente.com/desarrollo/psicologia-desarrollo-teorias


Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.html

 

 

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + Diez =